Web cultural desde hace 11 años. Administrada por María Cabal e Inés Díaz Arriero. Hace 5 años se cambió el nombre de este humilde espacio y se mudó todo el contenido a la web actual. Sabemos que todo cuesta tiempo, trabajo y esfuerzo, así que encontrarás opiniones realizadas con todo el respeto y educación del mundo, entrevistas realizadas a personas de diversos ámbitos culturales, crónicas de eventos, etc. Somos un altavoz y colaboramos con diversas editoriales, productoras, instituciones, etc. No cobramos nada y todo lo hacemos por amor al arte y a la cultura, así que ¡Gracias por pasarte por nuestro humilde espacio y seguir Paseando a Miss Cultura

OPINION DE UN PASO ADELANTE DE CÉDRIC KLAPISCH

Élise, de 26 años, es una gran bailarina clásica. Se ve obligada a dejar de bailar tras sufrir una lesión en una función. A partir de ese momento, su vida da un vuelco y Élise deberá aprender a reconstruirse... La vida de Élise discurre entre París y Bretaña donde vive encuentros, experiencias y también decepciones y esperanzas que le llevan a conocer una compañía de danza contemporánea. Esta nueva forma de bailar le permitirá dar un nuevo impulso a su vida descubriendo una nueva forma de vivir.


Cédric Klapisch es uno de mis directores favoritos. De hecho, le he podido entrevistar en dos ocasiones distintas. Sus películas son maravillosas y creo que con un paso adelante ha dado un gran salto al vacío.
En sus películas las relaciones son importantes y son un pilar central de todo lo que crea, pero en esta ocasión el director, como que hace de la danza, ese nexo de unión, ese pilar que eran las relaciones. Ha hecho algo peculiar y mágico. Cédric Klapisch hace producciones de personas, sobre personas y con personas como protagonistas, pero la danza como forma de vida, como manera de ganarse el pan, como ese talón de Aquiles me ha gustado.

Muchas veces y muchas personas no tienen plan B, porque viven de su pasión, están enamorados de lo que hacen, pero la vida es caprichosa y en algunos momentos, nos ponen todo por lo que hemos trabajado y vivido patas arriba.
El personaje de Élise me ha parecido autentico, de esos personajes que luchan contra ellos mismos para hacerse entenderse, que nadan contracorriente y salen a flote. Es que Élise me ha parecido un personaje muy humano.

La danza como personaje silencioso, pero importante. Se trata el tema de la paternidad en solitario, del duelo, de quedarse estancado en el pasado de una forma original y, de hecho, pensé que no era esencial para comprender a los personajes, pero si, es una de las raíces profundas de un paso adelante.
Las coreografías de la producción son otro vértice.  Podemos pensar que son sólo saltos, giros y demás, pero en un paso adelante cuentan una historia desde otra perspectiva, desde el movimiento, desde ese silencio. Esa danza que es capaz de transmitir el estado de ánimo de Élise y como gracias a esta disciplina, se sigue encontrando a sí misma.
Admiro a los personajes secundarios de Cédric Klapisch y como hacen que la historia vaya hacia un lado, hacia otro lado o tome un cariz diferente a la idea principal.

La historia se sitúa más en Bretaña que, en Paris, pero es que tenemos que conocer a Élise en dos instantes distintos, en dos épocas diferentes y su perspectiva de la vida, de la danza, del amor...
Las películas del director siempre tienen ese toque divertido e irónico con algún personaje histriónico u que se sale de lo común y no va a ser diferente en un paso adelante.
En todas las películas de Cédric Klapisch veo luz al final del túnel, ya que son películas muy humanas, con personas para nada estereotipados y con muchos dilemas.
Me encanta ver cualquier cosa que haga Cédric, ya que todo lo que toca es único.

Comentarios