17 ago. 2018

Opinión de Te espero en algún lugar de Te Carter


Atormentada durante la escuela, Ellie comienza su primer año en el instituto bajo una nueva perspectiva: no necesita ser popular, solo fundirse con el color de las paredes. Pero sucede lo impensable y Ellie se encuentra atrapada entre dos mundos tras una agresión brutal. Ella no fue la primera víctima y ahora ve que sucede una y otra vez. Trata de aferrarse a sus recuerdos más felices para poder soportar los días más fríos, esperando a que alguien la encuentre. El problema es que nadie busca a una chica que siempre pasó desapercibida.






Te espero en cualquier lugar es una novela que trata el tema de las violaciones. Ha sido una lectura bastante dura y que creo que es imposible que deje indiferente a nadie. Yo he sentido rabia y pena a partes iguales, porque la historia de Ellie es una de esas historias que son noticia porque suceden a diario en cualquier lugar del mundo, no hace falta irnos a un pueblo en ruinas, y que desgraciadamente van a seguir pasando mientras que la sociedad y la justicia no cambien.

La novela está narrada en primera persona por Ellie. Ella nos va explicando todos los sucesos que propiciaron que acabase violada y asesinada. Para ello va saltando en el tiempo, de un modo bastante arbitrario, hablándonos de su pasado, del tiempo antes de su desaparición, de lo que sigue sucediendo una vez que ella ya no está y de todas las personas que la han rodeado a lo largo de su vida. Que sea ella la narradora me ha parecido interesante porque es raro escuchar este tipo de historias de boca de la víctima y, además, la voz de Ellie es tan inocente que consigue conmover aún más, si cabe. Ellie apenas tiene quince años y proviene de una familia desestructurada. Es una chica insegura, que siempre ha sido blanco de burlas y que está desesperada por conseguir que alguien la quiera. Es un personaje que me ha roto por dentro, de verdad.

Como puntos negativos debo mencionar que el ritmo se me ha hecho demasiado lento y en ocasiones algo repetitivo, pues me daba la sensación de que había cosas que ya había leído antes. Por otro lado, aunque el libro tiene el objetivo de ofrecer una ventana abierta a la esperanza para las víctimas de violaciones, yo no he conseguido verlo así. Me ha pasado un poco como con la serie de Por Trece Razones: una vez más, se demuestra que la justicia es un despropósito y que las chicas que se atreven a denunciar, al final, se enfrentan a un proceso de lo más estresante para nada. Supongo que la esperanza queda en las personas buenas que hacen lo posible por ayudarlas, aunque me hubiera gustado que se profundizara más en esto porque me ha faltado poder sentirlo más.

El libro está pensado para ir mucho más allá de una lectura. Además de los cincuenta y dos capítulos que forman la historia, incluye también una nota de la autora y una guía de debate como sugerencia para analizar la novela en un aula, un grupo de lectura o algo similar.

Te espero en algún lugar es una de esas novelas que creo que son necesarias, que hablan sobre temas delicados e incómodos que ponen la piel de gallina a pesar de estar ya «acostumbrados» a convivir con ellos en las noticias o en los periódicos. Supongo que influye el hecho de estarlo escuchando directamente de boca de la víctima, cosa que casi nunca es posible desgraciadamente porque, por lo general, de un modo u otro, se las acaba silenciando. Y, de alguna manera, Te Carter les ha dado voz a través de Ellie.

—Opinión de Inés Diaz Arriero—
8 ago. 2018

Opinión de Zénit de Sasha Alsberg y Lindsay Cummings


Conocida como la Baronesa Sangrienta, la capitana Androma Racella y su heterogénea tripulación de piratas espaciales recorren la galaxia de Mirabel aceptando cualquier trabajo de dudosa reputación que les permita mantenerse con vida. Pero cuando una misión de rutina se complica y queda a merced de un sádico cazarrecompensas relacionado con el pasado de Andi, la tripulación del Saqueador es coaccionada para embarcarse en un peligroso viaje que podría restaurar el orden de su nave o desatar una guerra con la capacidad de extinguir los mundos.








Zénit es la primera parte de la Bilogía de Androma, escrita a cuatro manos por Sasha Alsberg y Lindsay Cummings.

Androma es una superviviente. Cuando era apenas una adolescente, tuvo que huir de su planeta y aprender a apañárselas sola para conseguir comida. Ahora viaja en su nave junto con su tripulación de saqueadoras y trabaja haciendo recados turbios para ganar dinero. Este fuerte instinto de supervivencia le ha convertido a ojos de los demás en una asesina sanguinaria que va dejando cadáveres tras ella sin ningún tipo de remordimiento. Sin embargo, Androma es una persona, también tiene sentimientos y pasa los días atormentada por el recuerdo del gravísimo error que destrozó toda su existencia.

La trama principal se centra en la nueva misión que debe aceptar Androma, a cambio de una atrayente compensación. A su alrededor hay varias tramas que se van entrelazando para crear una novela llena de acción, traiciones, tecnologías futuristas, secretos, lealtad, guerra e incluso amor.

Para situar todo esto en un escenario, las autoras han creado un mundo en el espacio, en una galaxia dividida en varios sistemas. Cada uno de estos sistemas está formado por diversos planetas con sus propias peculiaridades tanto a nivel geográfico, como antropológico, etnológico, social o político. Es un mundo muy complicado, pero lo bueno es que no nos lo intentan soltar todo al principio, sino que el libro comienza ya directamente con la acción (una persecución, en concreto) y las descripciones del escenario se van dando poco a poco entre medias de la historia para no restar ritmo a la trama.

Nos encontramos con un narrador en tercera persona que me ha parecido original porque en lugar de centrarse solo en la protagonista, en cada capítulo sigue a uno de los personajes, en función de lo que toque contar. Este recurso creo que enriquece mucho la narración porque permite conocer los distintos puntos de vista, así como el pasado y los pensamientos íntimos de todos los que intervienen en el desarrollo de la trama.

Otra cosa que me ha gustado mucho ha sido la tripulación del Saqueador. Las cuatro son mujeres fuertes, independientes, a las que el mundo ha tratado mal y aun así no necesitan a nadie que las salve. Pero, además de esto, las autoras no han caído en lo fácil y han creado mujeres fuertes que no por ello renuncian a su feminidad, que les gusta arreglarse y leer novelas románticas tanto como vivir aventuras y crear municiones potentes. No digo que arreglarse y la novela romántica sean rasgos que hacen que una mujer sea femenina; hay millones de mujeres diferentes y, en este caso, las saqueadoras demuestran que ser valiente y femenina no está reñido, que vestir de rosa no te hace más débil, ni tener los brazos llenos de músculos, menos femenina.

A pesar de lo gordo que es (más de seiscientas páginas) la lectura se me ha hecho muy ágil, no sólo por la acción de la trama, sino por la propia estructura del libro, con capítulos muy cortos y esa variación de personajes que rompe la monotonía. Sí que es cierto que la última parte me pareció un poco más lenta, pero aun así no me aburrí en ningún momento.

Zenit ha sido una lectura que me ha mantenido enganchada desde el principio, uno de esos libros que cogía en cada minuto libre que tenía, aunque fuera para leer un capítulo. Es una novela que se desarrolla en un mundo complejo, con varias tramas que se entrelazan, con saltos al pasado y personajes bien definidos. Me ha dejado con muchas ganas de más.

—Opinión de Inés Díaz Arriero—

4 ago. 2018

Opinión de mentes poderosas de Jennifer Yuh Nelson

Cuando unos adolescentes desarrollan misteriosamente unas poderosas habilidades, son declarados una amenaza por el gobierno y detenidos. Con dieciséis años, Ruby, una de las jóvenes más poderosas que jamás se han encontrado, escapa de su encierro y se une a un grupo de adolescentes fugitivos que buscan un refugio seguro. Pronto su nueva familia se da cuenta de que, en un mundo en el que los adultos en el poder les han traicionado, escapar no es suficiente, y deberán iniciar una resistencia usando sus poderes para volver a tener el control de su futuro.

-ESTRENO 10 DE AGOSTO- 










Mentes poderosas basado en el libro de Alexandra Bracken y ya sabéis que cuando veo una adaptación de novela al cine me olvido de lo que leí.
Con esta película me pareció algo muy curioso y es que hacía mucho que me leí el libro y esta adaptación me sirvió para refrescar la memoria pero ahora os cuento que me pareció.
Creo que las personas se quedarán con la superficie pero lo bueno de esta película y porque me gusto aunque hubo momentos que se me hicieron lentos pero que fueron enmendados con buena dosis de acción y con buenas actuaciones.

Película entretenida, perfecta para el verano, con personajes/actores bien perfilados y con buenas interpretaciones.
Con algunos diálogos que no dejarán indiferente ( a mi personalmente no lo hicieron) que tratan algunos temas interesantes de forma no superficial y si tocando un poco en profundidad.
El crecer rápido de muchos niños/as sin sus padres, el tema de la segregación por colores /peligrosidad y otros factores hacen que esta película sea muy interesante.

Otra de las cosas que me gustaron es como Ruby la protagonista, se aferra a objetos, a recuerdos, a cosas que no la hacen olvidar quien es ella y lo que quiere aunque en un principio no lo tenga claro.
Es un viaje a lo desconocido, hacía "enemigos de tus enemigos..." a decisiones que si las tomas mal repercutirán en tu futuro...
Película con momentos de efectos visuales y especiales geniales pero que no abusan de ellos por azar o porque sea genial, están equilibrados con la narración de la historia.

Todos los personajes son geniales, el público adolescente disfrutará y no sabrá con que protagonista quedarse.
Pese a que el ritmo a veces baja, personalmente me ha gustado bastante más de lo que esperaba y tiene momentos divertidos, serios, tristes...hay para todos los gustos y colores.
Ojalá no sea una de estas películas que hacen y no siguen porque el final deja con ganas de más tanto si has leído el libro como si pasas de leerlo.
Una película ideal para este verano.
30 jul. 2018

Opinión de Deep State


Un hombre que cree que se ha retirado del MI6 es convocado de nuevo para hacer un trabajo más y así recuperar su vida, solo para descubrir que este trabajo puede significar que no tiene vida a la que regresar.

Deep State es una serie que seguro que habrá pasado desapercibida para más de una persona. Yo he tenido y tengo la suerte de seguirla y estar al día de la mano de la plataforma Sky gracias a su Sky Box.
Esta serie de Fox que se puede ver todos los jueves en la noche tiene 8 episodios y en cada uno de ellos la trama va dando giros constantemente sin quedarse parada en un solo instante.
Si que es verdad que en el primer episodio los "flashbacks" son un recurso habitual y esencial para  dar mucho dinamismo a las tramas, pero esta forma de narrar se dejó de ver conforme la trama iba avanzando y los episodios iban pasando.
En los siguientes episodios veremos tramas paralelas pero en distintos puntos del mundo.

Aunque hay una trama central, el resto de "subtramas" por así decirlo a su vez son muy importantes y es que creo que es de las pocas series que conozco en la que las tramas secundarias y la trama principal son igual de importantes y si te pierdes el más mínimo detalle de alguna conversación, de algún dato, te perdiste del todo.

El personaje de Max Easton y el de su mujer en dos puntos opuestos a lo que son y a los que se dedican son dos protagonistas fuertes y cada uno a su manera "lideres reales". A su vez tenemos por otro lado al señor White y al resto de su séquito que se creen lideres pero nada más lejos de la realidad son los "lideres a la sombra" y luego están esos lideres que se debaten entre hacer lo correcto o mirar para otro lado.

Deep State navega por aguas turbulentas y profundas, por lugares insospechados con aliados poco comunes.
También esta serie lo que me gusta de ella es como se ve lo que ocurre o lo que es Max bajo varios prismas e ojos.
Las acciones suceden y como espectador puedes saber algunas cosas que no todas antes que los personajes y hacer tus apuestas y tus cabalas...
Es también interesante como en esta serie no es "pro nadie" es decir no como otras series que se posicionaban claramente a favor o en contra de unos u otros.
Deep State engancha no solo por la credibilidad de los hechos también por las actuaciones.
27 jul. 2018

Opinión de La llamada del crepúsculo de Sarah Lark


Un lago insondable.
Una antigua leyenda del pasado.
Un chico rubio con ojos tan azules como el crepúsculo.
El verano en que su madre se marcha de viaje, Viola aprovecha para visitar a su padre en Irlanda. Aunque echa mucho de menos a sus seres queridos, pronto hace amigos y se adapta a su nueva vida. Además, un día, cerca del lago, conoce a un apuesto y enigmático chico, Ahi, por quien se siente atraída desde el primer momento. Pero hay algo extraño en él, y Viola siente que no es un ser humano normal.
¿Cuál es el secreto que se esconde tras su magnética personalidad?
Viola se adentra cada vez más en la vorágine de este amor imposible y prohibido, un amor que le pone en peligro mortal...






La madre de Viola tiene que salir del país unos meses por cuestiones de trabajo y envía a su hija a Irlanda a vivir con su padre y su nueva familia en el  camping que regentan. Allí tendrá que adaptarse a las costumbres de un nuevo país y lidiar con un chico que aparece de pronto misteriosamente y que la cautivará hasta límites insanos.

La llamada del crepúsculo es una novela juvenil de fantasía romántica. Podría haber estado muy bien, pero no ha sido en absoluto lo que me esperaba.

La novela está narrada en tercera persona, aunque el narrador sigue casi únicamente los pasos de Viola. Por esto, me ha sorprendido bastante que el lector apenas pueda conocerla en realidad.

Viola es la protagonista absoluta de la historia y en cambio no está nada bien definida. Hasta bien entrada la novela es imposible saber su edad, porque igual se podría pensar que es una preadolescente como que es una chica de dieciocho a punto de terminar el instituto. Al principio se dice que está obsesionada con los videojuegos, aunque luego esto parece que se olvida, y que lo único que le importa en la vida es tener Internet. Me ha resultado imposible empatizar con ella porque, aparte de que no la he entendido en la mayoría de las ocasiones, es una persona egoísta y una celosa patológica.
 
El protagonista masculino, que unas veces se llama Ahi y otras Ali, es un ser que nos presentan como perfecto: guapo, dulce, misterioso, inteligente, con capacidades artísticas, una estrella del deporte… pero que en realidad es dependiente y en cierto sentido manipulador.

En general, estos dos protagonistas no me han gustado nada pero, por suerte, los personajes secundarios salvan un poco la historia y son los que realmente merecen la pena. Casi diría que están mejor caracterizados que los principales. 

Para mí, la mejor ha sido Katja, la mejor amiga de Viola, que es la que pone sentido común a la locura de la trama. A pesar de los feos y los maltratos que le proporciona su «amiga» a lo largo de las páginas, ella se da cuenta de que algo va muy mal, se preocupa y trata de ayudarla a salir de ahí.

De todos modos, casi todos los personajes se tratan mal entre sí por defecto y la relación sentimental entre los protagonistas es de lo más tóxico que he leído en los últimos tiempos. No en vano, me resulta curioso que en el título aparezca la palabra crepúsculo, ya que en cierto modo me ha recordado a la famosa saga de vampiros.

Lo que sí me ha gustado mucho y ha salvado puntos en la valoración final ha sido la ambientación. Ahí se nota que la autora tiene mucha experiencia y es capaz de trasladarnos a los bosques y lagos de Irlanda con todo lujo de detalles. Los colores, los sonidos, el modo en el que el clima afecta a los paisajes… todo ello unido en descripciones preciosas que me ayudaban a regresar a la historia cuando había perdido el interés.

También me ha parecido muy interesante que introduzca en la historia un poco de la mitología y la cultura tradicional irlandesa.

La llamada del crepúsculo es la primera incursión de Sarah Lark en la literatura juvenil y me aventuraría a decir que no es una gran lectora de este género. La historia empieza bien, pero se va volviendo más enrevesada y lenta a medida que avanza. Además de estar llena de clichés, el estilo me ha resultado un poco extraño, no sé si es cosa de la traducción o del texto original, pero es como si hubieran tratado de simplificarlo para cumplir el mito de que la literatura juvenil tiene que ser fácil. Desde luego, no me ha dado sensación de estar escrito por una autora consagrada. No ha sido una lectura para mí y me da pena porque en principio tenía buenos ingredientes para convertirse en una historia bonita e interesante.

—Opinión de Inés Díaz Arriero—