Web cultural desde hace 11 años. Administrada por María Cabal e Inés Díaz Arriero. Hace 5 años se cambió el nombre de este humilde espacio y se mudó todo el contenido a la web actual. Sabemos que todo cuesta tiempo, trabajo y esfuerzo, así que encontrarás opiniones realizadas con todo el respeto y educación del mundo, entrevistas realizadas a personas de diversos ámbitos culturales, crónicas de eventos, etc. Somos un altavoz y colaboramos con diversas editoriales, productoras, instituciones, etc. No cobramos nada y todo lo hacemos por amor al arte y a la cultura, así que ¡Gracias por pasarte por nuestro humilde espacio y seguir Paseando a Miss Cultura

OPINIÓN DE ENSAYO DE LA VIDA REAL DE ALEXA PAULETTE

«Había algo que no me cuadraba, algo que no encajaba, una pieza que no se cortó bien antes de embalar el rompecabezas que iba a ser mi cerebro de niño (y/o niña)». Ensayo de la vida real es la autobiografía ficcionada de Alexa, quien cuenta la historia del proceso que la llevó a conocerse y entenderse como una mujer, una mujer trans.
 








 


Me he leído ensayo de la vida real de Alexa Paulette y Rebeca Peña en varias fases o en varios periodos de tiempo, ya que no quería pisar el acelerador y perderme en el camino, así que cuando veía que una etapa se cerraba o cambiaba de escenario, pues quería parar, reflexionar y volver a sumergirme en esta lectura.
Escrito con una honestidad brutal e inusual me he sentido una lectora cotilla o que se metía por una ventana y era testigo de todo lo que ocurría.
Tengo amigos y amigas de Chile, me gusta el cine que hacen en este país, pero ensayo de la vida real me ha acercado a una narrativa diferente a la que estoy habituada y eso me ha gustado mucho, ya que he adorado salir de mi zona de confort y hacerlo con Alexa Paulette y Rebeca Peña ha sido todo un lujo.
Esta historia habla de lugares que marcaron a nuestra narradora, pero nos retrata a diferentes personas que la marcaron de un modo u otro, pero entre tanta oscuridad que podemos intuir y leer, siempre he encontrado una luz poderosa y contagiosa que me ha emocionado.


Me ha encantado la sinceridad que desprende este libro y la forma en la que se retrata muchos comportamientos machistas, así como a algunos personajes que en vez de buscar ayuda o cambiar, pues se centran en mirar ese pasado.
En ensayo de la vida real conforme vamos avanzando y vemos crecer a la protagonista a todos los niveles, en pocas ocasiones o en casi ninguna, vuelve la vista atrás, ya que lo que necesita es avanzar, crecer y encontrar esa luz que la haga brillar como se merece.
Me encantaría haber visto una familia diferente a la que me he encontrado, pero en la vida tiene que haber de todo, pero me ha resultado duro leer esas páginas en los que la madre hace su aparición estelar.
La protagonista se hace a sí misma y eso me ha resultado fascinante, ya que estaba con ansias de conocer hacía que lugar se dirigiría o que haría.

Es una historia que va a dar alas a muchas personas y eso es necesario, bonito y alentador. La narración de Alexa es poderosa, pero las ilustraciones de Rebeca Peña son tan reales que asustan, sobre todo las expresiones de los personajes, la forma en la que destaca alguna parte, pero para que el lector fije su mirada ahí y entienda. Rebeca y Alexa forman una simbiosis perfecta.
Ensayo de la vida real no endulza, ni edulcora nada y tengo la sensación de que la autora se sintió genial al terminar de escribir esta novela y eso se nota en las últimas páginas, ya que somos testigos de esa liberación, de poner punto y final a esta historia.
 

Ya sabéis que cuando un libro me gusta, me cuesta expresarme y me repito como el ajo, pero intentaré resumir en pocas palabras lo que he sentido al leerlo y como conclusión.
Miles de emociones se han agolpado en cada capítulo, en cada nuevo paso que daba la protagonista y ha sido una lectura apasionante, ya que quería que todo terminase bien, que consiguiese ser feliz, que lo que sentía lo sintiese libre de ataduras, de habladurías, de relaciones tóxicas, etc.
Ese punto y final me ha hecho suspirar y sonreír. Muy recomendado.

Comentarios