Web cultural desde hace 11 años. Administrada por María Cabal e Inés Díaz Arriero. Hace 5 años se cambió el nombre de este humilde espacio y se mudó todo el contenido a la web actual. Sabemos que todo cuesta tiempo, trabajo y esfuerzo, así que encontrarás opiniones realizadas con todo el respeto y educación del mundo, entrevistas realizadas a personas de diversos ámbitos culturales, crónicas de eventos, etc. Somos un altavoz y colaboramos con diversas editoriales, productoras, instituciones, etc. No cobramos nada y todo lo hacemos por amor al arte y a la cultura, así que ¡Gracias por pasarte por nuestro humilde espacio y seguir Paseando a Miss Cultura
Send me a hello :)
Write to
paseandoamisscultura@gmail.com
or use the form below:

Opinión de El concurso de los abuelos de Pablo C. Reyna


Dicen que el recierzo, el viento del valle de Espistao, provoca desgracias.

¿Podrán librarse sus habitantes de la antigua maldición?

Kiko, Angi, Tono y Carmen llevan todo el año preparándose para el gran concurso infantil.

Necesitan cinco abuelos para poder participar y ellos no tienen ninguno, pero la idea de poner un anuncio en internet lo cambiará todo.

Humor, secretos de familia y reúma en una aventura pirenaica.

 



En algún lugar de los Pirineos, se encuentra el valle de Espistao, una zona que, con el paso del tiempo, igual que muchas otras de España, quedó prácticamente deshabitada y olvidada a su suerte.

Por eso, cada verano, se crea tanta expectación en torno a las fiestas y al gran concurso infantil: es la esperanza de atraer la atención de inversores y turistas.

Bueno, por eso y por el goloso premio, que consiste en una jornada de multiaventura que saldrá por la tele y todo.

Y, por supuesto, por el orgullo de vencer a las otras pandillas.

Nuestros protagonistas son los Urbanitas, los niños que viven en la nueva urbanización, fundada por el joven magnate de la construcción, Jonathan Goldteeth. Angy, Kiko, Carmen y Tono llevan todo el año entrenando, estudiando y preparándose para el concurso infantil. No les cabe duda de que, en esta edición, por fin, serán ellos los vencedores.

Aunque, claro… las otras pandillas no se lo van a poner nada fácil. Sus competidores serán los Lugareños (pertenecientes a familias que llevan siglos viviendo en el pueblo), los Rurales (hijos de los ganaderos y agricultores del valle) y los Forasteros (que solo van por allí en vacaciones).

Y, de todos modos, tienen otro problema. El concurso ese verano está dedicado a los abuelos. Y los Urbanitas andan bastante escasos de ellos. ¿Conseguirán a tiempo cinco abuelos postizos junto a los que poder participar?

El concurso de los abuelos es una historia que aborda varios temas actuales e importantes a través de una trama muy entretenida y enmarcada en un ambiente festivo.

Nos encontramos en un pueblo que podría ser cualquiera de la España vaciada, donde los adultos luchan cada día por seguir adelante y mantener con vida ese lugar que llevan ocupando sus familias desde tantas generaciones atrás, a pesar de la falta de ayudas económicas y de los cambios en el clima que afectan a sus oficios.

Mientras tanto, los niños se centran en ser niños, en disfrutar de las vacaciones y en hacer todo lo posible por ganar el concurso infantil que tantísima ilusión les hace. Pero, además, descubrirán que, a pesar de la enorme brecha generacional entre ellos y sus nuevos abuelos adoptivos, tienen muchísimo que compartir, mucho que aprender y muchísimo que aportar los unos a los otros.

Una vez que conocemos a los personajes, la novela nos lleva a ser espectadores de cada una de las emocionantes (y locas) pruebas del concurso. Y, entre prueba y prueba, nos enteramos de unos cuantos secretos de los protagonistas. Te recomiendo que no te relajes hasta el final, porque hay varios giros de trama muy sorprendentes.

El estilo de Pablo C. Reyna es muy divertido, cercano, directo y ágil. Está lleno de toques de humor, bromas y ocurrencias que llenan de vidilla la trama. Pero también deja hueco a la ternura y se toma tiempo para mostrar lo especiales y necesarias que son las personas mayores. ¿Qué hay más valioso que un abuelo o una abuela? El personaje de la yaya Nieves y su imprescindible aportación al concurso me ha parecido precioso.

Eugenia Ábalos se ha encargado de ilustrar algunas de las escenas del libro, con su inconfundible estilo, tan personal y divertido. La escena del río es posiblemente mi favorita porque en ella están plasmadas las peculiaridades de cada uno de los personajes.

En resumen, El concurso de los abuelos ha sido una lectura divertida y tierna, que me ha hecho recordar aquellos veranos de la infancia. Un pueblecito, un entretenido juego de pruebas y un precioso homenaje a la figura de los abuelos.

Recomendado a partir de diez años.

Dejo por aquí el booktrailer que Loqueleo ha preparado para el libro:



Comentarios

Publicar un comentario

La nueva politica de privacidad donde encontrarás información acerca de comentarios, entradas...https://blog.paseandoamisscultura.com/2010/09/Contactme.html