Web cultural desde hace 11 años. Administrada por María Cabal e Inés Díaz Arriero. Hace 5 años se cambió el nombre de este humilde espacio y se mudó todo el contenido a la web actual. Sabemos que todo cuesta tiempo, trabajo y esfuerzo, así que encontrarás opiniones realizadas con todo el respeto y educación del mundo, entrevistas realizadas a personas de diversos ámbitos culturales, crónicas de eventos, etc. Somos un altavoz y colaboramos con diversas editoriales, productoras, instituciones, etc. No cobramos nada y todo lo hacemos por amor al arte y a la cultura, así que ¡Gracias por pasarte por nuestro humilde espacio y seguir Paseando a Miss Cultura
Send me a hello :)
Write to
paseandoamisscultura@gmail.com
or use the form below:

OPINIÓN DE I NOSTRI FANTASMI DE ALESSANDRO CAPITANI


Valerio y su hijo Carlo, de seis años, viven en la buhardilla de la casa de la que han sido desalojados. Cada vez que llegan nuevos inquilinos, los aterrorizan escenificando la presencia de fantasmas, con la esperanza de volver a vivir en el apartamento “de abajo”. Para Carlo es un juego que lo proteje de la vida miserable y de una madre ausente. Y durante un tiempo funciona, hasta que llega Myriam huyendo con la pequeña Emma de un marido violento. Pero ella a los fantasmas no les tiene miedo…






I nostri fantasmi de Alessandro Capitani me cautivó completamente. Una película que te tiene con un nudo en la garganta constante, te emociona y te hace sonreír.
Alessandro ha puesto frente a frente a dos personajes que cuando se miran se ven reflejados en los ojos del otro. Ambos personajes el de Myriam, Valerio y sus respectivos hijos son fantasmas que irán despojándose de esos miedos.

Asustar a los demás por parte de Carlo y Valerio es su forma de gritar al mundo y de llamar la atención, pero sin ser vistos o es lo que sentí al ver esta película.
Es una película muy entrañable y que cala hondo en el espectador, pero también tiene un guion muy valiente al tratar la violencia de género, los desahucios, la vejez, etc.

Ya sabéis que no me gusta mirar la sinopsis, ni el trailer, así que simplemente me dejé llevar por mi intuición, pero os confesaré que al principio de la película casi me da un infarto y pensé que me había equivocado de elección. Me llevé un gran susto y casi me subo a la lampara del techo, pero luego me fui relajando y disfrute de I nostri fantasmi.

Muchas producciones intentan tocar la fibra sensible y terminan utilizando las mismas formulas constantemente, pero en mi caso prefiero que sorprendan, que sean capaces de ser originales con la narración, con el guion, y esta película lo consigue desde la sencillez y desde las miradas de los niños junto a la de los adultos.
Cada uno mira la vida de un modo diferente, pero al mismo tiempo unen sus miradas para regalarnos momentos preciosos y entrañables.

Me emocioné en varias ocasiones y es que algunas escenas son preciosas y están narradas con tanta magia que exploté. Es bonito ver cómo el cine, la literatura, el teatro...te toca y te da alas para llorar, reír sin que nadie te juzgue.
Tenía miedo de que la casa dónde sucede toda la trama se quedase pequeña o que no cumpliese su función, pero esa casa es un personaje más de I nostri fantasmi y creo que tiene voz propia.
La naturalidad por parte del elenco es otro de los puntos fuertes de la película. Me creí gracias a sus miradas, a sus gestos y a sus palabras lo que querían trasmitir en ese momento.


El Festival de cine Italiano de Madrid es un gran catalizador y una genial alternativa para poder acercarnos a la producciones de nuestros amigos.
Siento que sólo nos llegan un 10% de las películas que se estrenan en Italia y me entristece, ya que es un cine capaz siempre de sorprenderme.
Si alguna vez os cruzáis con I nostri fantasmi, por favor, no la dejéis escapar. Se ha convertido en una de mis películas favoritas del 2021 y la volvería a ver.

Comentarios