Web cultural desde hace 11 años. Administrada por María Cabal e Inés Díaz Arriero. Hace 5 años se cambió el nombre de este humilde espacio y se mudó todo el contenido a la web actual. Sabemos que todo cuesta tiempo, trabajo y esfuerzo, así que encontrarás opiniones realizadas con todo el respeto y educación del mundo, entrevistas realizadas a personas de diversos ámbitos culturales, crónicas de eventos, etc. Somos un altavoz y colaboramos con diversas editoriales, productoras, instituciones, etc. No cobramos nada y todo lo hacemos por amor al arte y a la cultura, así que ¡Gracias por pasarte por nuestro humilde espacio y seguir Paseando a Miss Cultura

Opinión de Destructora de reinos de Victora Aveyard

Una extraña oscuridad crece en Allward. Incluso Corayne an-Amarat puede sentirlo, confinada en su pueblo al borde del mar. Para confirmarlo, un mítico inmortal y una implacable asesina aparecen inesperadamente para revelarle que es la última descendiente de un antiguo linaje con el poder de salvar el mundo de la destrucción.

Con el corazón envenenado y armado con una espada que no es suya, un hombre de ambición y locura desmedidas está formando un ejército como nunca antes se había visto. Y destruirá el reino con el fin de reclamarlo.

Poseedora de una magia desconocida por ella misma y con el destino del mundo sobre sus hombros, Corayne, junto a un grupo de reticentes aliados, se embarcará en un desesperado viaje para consumar una misión imposible.

*Traducción de Luis Carlos Fuentes Ávila.

 


Nada más abrir el libro, Victoria Aveyard nos suelta en una batalla de lo más sangrienta, donde parece que no va a salir nadie con vida. Este prólogo refleja el completo caos de la campaña bélica y juro que pensaba que no me estaba enterando de nada, porque ahí solo hacía que morir gente que yo no conocía y nombraban cosas que no sabía lo que eran.

Por suerte, seguí leyendo. Y, poco a poco, casi todo cobró sentido.

La trama de Destructora de Reinos sigue el viaje de dos bandos de un mismo conflicto.

Por un lado, tenemos al villano: Taristan, un poderoso y temible hombre con la misión de provocar una completa destrucción a través de la apertura de portales a otros mundos. En este sentido, me he quedado un poco con sensación de que no se profundiza demasiado en sus motivos, ni en la figura de «El que espera», pero tengo esperanzas en que se retome todo esto en los siguientes tomos.

En el polo opuesto tenemos a una pandilla de personajes que deben conducir a «la elegida» a través del mundo para tratar de detener el avance de Taristan y cerrar los portales mágicos antes de que sea demasiado tarde.

Es una novela de fantasía épica bastante clásica, con un accidentado viaje del héroe mientras trata de salvar el mundo de manos del villano, magia, personajes de distintas razas, criaturas fantásticas, conflictos, traiciones, alianzas y un mundo lleno de detalles.

Para mí lo mejor han sido los personajes y poder irlos conociendo poco a poco. Juntos forman una panda imprevisible de desterrados y por separado son todo lo contrario a lo que se espera de la figura típica del héroe.

En primer lugar, tenemos a Corayne, la hija de una temible pirata, que nunca ha salido del pueblo en el que vive. Conoce los mares mejor que nadie, pero jamás los ha surcado, así que está ansiosa por descubrir lo que de verdad hay más allá de la tierra firme a la que siempre ha estado atada. A pesar de ser «la elegida», como consecuencia de la sobreprotección de su madre, de momento es un personaje cándido y vulnerable, al que el resto tiene que proteger.

Andry es un escudero que se encuentra en el aprieto de decidir entre las obligaciones aprendidas y los valores que lleva dentro. Me ha parecido un personaje tierno y muy valiente por todo a lo que tienen que renunciar.

Sorasa Sarn es una asesina a sueldo (y mi preferida de este primer tomo). Astuta, fuerte, inmutable… dispuesta a hacer todo por salvar el mundo. O por salvarse a sí misma. Quiero saber mucho más de ella porque ya se ha visto que es un personaje mucho más complejo de lo que parecía al principio.

Por último, está Domacridham, un gigante inmortal, con una fuerza sobrehumana y un fondo adorable.

Para completar el grupo se unen a ellos una hechicera muy inquietante, un sacerdote falsificador de documentos y una temible cazarrecompensas.

La narración va siguiendo los puntos de vista de unos y otros, al principio por separado y después juntos. Me ha gustado que sean personajes complejos, con sus propias historias a la espalda, con pasados ocultos que poco a poco se empiezan a entrever, pero, sobre todo, que sean completamente imperfectos. Se equivocan, se muestran débiles, meten la pata, tienen malas intenciones, fracasan, salen heridos… y, con todo ello, la autora consigue que se vean humanos, creíbles.

La presentación del mundo se hace principalmente a través de dos recursos: por un lado, gracias a todo lo que saben los personajes acerca de sus territorios, ya que cada uno de ellos procede de un lugar distinto; y, por otro, a través, de lo que Corayne va descubriendo, pues escudriña de manera ansiosa cada detalle que se presenta ante sus ojos, ávida de conocer el mundo que su madre siempre le había negado.

Aunque sí que contiene escenas de acción, Destructora de reinos es un libro muy introductorio. La trama en sí misma no tiene demasiado peso, no pasan muchas cosas decisivas, sino que es más bien una sucesión de aventuras a lo largo del viaje inicial de los personajes, que permite conocerlos a ellos y la variedad de territorios que componen el mundo en el que se encuentran.

El ritmo es pausado, pero, a pesar de que tiene más de 600 páginas, personalmente el total no se me ha hecho largo ni pesado, aunque sí hubiera agradecido que contase con más capítulos, para que cada uno de ellos fuera más corto.

Nunca había leído a Victoria Aveyard, tengo pendiente su saga de La Reina Roja, así que no puedo comparar. Lo que sí puedo decir es que este primer acercamiento me ha dejado, en general, buen sabor de boca y que me he quedado con ganas de seguir conociendo a estos personajes y con expectativas de que, en lo que resta de trilogía, se me disipen las dudas que me ha sembrado este inicio.

La edición de Gran Travesía trae un mapa detalladísimo del mundo, que es una maravilla.


Opinión de Inés Díaz Arriero

Comentarios