Web cultural desde hace 11 años. Administrada por María Cabal e Inés Díaz Arriero. Hace 5 años se cambió el nombre de este humilde espacio y se mudó todo el contenido a la web actual. Sabemos que todo cuesta tiempo, trabajo y esfuerzo, así que encontrarás opiniones realizadas con todo el respeto y educación del mundo, entrevistas realizadas a personas de diversos ámbitos culturales, crónicas de eventos, etc. Somos un altavoz y colaboramos con diversas editoriales, productoras, instituciones, etc. No cobramos nada y todo lo hacemos por amor al arte y a la cultura, así que ¡Gracias por pasarte por nuestro humilde espacio y seguir Paseando a Miss Cultura
Send me a hello :)
Write to
paseandoamisscultura@gmail.com
or use the form below:

OPINIÓN DE EL PELICULERO DE VICTOR PARRADO


¡Víctor Parrado nos presenta un espectáculo en el que encontraréis mucho más que un monólogo!

Nos sorprenderá con un musical al más puro estilo Broadway basado en una historia auténtica, con una divertida improvisación que hará que cada función sea siempre diferente; un baile algo «apañao» y un canto horrible (no nos vengamos arriba ahora tampoco…). Todo esto y muchas más sorpresas en un marco cinematográfico muy especial: la Gala de los Oscar.


Reír hacia fuera es una terapia maravillosa y que he descubierto en el Peliculero.

Al principio fui de las personas que iban en plan uff, desconozco lo que voy a ver, y eso me da miedo, pero mi mente cambió conforme pasaban los segundos y es que Víctor Parrado se mete al público en el bolsillo con su monólogo que no sólo toca algunas películas icónicas e importantes, sino que también nos toca la fibra sensible poniéndose serio.


El peliculero toca al espectador de una forma u otra, es decir, cada uno y una de nosotros y nosotras se forma una película en nuestra cabeza de cada situación que plantea Víctor, de cada argumento que expone o de cada trailer o producción que aparece en la pantalla, porque cada persona tiene su historia, pero gracias a Víctor recordé que hay que dejar los problemas en la puerta, que hay que reír más, vivir cada instante y querer.



La interacción con el público fue una delicia y algo que noté de las personas que me rodeaban es que estaban con ganas de hablar, de querer compartir un trocito de ellas con el resto de personas, que no había miedos, ni pudor.

El humor que utiliza Víctor no tiene florituras de ningún tipo o clase, no tiene malicia, solamente quiere que ante tanto dolor, seriedad y todo lo que hemos pasado, nos olvidemos de todo.

Adoré los chistes elaborados que entran de forma natural y sin calzador en el texto de Víctor.

Mientras hago esta humilde opinión me doy cuenta de que en algunos momentos dentro del guion improvisaba, pero lo hace de esa forma o manera tan sutil que no me di cuenta.


El tema de la memoria y de los recuerdos son importantes y relevantes en el show, aunque no te des cuenta hasta que salgas y es un bonito homenaje a esas películas, esas personas y esos momentos de nuestra vida.


La recomiendo a todo el mundo, ya que el domingo había personas desde los 15 años hasta gente más mayor.

El peliculero es de esas maravillas que escuchas que hay en la cartelera madrileña, que te da un poco de miedo descubrir, pero al final sales encantada de la vida.

¡Muy recomendable! 

Comentarios