Web cultural desde hace 11 años. Administrada por María Cabal e Inés Díaz Arriero. Hace 5 años se cambió el nombre de este humilde espacio y se mudó todo el contenido a la web actual. Sabemos que todo cuesta tiempo, trabajo y esfuerzo, así que encontrarás opiniones realizadas con todo el respeto y educación del mundo, entrevistas realizadas a personas de diversos ámbitos culturales, crónicas de eventos, etc. Somos un altavoz y colaboramos con diversas editoriales, productoras, instituciones, etc. No cobramos nada y todo lo hacemos por amor al arte y a la cultura, así que ¡Gracias por pasarte por nuestro humilde espacio y seguir Paseando a Miss Cultura
Send me a hello :)
Write to
paseandoamisscultura@gmail.com
or use the form below:

OPINIÓN DE NIEVA EN BENIDORM DE ISABEL COIXET

Peter Riordan es un hombre solitario, maniático y metódico, obsesionado por los fenómenos meteorológicos. Cuando le dan la jubilación anticipada en el banco de Manchester en el que ha trabajado toda su vida decide visitar a su hermano, Daniel, que vive en Benidorm. A su llegada a la ciudad descubre que su hermano ha desaparecido y que éste era propietario de un club de burlesque donde trabaja Alex, una misteriosa mujer que ejerce una poderosa fascinación sobre él. Peter y Alex intentan averiguar qué ha sido de Daniel, ayudados por una policía obsesionada por la presencia de Sylvia Plath en los años cincuenta en Benidorm.


- ESTRENO 11 DE DICIEMBRE-



Nieva en Benidorm de Isabel Coixet era una película que me moría por ver. Me gusta la directora y su visión del cine y las historias que cuenta en cada proyecto que realiza.
Es verdad que entender esta producción no es sencillo porque Isabel ha creado una trama rocambolesca y llena de preguntas sin resolver al acabar la película.
Desconozco si Isabel quería hacer que el espectador pensase en mil cosas, aunque creo que es intencionado y no da puntadas sin hilo, porque creo que se necesitaría un nuevo visionado para llegar a unir todas las piezas del puzle, pero empecemos por el principio.

Conocemos a Peter Riordan un señor con un trabajo estable y una vida monótona al que jubilan de su banco anticipadamente, decide viajar y volver a ver a su hermano, pero observamos que la ausencia de su hermano no sólo es metafórica, también al llegar a Benidorm, se hace latente.
Es una historia de ausencias, de silencios cómodos e incomodos y de conversaciones de diversa índole.
Al principio Peter se preguntaba ¿dónde estará mi hermano? , pero conforme van pasando los minutos, el hermano parece estar en un segundo plano.
Al espectador le va a interesar la relación tan peculiar que se va fraguando entre Alex y Peter, porque es una relación extraña, pero al mismo tiempo es bonita.

Hay otros personajes que parecen que pasaban por allí y no pintan nada en la trama, pero todos y cada uno de ellos tiene su relevancia, pero no son para nada típicos, todos parecen estar cegados por el dinero y otras empresas extrañas.
Peter es humilde, parece no enterarse de nada, parece perdido. Este personaje lo único que quería era encontrar a su hermano y al final parece que se encuentra a él mismo.
Me gustan los cielos y las postales visuales que nos deja Isabel Coixet de algunos paisajes de la ciudad o del ocio nocturno de la ciudad.
Nieva en Benidorm parece a medio caballo de una producción de cine intimista con varios guiños al cine negro.

Es cierto que, en algunos momentos Nieva en Benidorm se hace un poco lenta, pero en otras ocasiones creo que las conversaciones tan interesantes que mantienen algunos de los personajes, ayudan al espectador a entender un poco más la situación.
Extraño en otros instantes que ocurra algo emocionante, pero parece ser que la producción se quiere centrar en las relaciones humanas.
Me gusta que en pocas ocasiones las redes sociales o el teléfono se interponga entre los protagonistas, siempre se miran a los ojos, siempre intentan conocerse un poco más...
Siento que ese final me ha dejado medio vacía, me ha dejado en el mismo punto que el inicio de la película.
Las actuaciones del elenco son fabulosas, pero quizás tendría que ver Nieva en Benidorm, una vez más, para entenderla mucho mejor.

Comentarios