Web cultural desde hace 11 años. Administrada por María Cabal e Inés Díaz Arriero. Hace 5 años se cambió el nombre de este humilde espacio y se mudó todo el contenido a la web actual. Sabemos que todo cuesta tiempo, trabajo y esfuerzo, así que encontrarás opiniones realizadas con todo el respeto y educación del mundo, entrevistas realizadas a personas de diversos ámbitos culturales, crónicas de eventos, etc. Somos un altavoz y colaboramos con diversas editoriales, productoras, instituciones, etc. No cobramos nada y todo lo hacemos por amor al arte y a la cultura, así que ¡Gracias por pasarte por nuestro humilde espacio y seguir Paseando a Miss Cultura
Send me a hello :)
Write to
paseandoamisscultura@gmail.com
or use the form below:

OPINIÓN DE LA PROBABILIDAD DEL UNICORNIO DE ELENA CASTILLO

Tras la peor noche de su vida Vera Gillis deberá asumir las consecuencias de sus malas decisiones e irse de la cosmopolita Universidad de Fordham (Nueva York) al último rincón perdido de Alabama. Acogida por un viejo matrimonio sureño piensa que contará los días de condena aburrida en un porche blanco bebiendo té dulce y mirando el horizonte más allá de las plantaciones de soja, pero los entrometidos habitantes de Abbeville tienen otros planes para ella y con su particular estilo dirigirán sus pasos hacia el chico de la Standard Oil. Todos en el pueblo conocen a Ben Helms, de una u otra forma todos le deben algo o lo han necesitado alguna vez. Saben que está metido dentro de un laberinto de números y que no encuentra la salida. El mundo siempre ha ido demasiado lento para su mente maravillosa y la vida lo mantiene atrapado en el mismo lugar de tal manera que solo es capaz de escapar cuando mira al cielo. La probabilidad de que los dispares mundos de Vera y Ben colisionaran era baja y la posibilidad de que sus respectivos planes se complicaran al enamorarse era elevada. Sin embargo, él se verá atraído por lo ilógico y ella volverá a arriesgarlo todo una vez más, incluso su corazón. Al fin y al cabo, dos estrellas diferentes pueden pertenecer a una misma constelación.



Elena Castillo es una vieja amiga de la web y sus libros no son desconocidos para mí. A lo largo de estos 3 años me he dado un respiro de muchas escritoras y escritores, pero ahora que tengo más tiempo para leer y he decidido dividir mis lecturas entre Kindle y papel, tenía una extraña sensación de que era el momento adecuado para poder leer de nuevo a Elena.
La probabilidad del unicornio de todos los libros que me he comprado en Amazon de esta autora, ha sido el elegido. Con otras autoras tardaré más esta reconciliación pendiente.

El libro está plagado de pensamientos, de quotes y de frases preciosas, pero he seleccionado unas cuantas que dan valor a la historia. "Si quieres disfrutar del arcoiris, tendrás que soportar la lluvia. Dolly Parton. "Todo diamante deber ser pulido para sacar su brillo." "Los detalles marcan la diferencia". "Algunas veces solo necesitas saltar con los dos pies a una piscina". "He aprendido que la gente olvidará lo que les digas, lo que hiciste, pero nunca olvidará cómo les hiciste sentir, Maya Angelou". "Persigue tus sueños pero recuerda siempre la carretera que te conducirá a casa de nuevo, Tim McGraw".

Arriba he puesto algunas de esas frases que abren un capítulo y dices o piensas que la historia es especial o lo será. Son frases inspiradoras que te llevan hacia un pueblo del Sur de Estados Unidos, donde aterriza una chica, Vera, con muchas cosas que contar, descubrir y sentir.
Vera es un diamante en bruto. Un personaje potente por su pasado desconocido, pero siempre frunciendo el cejo y enfadada con el mundo.
En cambio cuando conoces a Ben, sientes que es alguien especial, de esas personas que solo conoces una vez en la vida y vas queriendo entenderle.

La probabilidad del unicornio es la unión de dos mentes asombrosas, de dos personas que estaban destinadas a conocerse, dos personas que a su manera persiguen su sueño. Dos personas brillantes como es cosmo, pero aún no lo saben.
Con Vera es fácil empatizar o ver que algo la ha marcado, pero con Ben me pasó algo distinto, me daba igual conocer su historia, él en el presente me intrigaba más, que su yo del pasado, pero la unión del "hoy y el ayer" hacen de este personaje una pequeña maravilla.
Creo que el lugar elegido para esta historia por Elena es todo un acierto. Es un lugar pequeño, anclado en el tiempo, pero a su vez lleno de magia.

Otra de las cosas que he visto en esta historia y me ha gustado por parte de Elena Castillo es que se toma su tiempo en que el lector saboree todo lo que ocurre. No pasa todo corriendo, deprisa y tú piensas ¿qué? No, todo es pausado, como una tarde larga de verano.
Me encanta ver la vida desde una bicicleta casi todo el tiempo, y cuando me monto en una camioneta sea una espectadora privilegiada.
A destacar de la probabilidad del unicornio son los personajes secundarios, esa unión entre padres e hijos, e incluso de personas mayores como es el matrimonio que la acoge. 

El sur de Estados Unidos esta lleno de sabores y de olores, y Elena lo sabe capturar a las mil maravillas.
También captura la esencia de las personas de los estados del sur, gente curiosa, amable, extrovertida, inquieta y amorosa.
En una ciudad más grande esta historia no hubiese sido lo que es.
Elena no nos enseña monumentos enormes, pero nos deja entrar en una mansión sureña de esas que quita el hipo, entre otras cosas. A su vez nos encontramos una naturaleza que quita el hipo.

El final es el que ha estropeado el encantamiento de este libro, de estar todo perfecto, pausado y a las mil maravillas, la autora metió el turbo y me quedé un tanto descolocada.
Es verdad que Elena Castillo sabía que lo iba a solucionar y nos iba a dar el final perfecto, pero de repente a estar en un sitio...a un año después, me dejo decepcionada, pero un poco.
También tenía miedo de que Elena nos metiese algo malo u peor y entonces si que me daría algo, pero el final es especial, como todo lo que escribe ella.

He tenido muchas emociones contenidas con el libro, la probabilidad del unicornio es único entre un millón de formulas. Es emocionante, es agridulce, pero destila tanto cariño y tanto amor (no empalagoso) de ese que quisieras tener en tu vida que te dan ganas de que no termine nunca.
Un nuevo reencuentro con Elena, fantástico.

Comentarios

  1. Qué penita lo del final. Pero pinta bien este libro. Si se cruza, no me importaría leerlo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

La nueva politica de privacidad donde encontrarás información acerca de comentarios, entradas...https://blog.paseandoamisscultura.com/2010/09/Contactme.html