1 jul. 2019

OPINIÓN DE IZZY + TRISTÁN DE SHANNON DUNLAP

Izzy es una adolescente pragmática que pretende convertirse en doctora. Últimamente se siente alejada de su familia, no sólo porque acaban de mudarse a Brooklyn, un barrio que le resulta muy ajeno, sino también porque la relación con su hermano mellizo es cada vez más distante.
Pero entonces conoce a Tristán.
Tristán es un prodigio del ajedrez que vive con su tía y admira a su primo, Marcus, un chico popular pero también un pandillero en líos de apuestas. Tristán e Izzy se encuentran una noche de luna llena, y juntos sucumben en una historia tan antigua e irrefrenable como el mismo amor.
Una apasionante historia del primer amor y una epopeya sobre los vínculos que nos unen y nos separan, y las diferentes culturas y tensiones que llenan nuestra cambiante realidad.
*Traducción de Juan Fernando Merino.



«Esto no es una novela. Es un romance». Así empieza Izzy + Tristán, un libro que me ha sorprendido mucho y para bien, porque en su interior he encontrado mucho más de lo que esperaba cuando me hablaron de él.

Izzy + Tristán nos cuenta la historia de un primer amor en toda regla: apasionado, lleno de dudas, plagado de momentos entrañables, de planes de futuro, de caricias furtivas y de problemas que mantienen a los dos protagonistas en una montaña rusa de sentimientos constante.

En pleno auge de los retellings de cuentos clásicos, Shannon Dunlap ha ido un paso más allá y ha creado una nueva versión de la leyenda de Tristán e Isolda, ambientada en un barrio del Brooklyn actual, en el que prácticamente todos sus habitantes son personas de raza negra y latina. 

Reconozco que no tenía la leyenda muy fresca en la cabeza, pero cuando terminé el libro la releí y no pude evitar maravillarme por la cantidad de detalles que hay medio escondidos a lo largo de las páginas (cosas tan sencillas como unos guantes, que parecen una tontería, pero que tienen todo el sentido del mundo como parte de la creación de ese personaje).

Precisamente, los personajes son el punto más fuerte de esta novela (no es una novela, es un romance):

· Izzy es una chica blanca, de familia bien acomodada, que se muda junto a sus padres y su hermano mellizo a un barrio en el que todos sus vecinos son de raza negra o latina. Además de tener que lidiar con todos los cambios que este traslado suponen, su hermano empezará a comportarse de manera diferente y perderá la conexión especial de mellizos que habían tenido durante toda su vida. Pero todo su mundo cambia cuando conoce a Tristán y se enamora perdidamente de él.

· Tristán vive con su tía porque su padre nunca ha sabido muy bien cómo ocuparse de él. Es un genio del ajedrez y un buen chico, pero desafortunadamente está bajo la sombra de su primo Marcus, al que admira y teme casi a partes iguales, y que no siempre le permite seguir por el camino correcto.

· Porque Marcus es tóxico. Es el típico malote que tiene su séquito de «amigos» y que se cree que puede manejar el mundo a su antojo. Básicamente se dedica a meterse en asuntos turbios, incluido organizar partidas de ajedrez para Tristán en las que gana dinero a través de las apuestas. Al final, la autora trata de dejarnos entrever un poquito de luz en el fondo de este personaje, pero, yo lo siento, conmigo no funciona.

· Brianna es la única amiga que hace Izzy en el nuevo instituto. Es muy  aficionada a las artes esotéricas y está enamorada de Marcus desde que era pequeña. Ha sido un personaje que me ha gustado mucho, porque me ha parecido que tiene un interior muy complejo.

· Isadora es la mayor rival de Tristán en el ajedrez. Estudia en un colegio privado y acapara un montón de excentricidades que la convierten en un personaje adorable o insoportable, y bastante complejo también.

Podría seguir, pero ya os digo que es que todos los personajes tienen muchísima chicha y me ha gustado mucho cómo están construidos.

La novela (¡que no es una novela!) está planteada como una partida de ajedrez en la que cada uno de los personajes ocupa el lugar de una pieza y se mueve siguiendo sus propias estrategias: Tristán el caballo, Izzy la reina y Brianna la torre. La narradora principal es Izzy, que nos cuenta toda la historia en retrospectiva, pero alterna sus capítulos con Tristan y Brianna, que le van dando vida en presente a sus recuerdos.

Además de todo esto, en Izzy + Tristán, aparece reflejado un problema tan importante como la discriminación y los prejuicios raciales, tanto a nivel calle como en las actuaciones policiales. Creo que lo más interesante de este tema es ver cómo Izzy, en su papel de chica blanca, va abriendo los ojos ante esta injusta situación. Lamentablemente, en pleno siglo XXI, esto está a la orden del día y no solo en EEUU, así que me parece muy importante tratarlo en un libro juvenil.

En resumen, Izzy + Tristán ha sido una sorpresa muy agradable, una lectura completa y compleja que empieza como la historia de un primer amor adolescente, pero que contiene un trasfondo social muy importante. Muy recomendable.

What do you think about this article?

La nueva politica de privacidad donde encontrarás información acerca de comentarios, entradas...https://blog.paseandoamisscultura.com/2010/09/Contactme.html

Previous Post

Next Post