2 jul. 2019

ENTREVISTA A LAURA CASTAÑON

 Foto por Carlos Becerra

Laura Castañón es una escritora asturiana nacida en Revallines (Santa Cruz de Mieres) en 1961. Desde mediados de los años ochenta dirige talleres literarios y programas de animación a la lectura, e imparte cursos de Creación Literaria, Literatura y Comunicación. También ha trabajado en radio y en televisión, ha sido jefa de prensa y ha desarrollado labores de programación cultural y comunicación empresarial. Su primera novela, Dejar las cosas en sus días (Alfaguara, 2013), es una historia que entrelaza las vidas e historias de varios personajes y se sitúa en la mejor tradición de las sagas familiares, inicio de un universo que continuó con La noche que no paró de llover (Destino, 2017) y sigue ahora en un gran flash back con Todos los naufragios.



- ¿ Cómo sería si tuviésemos una asignatura en el colegio como la nostalgia? 

Sería complicado enseñarla, imagino. Habría que encontrar equilibrio entre la emoción positiva y las posibilidades creativas que supone, y a la vez tendría que haber clases prácticas de contención para no aferrarse a ella demasiado. En cualquier caso sería una asignatura que echaría mano de materiales muy interesantes: literarios, imágenes, olores, músicas…

- Hay una frase que se dice al principio del libro que se le dice a un Gregorio de cinco años y que conforme se pasaba la novela iba tomando forma, como si fuese un augurio de lo que estaba por venir y es: “ no por tanto rezar este país va a salir de su atraso? ¿Por qué esta frase la pusiste casi al inicio y no otra? Si el libro estuviese escrito en la actualidad ¿Qué frase sería premonitoria?

Esa frase, aunque no fue premeditada, o no al menos conscientemente, sí que marca la dinámica de la novela, esa perpetua tensión entre el progreso y las fuerzas que hacen lo posible por evitarlo. Si te fijas es en el conocimiento, en el aprendizaje, en la formación en lo que los personajes encuentran la redención o la salvación de sus vidas. En la actualidad no hay tantas diferencias: a lo mejor diría algo así como que tanto ver televisión basura no va a sacar a este país de su atraso. No sé, algo así…   



- El personaje de Rosario Acuña me ha encantado conocerla y saber que realmente fue un persona real, muy importante y lo aportó a aquella época y me gustó mucho, porque Rosario cambio a Flora de algún modo y con el cuaderno la ayudó también a su manera ¿Cree que en aquellos tiempos se debería de haber luchado más con la palabra y escritura que con otras armas? Si pudiese viajar al pasado y pudiese conocer a Rosario Acuña ¿Qué la gustaría preguntarla?

Cuentan las malas lenguas que Rosario Acuña era una persona un tanto especial, no demasiado sociable y un tanto huraña. Igual hasta me daba apuro acercarme a ella…  No, va, en serio. Me gustaría poder contarle los avances que se han conseguido, la revolución de las mujeres. Sospecho que le haría una ilusión bárbara saber el número de universitarias que hay ahora mismo, porque para ella la formación de la mujer era fundamental. También le contaría que pese a todo quedan tantas cosas por hacer. Yo siempre pienso que la palabra es el arma, pero me temo que a la vista de la historia no siempre es suficiente. Te defiendes mal con un bolígrafo cuando te disparan balas o te bombardean…



- ¿Cómo ha sido escribir esta novela en un pueblo varado en el tiempo, que se convierte en un personaje más principal que muchos de los habitantes del lugar ? ¿Cómo fue modernizar a un pueblo que tal y como lo conocemos al principio nos resulta encantador?

Fue muy divertido inventarme una aldea, situarla vagamente en el mapa, crear su geografía y sus habitantes… No lo había hecho nunca y me lo pasé muy bien. Lo de la modernización no lo entiendo muy bien… La acción transcurre entre principios de siglo y finales de los años treinta… la única modernización viene de la mano de los ingresos que aporta Canor a su vuelta de América y poco más. Sí que las circunstancias históricas modifican en parte el pueblo, más que nada las relaciones de sus habitantes, pero poco más…


- A lo largo del libro vemos muchos naufragios, reales como la historia que cuentan del pueblo, psicológicos….de palabras que salen disparadas y otras que se ven en cuadernos y solamente las puede leer de algún modo el lector ¿Qué naufragio es el que más te costo?

Viví con cada personaje su propio naufragio y algunos fueron particularmente duros… No sabría decir cuál es el peor, pero recuerdo con particular emoción a Liborio, que es un personaje más bien secundario, pero que sufre a lo largo de la novela una evolución muy interesante: su sentido de la lealtad por encima de su condición de vivalavirgen… Y el modo en que aunque consigue nadar y guardar la ropa en las circunstancias de carácter histórico y social, sin embargo no puede evitar ese naufragio en lo personal…


- El personaje de Emilio  el Gato, es de mis favoritos , sus ideas, sus locuras pero también su forma de ser me han conquistado pero también me han entristecido al conocer como era el padre de Flora con él y su hermana ¿Crees que hubiese sido de distinta forma o manera si el padre hubiese sido de distinta forma de ser? (o el carácter de Emilio hubiese sido igual sin un padre así?

No. El carácter rebelde de Emilio y de Flora tiene su origen en su infancia. Creo que de no haber sido por su padre, su historia habría sido, cuando menos, ligeramente distinta.

- Otro de los personajes que te dejan sin habla pero por la transformación que sufre es Merceditas o Mercedes, es de esos personajes que sientes que hará algo o que será de una cierta manera y de repente da un giro enorme ¿Si ella no hubiese conocido al personaje de Emma Bovary? ¿Hubiese cambiado de esa forma o estaba predestinada leyendo o no? ¿ Te costó mucho esa transformación de alguien como Merceditas?

Merceditas es la banalidad. Ella tiene muy clara cuál es su posición en el mundo, la que le corresponde ocupar. Y le saca de quicio que las circunstancias no se ajusten a su plan, a lo que ella ha previsto para su vida. Lo de Emma Bovary es una ayuda, pero ella habría hecho lo mismo porque lo que realmente la mueve es su concepto de cómo es el mundo y cómo ha de ser. 


- Me encantó la parte de Flora con las señoras , como bordan o leen o simplemente hablan...Si Flora hubiese vivido en este siglo ¿Qué libros las haría leer o leerían juntas? ¿Si este libro fuese una colcha con distintos trozos de tela bordados ¿Cómo sería la colcha del libro? ¿Qué fotografía se te viene a la mente?

Es una pregunta curiosa… No se me había ocurrido, pero es interesante. Creo que les leería alguna historia que las emocionara… ¿Qué tal Como agua para chocolate? No sé… algo así. Y en cuanto a la colcha, sería interminable, como la que teje la protagonista, ¿recuerdas? Y con flores. No sé por qué, me la imagino con muchas flores…


- Me gustó la idea que Flora les hace a los niños de la escuela, de escribir en un diario, las cosas del día a día, o mundanas o las extraordinarias ¿Cómo se te ocurrió esta idea tan maravillosa? 

No sabría decirte. Hace mucho tiempo leí acerca de métodos educativos en el ámbito rural, experiencias llevadas a cabo hace un montón de décadas. No sé si se mencionaba el diario como instrumento, pero a mí me parece muy útil. Cuando yo iba al colegio, en la EGB, recuerdo que un curso la maestra nombró a una niña encargada de llevar el diario de clase. Y me acuerdo de que yo me quedé con las ganas… Me habría encantado hacerlo! A ver si va a venir de esa frustración… 

- Onel y Gregorio, la noche y el día , pero a la vez son como hermanos, a veces están mucho tiempo separados pero cuando se juntan es genial, poder ver una amistad tan extraña, peculiar pero a la vez tan genuina, que hubiese pasado si Onel hubiese seguido estudiando ¿Qué carrera hubiese elegido?
Gregorio, es médico pero solamente parece que con Onel, hace de médico pero del alma...¿Lo hace a propósito? 

Si Onel hubiese seguido estudiando… habría estudiado ciencias, alguna carrera de la época relacionada con la biología y creo que se habría convertido en ornitólogo… Entre Onel y Gregorio lo de curarse es mutuo…



- Algo que me ha sorprendido de personajes como Onel o Gadea (la hija de Mercedes) es que se les tache o se les juzgue por no hacer o no ser lo que la sociedad, época o reglas dicen o simplemente Onel por venir de Cuba y la pequeña por ser como es ¿ Por qué crees que eso pasa no solo en esta época y también en la actualidad? 

Los diferentes siempre molestan mucho. Eso, desgraciadamente sigue sucediendo. La gente prefiere la uniformidad y lo que se sale de la línea recta es una anomalía molesta porque de algún modo tambalea creencias, prejuicios, el orden…

- Si este libro fuese un coche, como los que vendía el padre de Onel y él mismo ¿Cuál sería?

Uy,  de esto sí que no tengo ni idea…Sé de coches lo justito para entender que tienen ruedas y se mueven… Tuve que informarme mucho sobre coches de la época, precios, componentes… Este libro sería casi un autobús… Fíjate la de personajes que lleva…


- ¿Quisieras añadir alguna pregunta más o decir algo a los  seguidores de la web?

Has hecho una entrevista verdaderamente completa… Solo me queda agradecerte a ti y a tus lectores, el interés, y el afecto. También quiero desear a todos los que se acerquen a Todos los naufragios, que pasen un rato estupendo y se sientan acompañados por estos personajes, esta atmósfera y estas vidas. Leer es tener la oportunidad de vivir otras existencias, y en esta novela hay para dar y tomar… Gracias de corazón.

What do you think about this article?

La nueva politica de privacidad donde encontrarás información acerca de comentarios, entradas...https://blog.paseandoamisscultura.com/2010/09/Contactme.html

Previous Post

Next Post