25 sept. 2018

ENCUENTRO PLATAFORMA NEO

El pasado sábado, la editorial Plataforma Neo reunió en el CaixaForum de Barcelona a las ganadoras de las seis ediciones que ha habido hasta ahora del Premio Literario La Caixa/Plataforma para hablar con ellas sobre literatura juvenil.

Cuando vi el anuncio hace unas cuantas semanas, no tardé ni cinco segundos en saber que iba a hacer lo imposible para no perdérmelo. Me parecía muy interesante el concepto, ya que, hasta hace relativamente poco tiempo, lo normal era que fueran siempre los adultos quienes hablasen a los adolescentes sobre este tipo de libros. Además, Neo es una de las editoriales con las que sé que la mayor parte de las veces voy a acertar con las lecturas, varias de las autoras que participaban están entre mis favoritas y ¡paraquénosvamosaengañar! un evento centrado en la literatura juvenil siempre es una buena excusa para todo. Así que me fui a Barcelona en un viaje relámpago para poder asistir.


Laia Soler (Los días que nos separan), Andrea Tomé (Corazón de mariposa), Clara Cortés (Al final de la calle 118), Jara Santamaría (Londres después de ti), Alexandra Roma (Hasta que el viento te devuelva la sonrisa) y Mónica Baños (Donde desaparecen las estrellas), coordinadas por Anna López (editora de Plataforma Neo) comenzaron hablando sobre cómo definirían ellas la literatura juvenil. Tras comentar algunos aspectos generales, como la edad de los personajes, terminaron coincidiendo en que lo principal es que trate temas que interesen y preocupen a los jóvenes, que les ofrezcan referentes con los que puedan sentirse identificados.

En ese sentido hablaron sobre diversidad e inclusión, sobre la necesidad de normalizar lo que antes solo eran excepciones para que las novelas reflejen la sociedad real, ya que todo el mundo tiene derecho a encontrar un libro en el que sentirse protagonista.

Todas, incluida la editora, coincidieron en que, a pesar de los prejuicios que existen acerca de que la LIJ es una literatura simple y fácil, el público al que va dirigido es el más exigente, porque sabe lo que quiere, el más reflexivo y el más honesto, ya que no tiene problema en dar su opinión sincera sobre lo que ha leído, tanto si le ha gustado como si no. En este sentido han influido muchos las redes sociales, que acercan a los escritores y los lectores, permitiendo una comunicación mucho más directa en ambas direcciones.


La charla duró una hora y se me hizo cortísima; me hubiera quedado escuchando mucho rato más. Me gustaría poder contaros todo con detalle, pero es imposible porque dijeron muchas cosas y todas muy interesantes. Sé que había alguna cámara grabando, así que espero que los vídeos acaben accesibles para los que no pudieron asistir, porque realmente creo que es necesario que el mensaje llegue a cuanta más gente mejor.

En resumen, dejaron claro que la literatura juvenil es una literatura de calidad, reflexiva y que trata temas importantes desde un punto de vista empático. Y que, definitivamente, no es una etapa antes de ponerse a escribir «cosas de verdad» (¿cuántas veces os han dicho eso? A mí muchas). Que trabajar para un público joven conlleva responsabilidades y que entre todos tenemos que seguir luchando para destruir los prejuicios que existen todavía a día de hoy alrededor de este tipo de novelas.

Llegué a Madrid de madrugada, medio muerta por el cansancio, pero el viaje exprés a Barcelona mereció muchísimo la pena. En realidad, una visita a Barcelona siempre me parece buena idea, pero si además está acompañada por una tarde como la del sábado ya es prácticamente inmejorable.

Muchas gracias a Plataforma Neo y La Caixa por organizar la charla (que además fue gratuita) y ojalá cada vez haya más oportunidades de vivir experiencias de este tipo.

Crónica de Inés Díaz Arriero

What do you think about this article?

La nueva politica de privacidad donde encontrarás información acerca de comentarios, entradas...https://blog.paseandoamisscultura.com/2010/09/Contactme.html

Previous Post

Next Post