27 jul. 2018

Opinión de La llamada del crepúsculo de Sarah Lark


Un lago insondable.
Una antigua leyenda del pasado.
Un chico rubio con ojos tan azules como el crepúsculo.
El verano en que su madre se marcha de viaje, Viola aprovecha para visitar a su padre en Irlanda. Aunque echa mucho de menos a sus seres queridos, pronto hace amigos y se adapta a su nueva vida. Además, un día, cerca del lago, conoce a un apuesto y enigmático chico, Ahi, por quien se siente atraída desde el primer momento. Pero hay algo extraño en él, y Viola siente que no es un ser humano normal.
¿Cuál es el secreto que se esconde tras su magnética personalidad?
Viola se adentra cada vez más en la vorágine de este amor imposible y prohibido, un amor que le pone en peligro mortal...






La madre de Viola tiene que salir del país unos meses por cuestiones de trabajo y envía a su hija a Irlanda a vivir con su padre y su nueva familia en el  camping que regentan. Allí tendrá que adaptarse a las costumbres de un nuevo país y lidiar con un chico que aparece de pronto misteriosamente y que la cautivará hasta límites insanos.

La llamada del crepúsculo es una novela juvenil de fantasía romántica. Podría haber estado muy bien, pero no ha sido en absoluto lo que me esperaba.

La novela está narrada en tercera persona, aunque el narrador sigue casi únicamente los pasos de Viola. Por esto, me ha sorprendido bastante que el lector apenas pueda conocerla en realidad.

Viola es la protagonista absoluta de la historia y en cambio no está nada bien definida. Hasta bien entrada la novela es imposible saber su edad, porque igual se podría pensar que es una preadolescente como que es una chica de dieciocho a punto de terminar el instituto. Al principio se dice que está obsesionada con los videojuegos, aunque luego esto parece que se olvida, y que lo único que le importa en la vida es tener Internet. Me ha resultado imposible empatizar con ella porque, aparte de que no la he entendido en la mayoría de las ocasiones, es una persona egoísta y una celosa patológica.
 
El protagonista masculino, que unas veces se llama Ahi y otras Ali, es un ser que nos presentan como perfecto: guapo, dulce, misterioso, inteligente, con capacidades artísticas, una estrella del deporte… pero que en realidad es dependiente y en cierto sentido manipulador.

En general, estos dos protagonistas no me han gustado nada pero, por suerte, los personajes secundarios salvan un poco la historia y son los que realmente merecen la pena. Casi diría que están mejor caracterizados que los principales. 

Para mí, la mejor ha sido Katja, la mejor amiga de Viola, que es la que pone sentido común a la locura de la trama. A pesar de los feos y los maltratos que le proporciona su «amiga» a lo largo de las páginas, ella se da cuenta de que algo va muy mal, se preocupa y trata de ayudarla a salir de ahí.

De todos modos, casi todos los personajes se tratan mal entre sí por defecto y la relación sentimental entre los protagonistas es de lo más tóxico que he leído en los últimos tiempos. No en vano, me resulta curioso que en el título aparezca la palabra crepúsculo, ya que en cierto modo me ha recordado a la famosa saga de vampiros.

Lo que sí me ha gustado mucho y ha salvado puntos en la valoración final ha sido la ambientación. Ahí se nota que la autora tiene mucha experiencia y es capaz de trasladarnos a los bosques y lagos de Irlanda con todo lujo de detalles. Los colores, los sonidos, el modo en el que el clima afecta a los paisajes… todo ello unido en descripciones preciosas que me ayudaban a regresar a la historia cuando había perdido el interés.

También me ha parecido muy interesante que introduzca en la historia un poco de la mitología y la cultura tradicional irlandesa.

La llamada del crepúsculo es la primera incursión de Sarah Lark en la literatura juvenil y me aventuraría a decir que no es una gran lectora de este género. La historia empieza bien, pero se va volviendo más enrevesada y lenta a medida que avanza. Además de estar llena de clichés, el estilo me ha resultado un poco extraño, no sé si es cosa de la traducción o del texto original, pero es como si hubieran tratado de simplificarlo para cumplir el mito de que la literatura juvenil tiene que ser fácil. Desde luego, no me ha dado sensación de estar escrito por una autora consagrada. No ha sido una lectura para mí y me da pena porque en principio tenía buenos ingredientes para convertirse en una historia bonita e interesante.

—Opinión de Inés Díaz Arriero—

What do you think about this article?

  1. No sabía de este libro. Pero por lo que cuentas, no me llama.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Tengo pendiente volver a leer a la autora, que hace mucho que la leí ya.

    Besotes

    ResponderEliminar

La nueva politica de privacidad donde encontrarás información acerca de comentarios, entradas...https://blog.paseandoamisscultura.com/2010/09/Contactme.html

Previous Post

Next Post