El 9 de abril de 1940, los soldados alemanes llegan a la ciudad de Oslo. El rey de Noruega se enfrenta entonces a un dilema que podría cambiar para siempre la historia de su país.


- ESTRENO 4 DE AGOSTO- 














Parece que el séptimo arte se ha vuelto loco por enseñarnos películas "basadas en hechos reales" y con cosas que pasaron en la segunda guerra mundial.
Erik Poppe, se une a esos cineastas que desempolvan historias del pasado para que el público no se olviden de lo que ocurrió, y para el el espectador, sea testigo de personajes extraordinarios en épocas convulsas.

La decisión del Rey, es una película que te cuenta hora a hora, todo lo que pasa desde que Alemania llega a Noruega, y todo lo que ocurre desde ese momento.
Vemos como la diplomacia en estos casos, aunque intente hacer las cosas a su manera, o medianamente bien, se topa contra el muro militar, ese muro infranqueable y que pasa olimpicamente de las relaciones, y prefiere pasar a la acción.
A su vez, podemos observar el temperamento del pueblo noruego y la de su rey, como fueron y/o como sus representantes se comportaron ante tal crisis y como el soberano y su hijo, se enfrentaron a tal amenaza.

Aunque el director, no solo ha querido mostrar la cara amarga del conflicto, no ha tenido más remedio que hacerlo, al igual que, aunque el rey tiene su lado más humano y lo podemos ver en más de una ocasión, se ha ceñido al lado más estratega, más militar.
Hay varias escenas en la película, que te ponen los pelos de punta, y también cuando aparece un poco de calma, sabemos que está no durará eternamente y que es una pequeña tregua.

Durante las guerras y entre guerras, ser rey, no debía de ser una tarea fácil, por lo menos es lo que nos muestra Erik Poppe.
El saber que tienes entre manos, a todo un pueblo...
Me ha gustado el ritmo que tiene, la forma de narrar, el actor que interpreta al rey, es maravilloso y el que hace de príncipe también, me ha gustado la contraposición entre el padre y el hijo.
No penséis que solo aparece la monarquía y la diplomacia, también sentimos el miedo del pueblo, les conocemos, también a los pobres soldados en los que podemos notar hasta su miedo...
Conocemos el final si sabemos un poco de historia, pero desconocemos los entresijos y esa luz la arroja con gran acierto, la decisión del Rey.


Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)