Bienvenidos a Lostlake, un lugar en el que nunca pasa nada. Solo que este verano será algo diferente, sobre todo para Aria, que no contaba con encontrarse al responsable de todas sus miserias en el pueblo en el que cada año pasa sus vacaciones de verano. Aria odia a Max con todas sus fuerzas. Max es el atractivo y arrogante quarterback del equipo de fútbol de su instituto, y también el exnovio de su prima Lea... A simple vista, todo debería ser muy sencillo, solo tiene que ignorarlo; salvo que Max Evans es un tipo muy difícil de ignorar.











Victoria Vilchez , es una vieja conocida de este humilde espacio virtual, he ido leyendo poco a poco sus libros, tengo todos, pero ya sabes o por si eres nuevo/a y no lo sabías, yo leo los libros según me llamen, creo que hay un libro para cada momento y en este caso, este libro se presentó en el instante justo. Un día de lluvia de no hace mucho tiempo, donde me gustaría estar fuera tomando el sol, disfrutando y nadando, pero me encontraba en casa, mirando como las gotas caían lentamente sobre el asfalto.

Más que un verano, es una historia donde un lago, más que Max y Aria es el gran protagonista, ese lugar idílico, o el lugar exacto donde te gustaría estar, donde te encantaría vivir una historia como la que empiezan a tener Max y Aria.
Pero a su vez, el lugar ideal para cuando quieres olvidarte de los problemas, salir a nadar o simplemente con la mirada perderte en su inmensidad y en sus aguas.

Parece una novela simple, fresquita y con una trama bastante definida, pero casi a mitad de la novela, empezamos a ver que no todo es tan sencillo, que Max, esconde mucho más de lo que nos muestra, y que Lea, aunque la veíamos venir, no sabíamos de que palo iba realmente.
Aunque es la primera parte de dos, la autora, no lo podía haber dejado en mejor instante, justo cuando la cosa se ponía interesante.

Los personajes todos menos Lea, que es como una patada en el culo, y es muy simple, tienen carisma, no son planos, verás una evolución en ellos, o en caso de que no los veas, será Aria, quien te dirá como es cada uno de sus hermanos, sus padres e incluso su prima.
Ella, aunque esta implicada de lleno en Más que un verano, a veces se mantiene al margen, en cambio otras veces, es la que más detalles te da.

Es una historia, con toques divertidos y otros más serios, con diálogos chispeantes y con otros diálogos más tiernos...
Un libro ligero, que se lee de una sentada, porque una vez que has empezado, no lo vas a soltar por muchos motivos, quizás por conocer que hay detrás del personaje de Max...
Deliciosa historia, donde el amor a veces es secundario.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)