Cuando una fuerte tormenta arroja al mar su casa del acantilado, una pareja de ancianos cuyos sueños quedaron truncados tras la muerte de su hijo, deberá dejar a un lado las frustraciones del pasado para vivir juntos un emocionante y extraordinario viaje. Porque a veces, es necesario perderse para poder encontrarse.















No solo el matrimonio Grapes, realizará este viaje, tú como lector lo realizarás junto a ellos, porque no hay mejor forma que viajar que con un libro como luces del mar.
Cuando lo termines y lo cierres, decidirás como quieres avanzar por la vida, te hará apreciar y ver las cosas más pequeñas e insignificantes de la vida con otros ojos, pero sobre todo, decidiréis dejar de escabulliros y afrontar las cosas, desde el exterior de un tarro cerrado.
Luces en el mar, es un viaje que al terminar de realizar junto a los Grapes, te cambiará la vida, serás capaz de mirar a cualquier espejo y reconocerte, y es maravillosa esa sensación, es increíble la fuerza que tiene este libro para lograr esto.

Luces del mar, te lleva a la deriva, sin rumbo fijo, pero te dará igual hacía donde te lleve, solo quieres que este viaje no se terminé nunca.
Miquel Reina, hace un ejercicio literario maravilloso, nunca antes había leído un libro con las luces apagadas solo para poder apreciar las estrellas en el cielo, te hace apreciar todo lo que antes estaba invisible frente a ti.

Tengo que confesar que este libro llego a mi vida por una recomendación que me hicieron, lo empecé a leer, pero estaba en una época de mi vida en la que huía de los libros, necesitaba un respiro de ellos, así que lo deje apartado, hasta que de algún modo el libro empezó a llamarme y lo devoré en un par de días.
No me arrepiento de haber dejado a luces del mar reposar un poco de tiempo, porque lo he disfrutado el doble, hay un libro para cada momento, y este era el momento exacto para poderlo leer y saborearlo de principio a fin.

Aunque es un libro con pocos personajes, lo bello de la historia,de la trama y de todo lo que nos vamos a encontrar es que si hubiesen sido muchos, no hubiésemos estado atentos a cada sonido, a cada ruido, a cada detalle....el mar hubiese pasado incluso desapercibido para el lector, siendo este el gran protagonista, el único que es capaz de curar las heridas que hizo en su día.
Para encontrar el camino de vuelta, a veces es necesario perderse muchas veces, y es lo que les ocurre a los Grapes, hace tiempo se perdieron y no encuentran el camino.
Miquel Reina, tiene una pluma delicada, emotiva, tierna, llena de lirismo y muy poética, leer este libro a cualquier lector, le cambiará la vida.
De mis libros favoritos de este 2017.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram