Ha pasado un año tras los eventos de "X-Men: Days of Future Past". Logan ha decidido no volver a usar sus poderes ni sus garras, pero cuando una malvada organización liderada por Nathaniel Essex intenta utilizar al resto de mutantes que quedan en el mundo, convirtiéndolos en armas para usar en su beneficio, Logan se verá obligado a volver a ser 'Wolverine' una vez más... Tercera película protagonizada por Lobezno, que se basará en la miniserie de cómics "Wolverine: Old Man Logan", escrita por Mark Millar e ilustrada por Steve McNiven en 2008 y 2009.

-ESTRENO 3 DE MARZO- 







Me despido de uno de mis super héroes favoritos, conociendo su parte más humana, su lado más tierno, la parte menos oscura de su alma.
Logan, en esta película que pone fin a la trilogía, me deja un gran vacío, he visto como iba creciendo con el espectador para poner un punto y final agridulce.
Pero para que entendáis porque pienso eso de esta película a continuación os lo diré.

Vemos a un Logan, que aunque no saque sus garras, y solo lo haga en determinadas ocasiones al principio de la película, sufre, vemos como se va apagando por momentos.
A su vez, vemos a un Logan que quiere pasar desapercibido, pero teniendo a su cargo a un x-men como el que tiene, a veces es complicado no dar el "do" de pecho.

Cuando vemos que este personaje no puede dar más de si, aparece Laura, y algo en él, poco a poco se va despertando lentamente y es cuando la trama coge un ritmo acelerado que quita el hipo y es algo que me ha gustado de esta producción, que nos enseña que en las películas de estas características no tiene porque imperar la acción,disparos y los efectos visuales y especiales por doquier, que haciendo una película con sus momentos de reflexión, también engancha a los que adoren el mundo de los mutantes, porque para los que que quieran ver tiros, tiros y más tiros, que se meta en otra película.

Tiene sus toques de humor ácido, pero a su vez, sus puntos filosóficos, que aportarán algo de ternura a este personaje tan huraño.
Hugh Jackman, se despide del espectador y lo hace de forma heroica, de manera amable y también por parte del espectador entre lagrimas.
A veces nos quejamos, de que en las películas solo quieren mostrar el lado del super heroe, y desconocemos la persona.
En este caso, no tiene mascara ni se esconde mucho, pero gracias al director James Mangold, sabemos como realmente se siente y lo que piensa en lo más hondo de su alma.

En Logan, también se esconde ciertos guiños a los comics de los X-men, de hecho nos los enseñan en muchas ocasiones y aunque en un primer instante, desconozcamos su significado final en este viaje, cuando las piezas del puzzle encajan, todo cuadra.
No se deja ni un solo cabo suelto.
James Mangold, ha hecho una movie road trip que se sale de lo normal, atipíca e inteligente.
Logan, te echaremos de menos

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario :)

Instagram