Una nave espacial que viaja a un planeta lejano transportando miles de personas tiene una avería en una de sus cámaras de sueño. Como resultado, dos pasajeros se despiertan 90 años antes del final del viaje.


-ESTRENO 30 DE DICIEMBRE-



















Tan intensa como el universo, tan maravillosa como un árbol floreciendo en solitario en un centro comercial, tan preciosa como cuando miras a las estrellas por primera vez y te quedas anonadada.
Mi opinión es que es una película a la que no se puede etiquetar, porque toca varios géneros, tampoco
se puede contar demasiado porque es una película "danger in spoilers" pero allá voy en mi viaje por una galaxia tan inmensa que te deja anonadada.

Passengers, es una película que cuando termina sonríes de oreja a oreja, porque antes que nada, aborda temas tan interesantes como la soledad, la toma de decisiones, el miedo, la muerte...no es una película plana con personajes planos, digamos que es una producción con mayor profundidad que otras producciones de este tipo.
Con un Chris Pratt que es capaz de hacer que Jennifer Lawrence deje la comodidad de sus otros papeles hasta este momento, y la pone en más de un aprieto.

No obstante, Michael Sheen, es el que nos regalará momentos distendidos, divertidos y agradables.
En una película de este tipo, la angustia y el miedo son fáciles que se apoderen de los protagonistas, pero es que estos personajes, si tienen momentos de pánico, pero son de cabeza fría, de tomar decisiones rápidas.
Aunque Laurence Fishburne, aparece, es una aparición fugaz, y me ha sabido a poco , porque creo que su personaje y él como actor, es la persona idónea para capitanear esta aventura.

Hay veces, que la pasión deja a un lado a lo que interesa al espectador, pero creo que al público femenino no le va a importar demasiado, no es una película demasiado pastelosa, pero tiene muchas frases que son preciosas y os van a enamorar.
Passengers, ha sido personalmante, una sorpresa en mayúsculas.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram