EL TEATRO MARAVILLAS ACOGE UNA ALOCADA Y DIVERTIDA IMPROVISACION
Los actores de Jamming demuestran ser unos maestros en el arte de improvisar. Sin necesidad de decorados, ni escenografía, ni vestuario, son capaces de crear una especie de magia, a modo de energía en el escenario, tan solo gracias a sus gestos y sus palabras mezcladas con buenas dosis de imaginación y espontaneidad. En su origen, o creación, se distancian del teatro tradicional, pero en el desarrollo del espectáculo se aprecia el buen uso que también le dan a las herramientas de una interpretación más convencional.
Cada actuación es original, única e irrepetible, fruto del resultado de una improvisación construida en ese mismo momento ante los ojos del público. Pero en Jamming el espectador también es parte activa del show y, se le ofrece la posibilidad de disfrutar de la extraordinaria experiencia de participar en el proceso de creación de cada improvisación. Los actores parten de títulos y temáticas que los espectadores escriben previamente en un papel y, con estos elementos los artistas idean e interpretan historias improvisadas acorde a unos estilos determinados.
El público aun pudiendo acudir a todas las funciones, no verá nunca lo mismo; la estructura es siempre común pero las representaciones serán diferentes tanto en la forma como en los temas a tratar. Jamming lo conforman cuatro actores-improvisadores además de un técnico-improvisador encargado de dar paso a la luz y el sonido en el momento preciso. Son dinámicos, divertidos y saben hacer muy bien algo que es muy difícil. Tal y como dijo uno de sus componentes al finalizar el espectáculo “Hay gente que piensa que lo tenemos preparado, lo cual nos da más mérito”
Jamming ofrece una serie de diferentes espectáculos que pueden verse en el Teatro Maravillas de Madrid.












- Escrita por Jaime Fernandez Palacios-

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario :)

Instagram