-En que estado se encuentra Laura Ferrero la mayor parte del tiempo? (de los 89 estados de conciencia)

Una buena pregunta, pero los estados de conciencia no dependen de la voluntad de uno, así que yo trato de vivir el que me corresponde en cada momento, es decir, si estoy en uno de esos tres marcados por la tristeza, también los vivo, no trato de ahuyentarlos.

- ¿Los datos nos parecen excesivos? ¿Es por eso que pasamos de números y estadísticas e incluso de todo?

Tenemos una tendencia enfermiza a cuantificarlo todo. Valoramos las experiencias del 1 al 10, ponemos calificaciones en hoteles, restaurantes… es poniendo cifras cómo aprendemos a mirar el mundo. El problema es que la mayoría de cosas no pueden contarse.

- ¿Con que ruido soñabas de pequeña? ¿En ese tren imaginario, hacia donde te gustaba ir?

De niña me gustaban los trenes, me recordaban a mi querido Willy Fog, a ese sonido del tren partiendo hacia cualquier otra parte, como dice la canción de Dorian. Soñaba con viajar a los sitios que veía en el atlas de mi abuelo. Con él recorríamos países enteros sentados en el sofá.

-Los comienzos son importantes y condicionan el resto de la historia pero ¿Y el final que siempre nos dejas? (Con sabor agridulce... ) ¿Qué son para ti,los finales?

Leí hace tiempo un diálogo de Jeanette Winterson, una escritora a la que admiro mucho.
Cuéntame un cuento, Pew.
¿Qué clase de cuento, pequeña?
Uno con final feliz.
En el mundo eso no existe.
¿Un final feliz?
No, un final.
Los finales existen en tanto que los pensamos. Los seres humanos somos limitados, finitos, tenemos que acotar para poder entender nuestras propias historias. Lo cierto es que hay episodios, personas, experiencias, que nunca se terminan. Por tanto, los finales son para la literatura y el cine.

-La mayoría de las historias están contadas por mujeres, excepto alguna que los narradores son masculinos. ¿Qué narrador es el que te da más libertad al la hora de contar historias ?

Como la mayoría de las historias comprendidas en Piscinas vacías relatan acontecimientos de carácter universal, el género del narrador es lo de menos. Hombres y mujeres vivimos lo profundo de manera similar. Me siento igual de cómoda en la piel de un hombre que en la de una mujer.

-Piscinas vacías es un cuento o un relato, que nos da alas y nos las quita a la vez. Pero eso pasa en casi todo lo que he leído en este libro ¿La vida es un vuelo sin red? 

La vida es un vuelo, si hay red o no debajo, es un hecho que descubrimos cuando estamos ya en las alturas. Y es mejor saltar que quedarse siempre en el borde del precipicio, dejando que el tiempo pase tratando de asegurarse de la existencia de la red.

-¿Por qué reparamos cosas ajenas y no nuestra vida?

En primer lugar porque, desde fuera, todo se ve más fácil. Carecemos de la implicación emocional que tenemos con nuestros propios asuntos. La teoría nos la sabemos todos, la práctica se nos escapa un poco más. En segundo lugar, a veces nos vemos reflejados en los problemas ajenos. Actúan como resorte para que nos demos cuenta de los nuestros.

- ¿Vivimos como si fuésemos un pan de molde? (No sabemos que pasara con nosotros pero lo intuimos)

Yo creo que todos nosotros somos más intuitivos de lo que solemos reconocer. El tema es que hay que hacer un poco más de caso a esa voz interior que nos va guiando.

- Historias de amor, desamor, de familia, de sueños....¿De dónde salen todas estas brillantes historias cotidianas? (Fuiste una observadora, te ocurrió...)

No sigo un patrón a la hora de crear los relatos. Algunos surgen de una escena que he visto en cualquier lugar, otros a raíz de algo que me ha ocurrido a mí o a alguien cercano. Las historias nacen sin que tú te des cuenta. Son pequeños detalles que están ahí, a los que les vas dando vueltas hasta que un día han crecido. Se han convertido, al menos en un cabeza, en un relato. Ahora solo falta ponerles palabras.

- ¿Quisieras añadir algo a esta entrevista o decir algo a los seguidores de la web?


Solo daros las gracias por darle un espacio a las historias de Piscinas vacías.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)