Keith, un cansado ejecutivo internacional que prácticamente vive en los aeropuertos, se siente perdido y sin raíces. Tras toda una vida de un país a otro, no sabe si es alemán o no. Su padre era alemán pero se negó a hablarle en esa lengua de niño. Keith sospecha que esta negativa está relacionada con la experiencia de su progenitor en la Guerra. Su admirado padre era un gran contador de historias y un personaje enigmático. Dos años después de su muerte, Keith, entre otros papeles, encuentra una carta suya que le señala el camino: ”Keith, acompáñame”. Ésta va acompañada de 600 misivas enviadas por su padre desde los años 40 a las mujeres más importantes de su vida. Algunas ya murieron, la mayoría tiene alrededor de 80 años. El tiempo apremia. Keith decide viajar y escuchar sus palabras. Beirut es su primer paso.




-Agradecimientos a Sonía y a la directora

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)