Las cosas están a punto de ponerse muy complicadas en Nueva Orleans.
Ivy Morgan no es una universitaria cualquiera, ni su vida es tan tranquila como podría ser la de una chica de su edad… Ella pertenece a la Orden, una organización secreta encargada de combatir hadas y otras criaturas diabólicas que se mueven por el Barrio Francés de Nueva Orleans. Cuatro años atrás, esas criaturas le arrebataron a las personas que amaba… Y desde entonces no puede permitirse querer a nadie. En un trabajo como el suyo los vínculos emocionales están prohibidos.
Entonces aparece Ren Owens, con sus ojos verdes y su metro noventa de tentación, a desestabilizar las barreras que ella misma se había impuesto… Y es que Ren es la última persona que Ivy necesita en su vida. Bajar la guardia con él es tan peligroso como ir a la caza de las hadas infernales que asolan las calles.
Ivy necesita algo más que las exigencias de su deber, pero ¿valdrá la pena abrir su corazón? ¿O quizás el hombre, que reclama su alma y su corazón, podría causarle más daño incluso que los seres antiguos que amenazan la ciudad?.

Paperback384 pages/Published March 2016 by Titania (first published December 8th 2014)

Jennifer L. Armentrout me dejó bastante sorprendida con este, mi primer libro de su autoría, cierto es, que a medida que profundizas en la historia, notas ciertas similitudes con otros títulos de historias del género paranormal, eso no hace que esta desmerezca, todo lo contrario.
Ivy es una chica cuya ocupación consiste proteger a los seres humanos de Faes, hadas y demás criaturas que conviven día a día entre nosotros, sin que nos demos cuenta. La organización para la que trabaja Ivy, se dedica a eso desde hace generaciones, por ello, lo normal es que los integrantes de la orden se casen entre ellos y sus hijos, ingresen en ella para seguir la tradición. Solo que la tradición, algunas veces es  demasiado dura, y en el caso de Ivy, ella, necesita tener algo que la haga sentir “normal”, como es el asistir a clase, en la Universidad.
En sus apenas veinte años, ya porta a la espalda una pesada carga, no solo por sus obligaciones, si no, por su situación familiar, por ello, es bastante hermética en lo que se refiere a ser cercana con la gente, salvo unas pocas personas, no deja que nadie se acerque a ella. Pero todo eso cambia, sin que ella lo pueda evitar, el día en el que unos increíbles ojos se cruzan en su camino, el propietario de estos es Ren, un chico que trasladaron desde otra sede a la de Nueva Orleans.
Desde el principio, Ivy siente el renacer de ciertos sentimientos y sensaciones que había enterrado en su doloroso pasado, pero no está dispuesta a revivirlas, por mucho que él esté hasta en la sopa.
Pero Ren, no solo es el dueño de unos preciosos ojos, además, oculta algunos secretos.

El peligro se cierne no solo sobre la Orden, sobre la humanidad, puesto que los Faes tienen un plan que terminaría con toda la humanidad, ese misterioso plan, ya le costó la vida a algunos compañeros de Ivy. Conseguirán saber en qué consiste ese plan y lograr desbaratarlo?

Casualmente vi la portada de este libro y me llamó la atención, la sinopsis parecía interesante y, la verdad, me gustó. Lo bueno del momento literario que estamos viviendo es, que ya no estamos “dominadas”, las protagonistas de las historias no son “indefensas” mujeres que se ruborizan por cualquier cosa. Estamos viviendo, o por lo menos yo lo siento así, una diversidad temática de las historias, y eso me gusta.

Cierto que, como dije antes, esta historia tiene ciertos tintes que pueden recordar otros títulos de este género, pero Cazadora de Hadas es, una historia fresca, ligera con sus momentos de tensión, momentos de acción.
Le veo un par de “peros”, algunas frases están construidas de una forma peculiar, hay alguna parte en la que la historia se ralentiza, el final puede ser algo predecible, pero eso no es impedimento para que disfrutes de este libro.


Elfos, hadas, duendes, faes, Jennifer L. Armentrout nos introduce en un mundo mágico, muy distinto al que estamos acostumbrados.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram