“Sonata para Violonchelo”, el primer largometraje de ficción de Anna M. Bofarull se estrenará en diferentes ciudades españolas a partir del 13 de noviembre del 2015. Además, “Sonata para Violonchelo”,  va a estar en la Muestra de Cine de Mujeres en Zaragoza, en Som Cinema Lleida, y en la Semana Internacional de Cine de Valladolid, SEMINCI 2015. En breve os informaremos de las ciudades donde se podrá disfrutar de la película.

“Sonata para Violonchelo” está protagonizada por Montse German, Juanjo Puigcorbé, Jan Cornet y Marina Salas. Producida por KaBoGa art & films, con el apoyo del ICAA, Generalitat de Catalunya y TV3.

Julia  es  una  reconocida  violonchelista  que  vive  entregada  por completo  a  su  música. Atractiva  y  elegante,  Julia  no  deja  pasar la  ocasión  de  disfrutar  de  una  buena  cena  con  sus  amigos  o  del sexo  esporádico  junto  a  algún  joven  amante.  Sin  embargo,  un exabrupto la obligará a replantear su vida a largo plazo. Después de años de esporádicos dolores en diferentes partes del cuerpo, Julia recibe definitivamente un diagnóstico: fibromialgia. Enfermedad  crónica  sin  causa  conocida,  Julia  intentará  seguir con  su  vida:  largas  horas  de  estudio,  viajes,  ensayos  y  giras  por diferentes ciudades europeas. Con el paso de los días, la lucha de Julia  por  seguir  tocando  el  violonchelo  se  convertirá  en  un combate con su propio cuerpo.

Sonata para Violonchelo es una historia de voluntad, de pasiones, de  límites  y  de  adicciones. Es el relato de  un  combate  entre  la  pasión  y  la  constancia  y  el  progresivo deterioro  físico  provocado  por  una  enfermedad,  la  fibromialgia, experimentados   en   el   cuerpo   y   el   alma   de   una   célebre violonchelista,  dispuesta  a  poner  en  juego  su  vida,  colocada siempre en segundo lugar tras la música. La música es para Julia, la protagonista, algo más que sólo unas notas: la música vive en su  interior,  ella  puede  oírla  siempre,  incluso  cuando  otros  no pueden. Debido a mi formación en el campo humanístico y mi pasión por el  cine,  siempre  he  experimentado  una  especial  atracción  hacia el  proceso  de  creación  artístico,  un  proceso  que  combina  la experiencia  –pintar  un  lienzo,  esculpir  una  roca,  tocar  el  violín- con algo indescriptible y misterioso que hace del artista un ser excepcional. Tema universal y fuente inagotable de historias, con esta película he abordado ese mundo siempre fascinante  del  proceso  de  creación  artística  desde  el  punto  de vista de una violonchelista. Al  mismo  tiempo  lo  he  entrecruzado  con  otro  tema  también universal,  el  de  la  enfermedad.  Y,  más  concretamente,  con  la fibromialgia,  síndrome  que  afecta  a  un  alto  porcentaje  de  la población  a  nivel  mundial  (alrededor  de  un  4%).  Este  tema  me resulta muy cercano, puesto que mi madre padece fibromialgia, y cada momento que he vivido con ella, cada recuerdo, está, de alguna manera, matizado por el dolor y esta enfermedad”

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram