Agobiada por un nuevo encargo para la revista LUO, Ana tiene que perderse en lo más profundo del país en busca de un argumento sólido para su artículo.Allí se topará con Juan, un tipo grande, fuerte y con muy malas intenciones. Cualquier contacto entre Ana y Juan chirría como una cerradura oxidada, por lo que ella debe preguntarse por qué ha caído entonces siete veces entre sus brazos.Asesinos en serie, bandas de música que aparecen de la nada y verdura, mucha verdura, serán los ingredientes de esta novela divertida que te mostrará que quizá el amor aparezca donde menos te lo esperas.





Kindle Edition45 pages/Published Sept 1th 2014 by Harlequin Ibérica, S.A.

No sabéis lo que he disfrutado de unas 45 páginas que, se me han escapado de las manos digitalmente. Ha hecho mis delicias. ¿Os habéis reído a las tres de la mañana como unos locos y os han mirado raro? Pues si, esto es lo que me ha pasado leyendo este ebook.
La trama empieza llena de tensión, con una protagonista de armas tomar Ana, que en el fondo es todo corazón y muy buena persona, pero Juan el otro personaje principal, la ha pillado en un momento digamos, demasiado tenso y él tampoco es que sea muy dulce que digamos,Juan empieza pisando fuerte, mostrando su carácter.
Después de las 10 páginas siguientes, las cosas se empiezan a desmadrar, los malentendidos, los vecinos encantadores que han hecho mis delicias y las situaciones disparatadas aparecen por doquier.
¿Quién dijo que un chico no podría escribir nada romántico? Pues J.De la Rosa para ser mi primera toma de contacto con él, me ha encantado.
Tiene una pluma que sorprende, lo mismo te describe una escena romántica y al cabo de dos segundos, esa escena da un giro, y se vuelve en una locura, en algo que no te hubieras imaginado.
Peros, si uno...la corta extensión de este libro digital, pero la verdad es que, cuando te gusta la trama, los personajes son reales, con sus manías,sus locuras y el pueblo es muy pintoresco, te apetece quedarte paseando entre los puestos de verduras y frutas.
¿Qué se la perdió a Ana en un pueblo perdido de la mano de dios? y ¿Juan? ¿Qué sorpresas guarda en su interior?
Ligera lectura, destornillante, fresca....Un cambio delicioso  de aires al inicio casi del otoño.
Desde aquí, mi humilde espacio ¡Felicidades al autor! Ha ganado el I premio romántica (Titania)


Antes que nada, te quería agredecer que me dejes realizarte esta entrevista. 

Gracias, gracias, gracias a ti por pensar en mí. Que me entreviste María Cabal hace que me corra un cosquilleo por la espalda.

- ¿Alguna vez te has quedado sin gasolina en medio de una carretera rural o en medio de la nada? ¿o has salido sin mirar los niveles de gasolina? ¿Qué tiene ese comienzo de biográfico?

Fue aún más terrible que eso. Volvíamos de un viaje haciendo camping por Alemania, cansados, doloridos y deseando llegar a casa,  y era la última jornada (nos había llovido sin parar todo el tiempo). Teníamos un día entero para atravesar tranquilamente desde Wurzburgo hasta Dusseldorf donde tomábamos el avión. Pues bien, cuando paramos a echar un café… habíamos perdido la mochila con los pasaportes, los billetes de avión, las tarjetas de crédito y el dinero en efectivo.
Tras un momento de terror contamos hasta diez para darnos cuenta  que la única posibilidad era que nos la hubiéramos dejado en la Residenz (un palacio muy hermoso de Wurzburgo), el último monumento que habíamos visitado antes de salir  hacia Dusseldorf. Bien, ahora solo teníamos que hacer dos cosas:
  1. Explicarle al amable teutón que nos había servido el café y los pasteles que no teníamos dinero para pagarle.
  2. Si no nos había descuartizado para entonces, pedirle que nos dejara hablar por teléfono (no había móviles en aquella época) con la Residenz.
El hombre se compadeció de nosotros, nos regaló las vituallas, y nos dejó su teléfono. Pero en la Residenz quien nos atendió no hablaba inglés y el camarero decía no poder entenderse con él porque hablaba un dialecto que no comprendía. Así que se abría de nuevo un doble camino ante nosotros:
  1. ¿Nos íbamos a Bonn (entonces capital) a buscar la embajada y arreglar los papeles para poder partir cuando se pudiera?
  2. ¿Volvíamos a la Residenz, 200 Km hacia atrás, para ver si nos habíamos dejado allí la mochila y nadie la había hurtado?
Porque a todo esto había que sumar un pequeño problema, y por eso te he explicado todo lo anterior. Y es que no teníamos gasolina y no sabíamos a qué altura el coche nos iba a dejar tirados.
Optamos por lo segundo y fueron las dos horas más angustiosas de nuestra vida. No sé cuánto tiempo estuvo el coche en reserva, pero casi desde que salimos. Nos dejó tirados a un par de kilómetros del monumento, que hicimos andando bajo la lluvia.
Al final sí estaba la mochila, alguien la había encontrado en un banco de la capilla privada del cardenal y lo había entregado en recepción.
El resto es historia: ir a una gasolinera y explicar que quieres que te llenen un bidón de gasolina pero que no es con intenciones delictivas, volver al coche, etc. etc. etc.

-¿Cuál ha sido tu momento más embarazoso? ¿Alguna vez te han hecho subir al escenario y no sabias para que?

Soy muy tímido aunque con el paso de los años he aprendido a montar un personaje que se mueve bien en grupo, pero en las distancias cortas este personaje me falla. Por suerte nunca me han subido a un escenario “por sorpresa”, pero sí he tenido muchos momentos embarazosos.

Uno de ellos fue con una pareja encantadora que conocimos en vacaciones, Eran vecinos de apartamento, tuvimos feeling desde el principio, cenamos varias veces, fuimos juntos  a la playa…
Un par de semanas después, ya en septiembre, nos llamaron porque estaban unos días en Sevilla y querían que nos viéramos. Nos hizo mucha ilusión. No siempre se encuentra gente tan afín y nos apetecía mucho verlos de nuevo. Quedamos en un hotel, cosa que me extrañó, porque lo habitual es hacerlo en un bar o un sitio turístico. Cuando llegamos nos dijeron en recepción que nos esperaban en la habitación. En ese momento, aunque nunca lo verbalicé, estuve seguro de que se trataba de un asunto de intercambio de parejas y hubiera salido por patas si mi “yo” racional no estuviera diciendo “¿Cómo va a ser eso, cómo va a ser eso?”. Los minutos entre esperar el ascensor y subir fueron eternos… pero fue mucho peor de lo que había esperado.
En la habitación había unas 10 personas que nos recibieron muy amablemente. Nuestra confusión era total… hasta que empezaron a rezar.
Nunca supe muy bien que es lo que había pasado, pero entre salmos, rezos del rosario y aleluyas no nos pudimos largar en una hora.  Al parecer era una especie de secta o congregación religiosa a la que nos querían adherir… vamos, nada más lejos de nuestra intención. No hemos vuelto a saber de ellos nuca más.




 
-¿Cuál es tu hortaliza y tu fruta favorita?

Jajaja… se nota que has leído “Siete razones para odiarte”, pero verás que son las más inocentes: Brócoli y melocotón.

-¿Alguna vez te han dicho una palabra y has dado por sentado que era una cosa y terminó siendo otra?  (Confusión del asesino de la dehesa)

Cientos. Miles. Soy un experto con los malentendidos. No te voy a contar los peores porque me dejaría en muy mal lugar y esta entrevista la lee todo el mundo, pero te contaré uno de estos casos para que te hagas una idea.
Situación; yo estaba en el autobús, me quedaban veinte minutos de trayecto, y se sube una señora que se sienta a mi lado.
Al instante me dice si me llamo Jose, le respondo que sí, me da un abrazo, un beso (todo esto con una alegría enorme) y me pregunta por mi madre. Yo le sigo la corriente porque se la ve tan segura que puedo insultarla si le explico que no me suena de nada. Ella a continuación me pregunta por mi padre, por el trabajo de mi hermana, por la boda de mi hermano y por el inminente nacimiento de mi sobrino. Todo encajaba., aquella mujer debía ser alguien muuuuy cercano… y yo una mal tipo que no la reconocía.
En esos momentos mi estrategia era hacer preguntas para ver si descubría quién diablos era aquella amable señora… ¿Cómo están los tuyos?... A ti te veo muy bien, ¿Qué estás haciendo?
En medio de la conversación dijo algo que ahora no recuerdo pero que me hizo ver que aquella mujer me había confundido con otro… y entonces vino lo peor… me daba un tremendo apuro sacarla del error porque la veía  ¡Tan feliz!
Así que durante los próximos diez minutos mi estrategia fue esquivar sus preguntas para evitar que me descubriera… un estrés horroroso. Me bajé dos paradas antes y me fui a casa andando.

-¿Cuál de los dos personajes te ha costado más darle forma? ¿por qué? 

Quizá Ana, porque ya estaba configurada como secundaria y ahora tenía que convertirse en protagonista. Yo había trabajado mucho sobre ella pero desde el punto de aportar una réplica dramática a Elisa en “Siete razones para no enamorarse”. Sabía que era divertida, directa, descarada… pero ahora había que construirle un pasado, una actitud, una forma de ver la vida, que no se saliera de los cánones que aparecían en la primera novela. Quizá por eso Juan me fue más fácil, lo hice a partir de ella.
.
-Nat Cole aparece en el libro en una escena muy bonita pero ¿Cuál sería la canción para Juan y para Ana?

Para Ana yo me quedaría con Smile. Ella es mujer de levantar sonrisas y de enfrentarse a la vida esgrimiendo una muy amplia. Una vez leí que al igual que al sentirte bien sonríes, si sonríes te lograrás sentir bien. Lo he probado y funciona así que una sonrisa para Ana.

 

Para Juan When I Fall In Love porque siempre que pienso en el amor pienso en esta canción. Para mí, en mis novelas, el amor es algo que te asalta. Tú estás tan tranquilo y aparece, se te cae encima, te deja sin respiración. A Juan le pasa algo así, de manera que vamos a dejar que la escuche tanto como quiera.


-¿Quieres añadir algo más a esta entrevista o decir algo más a los seguidores de la web?

Quiero darte de nuevo las gracias, y aprovechar para darlas también a mis lectores. Yo escribo porque ellos existen por lo tanto son el principio y el fin de lo que hago.


-Agradecimientos al escritor.

10 comentarios

  1. Hola!
    El libro me ha llamado bastante :)

    ¡Un abrazo! ^^

    ResponderEliminar
  2. En primer lugar ¡Smile! No sabes cuánto me ha alegrado escuchar la canción por aquí, me has sacado una gran sonrisa :)

    Ahora, me encanta lo que cuentas de esta novela, qué difícil es el humor y qué maravilloso cuando un escritor logra plasmarlo en su obra. Les deseo muchos éxitos con esta novela, que seguro leeré, y muchas felicidades por el premio, claro.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Qué buena pinta tiene la novela, no la conocía pero tu reseña ha sido fantástica y me han dado muchas ganas de divertirme con ella.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Qué dos buenas canciones! Y no me hubiera fijado en este libro, pero tras tu estupenda reseñay la divertida entrevista, como lo vea, me lo llevo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. El título me recordó a una película pero ya viendo de que va no es la misma historia n.n
    Me llama la atención n.n
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Sin duda parece divertido, habrá que tenerlo en cuenta^^

    ResponderEliminar
  7. Disfruto muchísimo con los libros que me hacen reír y como este parece reunir características esenciales para que un libro me haga feliz, tomaré nota. Un besote :)

    ResponderEliminar
  8. No lo conocía y me llamo Muchísimo la atención!! Gracias por la recomendación!
    Además, la entrevista también estuvo muy divertida.
    Ojala que cuando lo lea, realmente me divierta como tu te divertiste.
    Nos vemos!

    ResponderEliminar
  9. Tiene buena pinta, me lo apunto ^^

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Ya lo tengo. Pronto lo leeré.

    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)

Instagram