Yulia, una experimentada reportera que cubre la Primavera Árabe, logra entrar de forma clandestina para narrar el peligroso conflicto en Siria. En su camino se cruza con el apuesto Omar, un joven poeta que ha salvado la vida de milagro. Yulia se siente inmediatamente atraída por él. Perseguido por los hombres del Gobierno de Al Assad, Omar se ve obligado a huir. Yulia decide entonces acompañarle al cerco de Baba Amro, en Homs, donde se produce uno de los episodios más sangrientos de la guerra civil. De la mano del sirio, la reportera se implica poco a poco en esa contienda ajena. Empatiza con el conflicto y con su causa y toma decisiones que no tendrán vuelta atrás. Sin control sobre los acontecimientos y en el escenario caótico e imprevisible de la guerra civil, Yulia se enredará en una trama en la que arriesgará su propia vida. Atrapada entre dos mundos, presionada por la CIA y por los radicales islámicos, dividida entre el bien y el mal, la paz y la violencia, la religión y el ateísmo... ¿traicionará Yulia los ideales de Omar? ¿O decidirá llevar su lucha contra la injusticia y la violencia en Siria hasta el final? Mayte Carrasco, una de las reporteras de guerra  más importante de la actualidad, nos narra una sobrecogedora historia de amor, lealtad y pasión en la primera novela sobre la guerra civil en Siria, un lugar en el que el alma se desnuda y todo se vive con una intensidad voraz.

Paperback480 pages/Published May 2014 by Plaza & Janés/Nota 4,5

Espérame en el paraíso de Mayte Carrasco cautiva al lector desde la primera página, te mantiene pegada a la trama y esperas que no termine de la manera en la que tu mente lo visualiza. Llevaba tiempo sin que ningún libro me dejase esa sensación que una tiene cuando, cierras la cubierta y sigues pensando en la historia. Mayte ,nos habla de un país como es Siria, todos hemos oído hablar de él mucho en la televisión pese a que ahora, hay un silencio informativo enorme y las potencias que podían ayudar sino es militarmente pues con ayuda humanitaria se han quedado de brazos cruzados, mientras la población es aniquilada cruelmente, pero no os voy a contar algo que en algún telediario hemos escuchado y luego se nos ha olvidado. La autora ha vivido el conflicto desde dentro y conoce el país, por lo que el conocimiento real del terreno aporta ese toque que pocas novelas pueden tener, ese toque mágico pero a su vez real de un país, con unas gentes adorables que tienen mucho que contar al lector que quiera leer Espérame en el paraíso. Dentro de el contexto como es el de la cruenta y dura guerra, hay tiempo también para el amor, para la esperanza, para conocer de la mano de Mayte unos poemas sirios que te pondrán los pelos de punta de lo hermosos que son, han sido pura belleza para mis ojos.Una pluma delicada y bien definida, con unos diálogos que no caen en saco roto como pasa muchas veces, sino tienes que volverlos a leer una y otra vez porque son fascinantes,porque nos hace entender como un Sirio ve a una extranjera, pero sobre todo teniendo en cuenta, la conexión que tuvimos el Al-Andalus con el mundo árabe, aunque fuese hace muchos siglos. Omar , me ha encantado como personaje y como persona, su visión del mundo, de Siria, e incluso de la vida, ha sido un soplo de aire fresco y lo que sucede entre Yulia y él, me ha encantado, ha aportado algo de esperanza a la historia. Hay muchos personajes dentro de esta trama que os enseñarán un trozo de su país, de su cultura...no os centréis solo en Yulia y Omar, todos tendrán muchos que contaros. Un país como Siria y el conflicto que vive como he dicho anteriormente es conocido por todos, pero ¿Qué sabemos realmente de lo que sucede? ¿Qué sabemos del pueblo Sirio sino es por la televisión? Yo os animo a que de la mano de una reportera de guerra como es Yulia os introduzcáis dentro de Espérame en el paraíso, he tardado menos de 5 horas en devorar desde la primera a la última página y es que verdaderamente engancha.





- En la página 29 dices "Que a los rebeldes les preocupaba lo que pensaba el mundo" ¿Qué cree usted que piensan ahora que les hemos abandonado por otros conflictos y por otras cuestiones?

Ahora hay el mismo sentimiento pero multiplicado por cien, porque si cuando yo entré que era en el año 2012 y a través de Yulia, un poco lo cuento, ese sentimiento de abandono internacional, ahora eso se ha multiplicado por cien porque, no ha habido intervención internacional, les hemos dado la espalda y no solo los gobernantes, sino también la opinión pública mundial que tampoco sabe muy bien que está ocurriendo y hay un vacío informativo de lo que pasa ahora mismo ,Bashar al- Assad ha triunfado con su propaganda de, o yo o el caos, porque realmente esta trasmitiendo al resto del mundo que hay caos dentro de su país, y lo que nadie sabe es que la resistencia dentro del ejercito llamado libre o la gente que está en contra de Bashar al- Assad está combatiendo contra ISIS, los radicales islámicos y están luchando en el norte del país.
Entonces, ese sentimiento me ha interesado mucho el trasmitirlo, que la gente comprenda que, para mí es un esfuerzo que cualquiera de nosotros se siente allí con un sirio y a través de Yulia que, es una occidental y una europea, pues se siente y dialogue con ellos y que vean que, son seres humanos y con el fondo de un teatro que es la guerra civil en Siria, pero que podría ocurrir en cualquier guerra.
Lo que a mi me interesaba es trasmitir el comportamiento de los seres humanos, frente al sufrimiento cuando la muerte acecha, en la que todos nos comportamos de alguna manera especial, nuestro comportamiento se transforma y realmente el alma se desnuda y vemos quienes somos realmente, y también, evolucionamos y tomamos decisiones que no tienen vuelta atrás. No hay más que ver en España o en una casa en la que hay alguien que vaya a morir, pues todos los sentimientos se multiplican y ocurren muchas cosas, te salen más ganas de abrazar, o de pegarte, o más ganas de salir corriendo, o de quedarte, o de odiar, o de amar, entonces eso es lo que ocurre en la guerra pero multiplicado por mil, por todas las familias que están de luto, que tienen un familiar muerto o, de repente se multiplica el número de bodas, de nacimientos y es muy interesante explicar como viven, y a través del diálogo, mucho más.
Es fascinante para mí, trasladar los diálogos que yo he podido tener con algún sirio, y trasladarlos a través de personajes ficticios y es un ejercicio bonito porque, es entretenido para el lector.
El ver que los musulmanes no son tan distintos de nosotros, que hay grados dentro de la religión musulmana, que hay gente que cree menos o que cree más ¿Por qué un combatiente va a luchar? ¿Qué es un Yihadista?
cosas que nosotros desconocemos y que hay mucho malentendido, mucho prejuicio, mucho racismo y tratar de romper esas barreras y que mejor forma de hacerlo que con el amor, porque el amor es universal, no tiene fronteras, para mi es un vehículo precioso para contar los sentimientos de esa Yulia y de ese Omar, que son ficticios.
Omar es un personaje que me encanta, que es un romántico, que lo crearíamos sino existiera todas nosotras, es un hombre apuesto romántico, melancólico, que te recita poesía y te ama incondicionalmente, porque sabe que va a morir pronto y, tiene esa necesidad y fíjate que Yulia no encuentra nada de eso en occidente.
Yulia hecha de menos ese compromiso que, hay en el mundo árabe con las mujeres, que no todos los musulmanes son unos maltratadores dentro de la familia, la mujer tiene mucha fuerza en el mundo musulmán y aquí, no lo sabemos y por ejemplo: En Siria, la mujer tiene mucha fuerza en Siria, en Túnez...en muchos países que desconocemos.
Es una forma de derribar muros y derribar ese choque de civilizaciones que hay provocado por esa aceleración de internet, del acercamiento entre culturas y deshacer ese choque de civilizaciones y acercar los dos mundos.
Yo no sé, si se tradujera al árabe si gustaría, mi intento es de dar una visión occidental por supuesto y que la gente que lo lea, tenga una visión distinta de la que dan los medios, de los titulares, de la guerra civil y de los muertos, del señor que se come el corazón del enemigo y de todo eso, de dar un visión distinta, no por ello, menos cruel o menos sangrienta porque una guerra es sangrienta y hay momentos duros en el libro, pero con la visión humana y esos diálogos literarios y con una reflexión intelectual, porque hay una reflexión de fondo, una política y otra filosófica ¿De dónde venimos y Adónde vamos?
Venimos de que Yulia es una nieta de un combatiente de la guerra civil española y ella, de repente se siente imbuida por ese espíritu que tiene la Resistencia Siria, se siente identificada totalmente con ellos y dice, como mi abuelo y toda esa generación que luchó por las libertades, yo también quiero luchar aquí, porque en Europa, no se lucha ya, por nada, no hay valores, aquí se lucha por algo, aquí se está creyendo en algo, porque creen en Dios, pero en algo creen ¿Nosotros en qué creemos? Ya no creemos en Dios, ya no creemos en nada. La gente allí está regresando a Dios, esta regresando a las banderas, porque como digo en el libro, las banderas, son mortajas de seres humanos que no volverán.
Volvemos a las banderas con los nacionalismos, porque ya estamos perdidos y no sabemos en que creer, lo que hay que hacer, es volver a los valores que teníamos antes, hay que mirar al pasado y ver que la libertad que tenemos ahora, vale mucho, y que la libertad que tenemos ahora, hubo una generación enorme que se sacrificó para que nosotros la tuviéramos.
El libro es un recordatorio, de que tuvimos una generación que se sacrificó por la libertad de Europa y que ahora ellos, están luchando por su libertad, y les estamos dando la espalda, por incomprensión también, pero ellos tienen derecho a tener su libertad, aquí en Europa, hemos secuestrado la libertad, al final hay un poema que dice "La libertad bestia salvaje y fea" La libertad puede ser muy salvaje porque es dura de conseguir, y muy fea porque se va como la vida y hay que tener cuidado por que si la estamos apresando en pro de nuestra seguridad y ellos en el mundo árabe, también tienen derecho a esa libertad.

- En la página 254 me llamó la atención que Usama diga en una conversación " ¿Sabes cuál es el problema de occidente"? El miedo ¿De qué tiene miedo occidente de ayudar a Siria? ¿Qué intereses ocultos tienen países como Estados Unidos o Rusia que han intervenido en otras guerras y no en está?

Lo que tenemos miedo es que tenemos tantas cosas que, tenemos miedo de perderlas, las revoluciones suceden siempre que baja a la calle gente que, no tiene nada que perder.
Sin embargo los que tenemos algo que perder, aunque cuidado, lo que tenemos miedo a perder es algo metálico, el materialismo puro y duro.
En realidad estamos perdiendo otras cosas que ya hemos perdido, hemos perdido los valores humanos, el sentimentalismo, parece que esta de moda el estar solo, el individualismo, la soledad y sin embargo, la gente tiene miedo de perder cosas materiales, la gente se suicida porque ha perdido una casa, en realidad hay muchas personas que nunca han tenido una casa, es otro mundo.
En Europa, estamos muertos de miedo de pillar un virus, y como estamos con miedo nos vamos a urgencias corriendo en cuanto te sale una fiebre, eso nos hace seres débiles, frente a personas que, son gente muy fuerte, son supervivientes, la gente superviviente es dura, tiene mucha fortaleza y en el mundo árabe como hay mucha pobreza, también tienen esa fortaleza.
Unos creen en Dios y creen en el paraíso de ahí el título, nosotros tenemos miedo porque no creemos en el más allá, y tenemos mucho que perder o, pensamos que tenemos mucho que perder, en realidad no tenemos nada que perder.
No valoramos lo que tenemos de verdad, mucha gente tiene a su padre y a su madre y le mete en la residencia, y no viven con ellos, y no pasan mucho tiempo con ellos, o no les escuchan, o piensan que casarse y tener hijos es un error porque lo más importante del mundo es irte con tus amigotes a ver el fútbol y beber cervezas hasta los 45, pero te estás perdiendo mucho de la vida.
Andamos muchos perdidos, yo no he visto hombres que se comprometan aquí, en el mundo árabe quieren casarse y tener hijos y, es algo natural, es natural comer con alguien y cenar con alguien todos los días porque ser humano no es vivir solo, necesitamos compañía como los animales ¿Por qué vamos contra natura? Es incomprensible
- En "La Kamikaze" Yulia era una reportera de guerra desesperada que viajó a Afganhistán para la gente que la desconozca ¿En qué punto se encuentra en este libro?
Yulia es más madura, el libro de "La Kamikaze" era un poco más cómico, sentía que era un comic, con unos personajes también más radicales, tenía personajes que eran más como caricaturas, como el embajador, el espía, se podía hacer una "bon dessiner" como dicen los franceses.
Sin embargo, este libro es más maduro, Yulia ha crecido, es más consciente, tiene reflexiones de otro tipo que no aparecen en "La Kamikaze" Yulia ha avanzado todavía más en criticar a Europa, en el primer libro también crítica a Europa, ella también alaba mucho el mundo musulmán, en el caso de "La Kamikaze" al pueblo Afgano, esto es un paso más allá y aunque aparece el personaje de Kay en "Espérame en el paraíso", aparece como el ex novio que no la supo dar lo que ella buscaba en el mundo occidental.
Es una Yulia más madura pero todavía más frustrada con el mundo periodístico, es una Yulia cansada, frustrada y con ganas de luchar e igual de enamoradiza que en el primer libro, igual de romántica que en el primero, pero más comprometida.

- En Siria tienen familiaridad con la muerte cosa que aquí en el mundo Occidental, huimos de ella ¿Por qué allí nos las esconden tanto como aquí?

Esa es una idea que también estaba en "La Kamikaze", aquí escondemos a los muertos, me llama la atención cuando muere alguien que enseguida lo tapamos, si hay un accidente de tráfico se tapa, porque la muerte es fea. Cuando ves un cadáver, todos los que he visto, han sido feos, porque cuando el alma se parte, la mueca que deja en el rostro es rara, me llama la atención.
Creo que aquí, nos alejamos de la muerte, lo escondemos, cuando muere alguien lo ponemos como en un escaparate y lo maquillamos y le damos un aspecto como si estuviera, vivo y le ponen un cristal.
Una cosa que yo veía en Siria , cuando la gente moría, ponían el cuerpo como antes la gente aquí, lo ponían en la casa y todos los familiares le besaban, le abrazaban, aunque estuviera muerto, había un contacto físico con la muerte que aquí como que nos repugna y es un poco lo  que nos diferencia, cuando más cerca estamos de la muerte y más cerca la vemos, más ganas tenemos de vivir y vivimos la vida con más intensidad, con más realismo, con más fortaleza y yo creo que, esa forma de apartarnos de la muerte es como decir "la muerte nunca nos va a llegar" porque, somos inmortales, porque tenemos dinero, porque vivimos en el primer mundo, la gente solo le llega a esta gente que tiene guerras, la muerte nos llega a todos, de una manera más violenta o no. Todos los seres humanos nacimos y morimos, no somos tan distintos, seamos de la cultura que seamos o creamos en lo que creamos, al final cuando nos muramos todos, seremos polvo.

- Si te dijeran de hacer otro libro con otro personaje de tus anteriores novelas ¿A quienes elegirías y por qué?

No lo se, imagino que Jason y Kay, porque siempre aparecen por ahí, porque los servicios secretos siempre están en todas las guerras, quieren ser omnipresentes.
Omar no, porque los combatientes son perecederos. Pero hay personajes en el libro que desaparecen, que para mí, es un homenaje.
El personaje de Ludovic es un homenaje para las personas que no aparecerán en el próximo libro, son personajes que son de un libro solo.


-¿Cómo te decantaste por los poemas que aparecen en el libro y no por otros? 





Yo estaba viviendo en París, dando clases, me acerqué a una librería que está en el barrio cinco, entre Pantheón y Odeón, entonces hay una librería, no recuerdo ahora el nombre de la calle, pero es una librería pero muy antigua y muy especializada en libros antiguos árabes, del mundo árabe.
París tiene eso, además es el barrio de las librerías porque esta al lado la Universidad de la Sorbona, entonces le dije , déme usted un libro del mundo árabe, que necesito documentarme ¿Qué quieres política, me dijo? y le contesté, no, quiero algo artístico, para que me inspire pero de Siria, y entonces, me sacaron un libro precioso con unas ilustraciones increíbles y era de poesía, una compilación de poesía del mundo pre islámico, de antes de Cristo y después de Cristo.
Es el libro verde que Omar siempre lleva en el bolsillo, existe, si y con ilustraciones al final de mujeres desnudas.

- Tengo una duda respecto al personaje de Abu Khadar ¿Cómo le creaste? ¿A partir de quien o qué le creaste?

Yo no he conocido a ningún radical y resulta difícil crear un radical cuando yo no he conocido a ninguno.
Si que he leído muchas páginas de radicales islámicos en la web. Cogí su vocabulario y lo puse en la boca de este personaje. ISIS tiene página web, aunque hace 
poco se la cerraron pero todavía hay textos, pero estuve viendo como se comunican, como hablan entre ellos, porque hay para chats y esos chats, son una fuente 
buenísima para un escritor o una periodista para ver como crear a ese personaje. Entre eso y el Corán porque leí y seleccioné las partes que podrían ser interesantes 
y podrían ser utilizadas, he hecho eso y puede que ellos me digan, has puesto algo mal o ellos no hablan así, pero creo, que he acertado bastante, que un radical
puede hablar perfectamente así porque me he basado en esos diálogos que tienen en internet y son públicos, ellos son muy exhibicionistas por lo que es fácil 
averiguar estas cosas.



- Si pudieras describir al libro en tres palabras o una frase ¿Cuál sería?

Entretenido, pero rico, con el que, se aprende, con el que se disfruta y se llega a conocer otras culturas.
Es un libro para los románticos que, todavía creen en el amor, y que les gusta leer esas historias tan profundas y tan reales, porque nada es más real que en una 
guerra, porque el amor real solo se vive cuando eres tú mismo, esos son Yulia y Omar, son personas que están allí, están viendo cosas tremendas a su alrededor,
 pero realmente están siendo ellos mismos y están creyendo también en el amor y siguen teniendo fe, en ese sentimiento y en vivirlo mientras se pueda.

-Foto de la autora realizada por mí
-Agradecimiento a Mayte
-Agradecimiento a Carmen G Trevijano

2 comentarios

  1. No conocía el libro pero se ve con buena pinta n.n
    Gracias por la entrevista!
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Es la primera vez que leo algo acerca de este libro y me gusta lo que has contado; además, la autora parece una persona muy agradable, lo que es genial. Me llevo el título a la lista, claro; gracias por la recomendación.

    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)

Instagram