"Counterpart" es una serie de espionaje sobre un mundo misterioso escondido bajo la superficie de nuestra existencia cotidiana ... Howard Silk (J.K. Simmons) es una pequeña pieza en la maquinaria burocrática de una agencia de espionaje de las Naciones Unidas con sede en Berlín. Cuando Howard descubre que su organización salvaguarda el secreto de un cruce a una dimensión paralela, se ve empujado a un mundo sombrío de intriga, peligro y tración en el que el único hombre en el que puede confiar es su homólogo casi idéntico en ese mundo paralelo . El espectáculo explora los temas de la identidad, el destino y el amor perdido, planteando la eterna pregunta: "¿y si nuestras vidas hubieran sido diferentes?"







Esta primera toma de contacto con Counterpart ha sido algo diferente a lo que esperaba, todavía estoy procesando que me ha parecido este arranque de serie.
Ha sido verla como subida a una montaña rusa en donde hay subidas, bajadas y/o algunos giros inesperados.
Es una serie inspiradora pero a la vez te deja con tantas preguntas en la cabeza que piensas que esta te va a explotar, aún así la he disfrutado bastante salvo cuando se pone un poco filosófica, pero el resto de tramas, personajes e historias me han gustado mucho.

El planteamiento inicial de Counterpart es algo que el espectador no cogerá al vuelo, tendrá que dejar reposar todo lo que ve.
Hay una primera escena con los cristales que es preciosa,maravillosa y es una fotografía para hacer stop y grabarla en la retina.
A su vez hay algunas conversaciones que en apariencia son normales, pero que en el trasfondo de esta serie,te dejarán dándole vueltas al coco.

Aunque he visto solo el primer episodio, me da la impresión de que al final no todos serán buenos, ni todos serán malos, serán todos personajes grises y terminaremos entendiéndoles a la perfección.
¡Espero que os quedéis pasmados al conocer a la agencia gubernamental por dentro! Cuando leí la sinopsis no me la esperaba de esta manera, al finalizar el primer episodio me pareció algo atípico y fuera de lo común, como si David Lynch, hubiese dibujado la agencia a propósito para volvernos locos
Un primer capítulo intenso, pero que nada esta puesto al azar, aunque no lo entendamos de momento.

Me gusta la sencillez del personaje de Howard, me gusta su forma de ser, su forma de razonar.
Ver a J.K Simmons por partida doble ha sido de esas cosas que solo pueden pasar una vez en la vida y no sabes a que Simmons querer y a cual odiar, solo diré que este actor es ¡Inmenso! tan solo verle un segundo en la pantalla te das cuenta de que lo que hará será grande.
Una serie que se convertirá de culto en muy poco tiempo.

Sinopsis de Inesperadamente: 

Aquí estoy, aquí me tienen, lleno de pasado, como todo el mundo; pero dispuesto a soñar, a que mis versos sean voces que den luz. Creo en el llanto, en los sentimientos, en todo lo que salga de dentro y provoque una revolución fuera. Os dejo estas partes de mi vida. Espero que os sirvan de algo, o de mucho. No soy nada y, probablemente, nunca lo sea, pero intento ser lo que siempre he soñado y ese es mi triunfo, cumplirlo es lo de menos.




-Fotografías de mi autoria.

Comienza el año 2018 con la reedición de una novela conocida por los lectores, una obra del escritor gaditano Felipe Benítez Reyes, publicada por primera vez en 1998 y que se convirtió al poco de su aparición en una obra de culto. Se trata de ‘El novio del mundo’, que cuenta la historia de Walter Arias, una mezcla de filósofo surrealista y de psicoanalista antifreudiano, de romántico y de obseso sexual, de arlequín y de monstruo, de moralista y delincuente.  Todo esto, junto a las hilarantes escenas que protagoniza, dio lugar a una obra que tuvo una excelente acogida entre la crítica y los lectores, y que ahora se publica con un epílogo inédito.



-Fotos y vídeos de mi autoría

Con guión del reconocido Jez Butterworth (Spectre), el elenco de BRITANNIA incluye a Kelly Reilly (True Detective) como la temeraria princesa celta Kerra, David Morrissey (The Walking Dead), como el general Aulus, cabeza del ejército romano invasor, Nikolaj Lie Kaas (The Killing) en el papel del astuto druida Divis, y Zoë Wanamaker (Harry Potter y la Piedra Filosofal) como la reina celta Antedia.Cuando los romanos invaden Bretaña en el 43 a.C., Kerra (Reilly), la hija del rey de los Cantii, se ve forzada a dejar a un lado sus diferencias con su archi enemiga, la reina Antedia (Wanamaker) para combatir juntas a los invasores. Los romanos, liderados por el General Aulus Plautius (Morrisey), llegan con la determinación de triunfar donde Julio César fracasó, y conquistar esta tierra mítica en los límites del Imperio Romano. Aulus es un líder fuerte, pero esconde un oscuro secreto que amenaza su misión. Mientras las tribus y los druidas se unen para combatir a los romanos, Kerra se enfrenta al mayor reto de su vida como líder de la resistencia.

Britannia es de esas series que persona que la vea, se va a enganchar totalmente.
Es adictiva, y aunque no sea original porque trate hechos históricos reales, serán los personajes de la misma los que cautivarán al público.
Unos personajes tan auténticos que abruman, todos ellos tienen garra.
Kelly Reilly e Nikolaj Lie Kaas , junto a Eleanor Worthington Cox y Stanley Weber son sin dudarlo mis personajes favoritos, además con algo en común, son cabezotas y se mueven por lo que sienten.
Después, están algunos secundarios de lujo que en cualquier momento pueden dar alguna sorpresa que otra, pero creo que en esta serie, cualquiera de las tramas que nos enseña no solo es didactica, a su vez es importante.

Dicen que todos los caminos llevan a Roma y en esta ocasión nada más lejos de la realidad, es el desembarco de este pueblo en las islas, para nada pacifico y con imposiciones que para unos lugareños orgullosos de lo que son y como son, que si que con sus diferencias entre vecinos pero nada que no se haya visto.
Ahora eso si, la serie mezcla a la perfección el tema histórico con la ficción.
Aunque es una serie en la que constantemente están sucediendo cosas, también tengo que confesar que la trama con la que más me he divertido y/o me ha causado más inquietud es la del druida Divis, sin dudarlo le hace sombra hasta el mismísimo Panoramix.
Continuamos con el personaje de Cait, una mocosa pero testaruda y valiente, que junto con Divis, hará las delicias del espectador.

Kelly Reilly, hará que cualquiera que se enganche a la serie la adore, dentro de las guerras, puñaladas
por la espalda y alguna enemistad, ella es la más humana, la más noble y aunque también es orgullosa, se mueve por otros principios que el resto de los personajes, me ha gustado su garra y que no se achante ante nada ni nadie, dará mucho juego.
No os voy a engañar de que tengo cierta debilidad por el actor Stanley Weber, le conocí cuando empezaba y me llamó la atención, creo que es un diamante en bruto, que últimamente hace muchas películas y series históricas, por lo que se mueve como pez en el agua por distintas épocas o eras, pero en Britannia, dará mucho juego, ojo avizor a él.

El resto de actores/actrices están a la altura de sus roles, pero he querido resaltar a los que nombré arriba, porque personalmente son los que más me han llamado la atención.
Sin dudarlo se que Roma en los siguientes capítulos no se lo pondrá nada fácil a las islas, pero ganas de saber el siguiente movimiento, porque si es cierto que esto parece una partida de ajedrez, seguro que habrá movimientos escondidos que desconocemos, porque creo que algo tendrán escondidos bajo el brazo.
Y los paisajes de Britannia, son maravillosos, tan fascinantes algunos que querrás meterte por unos minutos en la serie y ser testigo en vivo y en directo de tal preciosidad.
Más que recomendada.

Una madre se despide de su hijo, mientras esperan al padre que vendrá a buscarlos en coche; enseguida partirán para un viaje largo, aunque de alguna manera el hijo ya se alejó hace tiempo. El padre ha de llevarlo a un hospital y dejarlo internado para que se cure de su trastorno mental. Al buscar palabras para despedirse, la mujer va desvelando las relaciones paterno-filiales, y de pareja, que van más allá de su historia personal. “Exquisito texto sobre una madre y su hijo, y un vínculo que recrudece hasta el límite”, “una dramaturgia fuerte, pensada, poética”, según la crítica argentina. Esta será la primera vez que se presente en España una obra teatral de Santiago Loza, figura clave de la dramaturgia actual en Latinoamérica, además de cineasta. Es un maestro en retratar a personajes femeninos, con misterio, delicadeza y horror. Lo dirige Pablo Messiez, flamante ganador de varios Premios Max por La piedra oscura, dramaturgo también, que lleva años siguiendo, con admiración, la trayectoria de Loza.


Isabel Ordaz con su voz y Fernando Delgado Hierro con su hipnótica mirada echan un último pulso, Isabel interpretando a una madre que intenta en un último aliento recuperar a su hijo perdido hace algún tiempo y  Fernando del que aunque no sabemos que se le pasa por la mente, no podemos dejar de mirarle porque tanto como espectador como persona, creemos en los milagros, tenemos esa esperanza de que reaccione de algún modo.

Isabel en su papel como madre está inmensa, en un papel aparte de duro lleno de matices, y Fernando como hijo está sublime, es muy difícil estar toda la obra con esa expresión en el rostro, con esa mirada transparente...el tandem de ellos dos es complicado de superar.
Lo que me ha dejado sin palabras es la intensidad de Isabel como madre, su capacidad de pasar de contar una anécdota tranquilamente a desesperarse en otro momento, si ella sufre el público también.
Aunque en la obra se nombran a otros personajes, en la trama, son la madre y el hijo quien tienen el peso de la misma. 

A lo largo de he nacido para verte sonreír  vemos detalles que hasta que no regresas a casa no te das cuenta de lo que significaba. Es una obra fácil de entender pero con un trasfondo más complicado.
Como espectador a su vez vas pensando ¿y si? ¿y si? 
El texto es precioso aún en su dureza es hipnótico y está lleno de sensibilidad, de amor hasta de música que si la escuchas detenidamente te llega al corazón.

La decisión más difícil que se la puede pedir a una madre es separarse de su hijo y más si es como en este caso por algo que a ella se la escapa de las manos, además ella siente frustración y miles de pensamientos se la van y vienen de la mente.
Vamos a hablar a su vez de la escenografía tan exquisita y delicada que podemos observar, todo cuidado, todo tan detallista que hasta incluso asusta.
Por no hablar del juego de luces que aunque pensemos que es algo insignificante, como se juega con la intensidad y el color de estas, es maravilloso.

Aunque a veces es una obra donde hay algunos pequeños silencios, la música como elemento representativo es genial, sobre todo hay un momento exquisito y bello, que no os desvelaré pero que os hará estremeceros de pies a cabeza.
He nacido para verte sonreír es un puñetazo directo y sin anestesia, es una crónica de algo que esta anunciado pero que deseas que termine de otra forma, es una lucha entre una voz que se abre en canal para intentar salvar o intentar saber si todavía hay esperanzas, son miradas, son platos rotos que no se pueden recomponer.
Más que recomendada, porque a veces lo más bonito dentro de una tormenta es ver un rayo de luz, en este caso, una sonrisa.

Instagram