Welcome

Web cultural creada hace 12 años. Administrada por María Cabal e Inés Díaz Arriero. Hace 5 años se cambió el nombre (soycazadoradesombrasylibros) de este humilde espacio y se mudó todo el contenido a la web actual. Sabemos que todo cuesta tiempo, trabajo y esfuerzo, así que encontrarás opiniones realizadas con todo el respeto y educación del mundo. Entrevistas a personas de diversos ámbitos culturales, crónicas de eventos, etc. Somos un altavoz y colaboramos con diversas editoriales, productoras, instituciones, etc. No cobramos nada y todo lo hacemos por amor al arte y a la cultura, así que ¡Gracias por pasarte por nuestro humilde espacio y seguir Paseando a Miss Cultura. Logo del blog realizado por @Arandanity Brujas realizadas por @ReiRei_Mv

Slider

ENTREVISTA CON SHIRIN KLAUS POR "EL SUEÑO DE UNA VIDA"

 


Soy Alba Navalón, aunque también puedes llamarme Shirin Klaus.

No estoy loca por responder a dos nombres (por otras cosas sí, pero por esa…), lo que pasa es que escribo novelas románticas pensadas para un público adulto como Shirin Klaus y novelas juveniles con mi nombre original, Alba Navalón Martínez.

Soy escritora de novela contemporánea y me gusta escribir sobre temas sociales desde un punto de vista positivo y motivador. Las protagonistas femeninas fuertes son lo mío y las relaciones de amor sano me chiflan.

COMPRAR EL LIBRO


 

En esta novela has unido a varias generaciones de personajes, pero el más especial es Miguel. ¿De algún modo has querido hacer un homenaje a nuestros mayores? ¿En quién te has basado para dar vida a Miguel?


El personaje de Miguel es clave en la historia. Es el corazón de la novela y lo maravilloso es que no planeaba que fuera un personaje tan importante, pero con su historia y su personalidad le robó el protagonismo a la historia de amor que cuento en El sueño de una vida.

Miguel, el abuelo, tiene 86 años y su familia sanguínea se ha olvidado de él. Hace años que no ve a su hijo ni a su nieto, pero ha tenido la suerte de rodearse de gente que lo quiere y que lo trata con un cariño inmenso. La vida casi idílica que se ha montado se tambalea cuando Jack, su nieto, reaparece en el pueblo porque necesita dinero tras hacer una mala inversión.

La soledad no deseada es uno de los temas que trato en el libro, y también el derecho de los mayores a envejecer con dignidad. Por ello el libro se lo dedico a mis abuelos que, como digo al inicio del libro «son, fueron y serán un regalo».

Para dar vida a Miguel, hay dos personas clave en las que me he inspirado. Por un lado, mi abuelo Conrado, del que saca su lado gamberro y su lengua afilada. Y por otro, de Guillermo del Madroñal, el antiguo cuidador (mediero) de la finca de El Madroñal, con quien tuve la oportunidad de visitar la propiedad hace más de diez años.


A la hora de construir al resto de personajes como Sara o Jack ¿con qué reto te has topado?

Jack fue el más problemático. La mitad de la novela está narrada por él en primera persona y al principio de la historia es un egoísta que solo piensa en el dinero y las apariencias. Su abuelo le importa un bledo y se avergüenza de sus orígenes. Tuve que profundizar en sus inseguridades y miedos para lograr entender su comportamiento y que al lector no le resultase un personaje insufrible (aunque mucha gente lo odia al principio, jeje).

Eso sí, me encantó crear su personaje porque tiene muchos golpes de humor y su evolución a lo largo de la novela dejar el corazón calentito.


*Foto de la web de la autora


En el paraje de El Madroñal, en Cieza está ubicada la novela en un lugar real y es un lugar que conoces muy bien ¿Has tenido algún miedo a la hora de centrar la historia en un sitio vinculado a ti?

¿Pudiste entrar dentro de la finca abandonada o todo estaba dentro de tu cabeza? (a la hora de describir el hotel rural).


La idea para la novela surgió de la posibilidad de que una finca abandonada de mi pueblo se transformara en un hotel rural. Por eso, desde un principio El sueño de una vida estuvo ambientado en Cieza, el pueblo donde vivo. Pero todo lo que ocurre es ficción (salvo algunos pequeños guiños a la historia real de los antiguos moradores de la finca), y para tener mayor libertad creativa, lo que hice fue vaciar Cieza de sus habitantes reales: prefería que nadie pudiera pensar «mira lo que dice del dueño del Madroñal» o «este personaje es fulanito». Así que en la novela se pueden reconocer muchos sitios del pueblo, pero todos sus habitantes son ficticios.


Empecé a escribir la historia desde los recuerdos que tenía de la casa y a mitad de la novela hice una escapada para verla por dentro. La propiedad lleva muchos años abandonada y, al entrar, recuerdo que pensé «me gusta más la casa de la novela». La había mejorado mucho con mi imaginación, pero no me importó porque la historia es un sueño de cómo podría ser la finca de El Madroñal si no se hubiera abandonado.

Los sueños parecen ser uno de los personajes silenciosos, pero con mucho peso e importantes en la historia. ¿Alguno de los sueños de los protagonistas te dieron algún quebradero de cabeza? (no sabías hacia qué lugar te estaba llevando, no te terminaba de convencer). ¿Crees que los sueños son fáciles o difíciles de conseguir?


El título de la novela «El sueño de una vida» tiene doble sentido. Casi todo el mundo lo entiende como ese sueño especial que todos tenemos y que da sentido a nuestra vida. Pero también se puede concebir como la aspiración a tener una vida, una vida bonita y (casi) de ensueño.

Miguel, el abuelo, es un ejemplo de esto último. Ya es mayor y lo único con lo que sueña es tener una vida donde la gente lo quiera. No hablamos del sueño de su vida, sino de su vida soñada. Su sueño fue quizá el más complejo de elaborar porque dolía. Dolía su soledad anterior, su abandono, sus silencios.

Y considero que los sueños son difíciles de conseguir. De hecho, la definición de sueño tiene implícito que sea difícil de lograr. Si tienes un sueño es porque aún no has podido materializar ese anhelo; si no has podido lograrlo todavía, es porque requiere de tiempo, esfuerzo y paciencia. Así que sí, los sueños son difíciles de conseguir, pero eso hace que sean mejores: cuando por fin los materializas, saben muy pero que muy dulces.


Todas las familias tienen secretos a voces, secretos desconocidos... ¿Cómo sería un mundo sin secretos y con las personas que pusieran las cartas sobre la mesa?

Creo que sería un mundo mejor. En el libro, Jack descubre muchos secretos de su abuelo. Esto le permite entender mejor cómo funciona su familia, comprender parte de su infancia y curar heridas que tenía abiertas y que había asumido como normales.

Y además de los secretos familiares, Jack acaba el libro siendo una persona mucho más feliz porque a lo largo de la trama se libera del peso de querer aparentar ser la persona que no es. Vivir en una mentira, en un secreto constante, es agotador.


¿Con qué emoción describirías este libro?

¿Solo una? Qué difícil. Es un libro que emociona a varios niveles. Igual te hace reír que te hace llorar. Si tuviera que quedarme solo con una emoción, sería la de ternura. El libro es hogar, es familia, es amor, y deja el corazón blandito.




Comentarios

  1. Hola
    Yo leí a esta autora hace años con "Quiérete, Quiéreme", no sabía que había continuado escribiendo. Le daré un vistazo a sus obras más recientes, porque puedo recordar que me encantó su pluma.
    Gracias por la entrevista,
    Un beso <3

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

La nueva politica de privacidad donde encontrarás información acerca de comentarios, entradas...https://blog.paseandoamisscultura.com/2010/09/Contactme.html

Pinterest

Write to

use the form below: