Welcome

Web cultural creada hace 14 años por María Cabal. Administrada por Inés Díaz Arriero y María. Hace 5 años se cambió el nombre (soycazadoradesombrasylibros) de este humilde espacio y se mudó todo el contenido a la web actual. Sabemos que todo cuesta tiempo, trabajo y esfuerzo, así que encontrarás opiniones realizadas con todo el respeto y educación del mundo. Entrevistas a personas de diversos ámbitos culturales, crónicas de eventos, etc. Somos un altavoz y colaboramos con diversas editoriales, productoras, instituciones, etc. No cobramos nada y todo lo hacemos por amor al arte y a la cultura, así que ¡Gracias por pasarte por nuestro humilde espacio y seguir Paseando a Miss Cultura. Logo del blog realizado por @Arandanity Brujas realizadas por @ReiRei_Mv

Slider

ENTREVISTA A MAIA CLARK (POR UN BUEN MOTIVO PARA MENTIR)

 



- En un buen motivo para mentir tenemos a Robert. Como uno de los protagonistas de la historia. El personaje debido a un percance no puede ver. No sé si me equivocaré, pero ¿Has querido hacer una metáfora de lo ciego que está en muchas cosas? (Para que se dé cuenta de todos sus errores y su vida).


La ceguera lleva a Robert a una situación en la que todo lo que aparentemente es (un hombre guapo, deportista, con éxito entre las mujeres, heredero de un ducado…), de pronto, pende de un hilo. Y lo mismo le sucede a Elisabeth, que, de la noche a la mañana se ha quedado sin nada. La situación reduce a los dos protagonistas a su esencia, a lo que de verdad son. Y, a partir de ahí, deben volver a brotar. Creo que más que hacer una metáfora, la he ejecutado (risas).



- Como licenciada en psicología. ¿Crees que Mary/Elizabeth ejerce de psicóloga con Robert (de algún modo). ¿Has querido introducir un pequeño guiño a tu profesión?


Me apasiona la mente humana, por eso estudié Psicología, y también por eso mis novelas están siempre muy centradas en los personajes y en su evolución.


Elisabeth es una joven que tiene mucha paciencia y mucha empatía, y esas son las cualidades que Robert necesita en el momento en el que, por circunstancias del destino, sus caminos se cruzan. Ella no interviene como lo haría un psicólogo, pero permanece al lado de Robert en un momento muy difícil para él y trata de hacerle la vida más fácil. Y, efectivamente, a veces eso es todo lo que necesitamos para sanar.




- Los diálogos de un buen motivo para mentir son maravillosos y en algunos momentos crean varias atmósferas preciosas. Cuando escribías la historia ¿Cómo ibas pensando estos diálogos? ¿Cómo fueron surgiendo?


Muchas gracias, me alegro mucho de que te hayan gustado. Para mí, los diálogos son uno de los momentos de mayor creatividad en el proceso de escritura. Cuando los personajes se encuentran, tengo claro el objetivo que persigo con ello, pero, a partir de ahí, me dejo llevar. Casi podría decir que los personajes cobran vida y toman el mando de la situación, actuando de acuerdo a su forma de ser. También procuro prestar mucha atención al lenguaje no verbal, que aporta muchísima información.



- Me llamó mucho la atención la forma de ser de los progenitores de Robert, sobre todo, de la madre. ¿Crees que tras todo lo vivido con Robert, va a cambiar su manera de ser con lady Diana? (dejará de ser altiva, fría y mirando las apariencias). En cambio, la madre de Elizabeth es cálida y agradable ¿Querías esa contraposición de una familia a otra?


El entorno familiar y el matrimonio tan diferente que tienen los padres de los protagonistas, a pesar de haber sido, como casi todos en esa época, concertados, son en gran parte los culpables de la forma de ser y del concepto tan distinto de pareja que tienen Elisabeth y Robert. No es que buscara conscientemente esa contraposición entre sus familias, pero sí en su forma de entender el amor.


En cuanto a la duquesa, la verdad es que no sé si tiene solución…



- Me ha encantado el personaje de lady Diana. Un personaje muy observador y con gran determinación, aunque parece tímida y con mucho que aprender en el amor, y en la vida. Pero, en muchas ocasiones, pensé que lady Diana parecía del servicio ¿Tenías claro su punto fuerte? ¿Tendrá su propia historia?


Lady Diana es muy interesante. Se crio prácticamente sola y sin las convenciones sociales que tanto afectaban a las mujeres en aquel entonces. Por eso se comporta de una manera inesperada, diferente. Casi actúa un poco como un hombre (para esa época). Sí que se merecería una historia propia; veremos cómo va evolucionando este mundo imaginario…


- El lugar en el que la trama cobra vida es el castillo de Greyswood. Por las descripciones parecía muy lejos de Londres, pero está bastante más cerca de lo que creemos. Cuando describes el castillo ¿En qué lugar te has basado? O ¿Cuál tenías en mente?


Sí, parece más propio del norte de Inglaterra, de Escocia incluso. Pero necesitaba que estuviera camino de Portsmouth, que es a donde se dirige Elisabeth en su huida.


El castillo de Greyswood es imaginario. Quería crear un lugar que impusiera respeto, miedo incluso. La atmósfera al inicio de la novela es un poco opresora: el castillo, la lluvia, el conde malhumorado… Luego, poco a poco se va haciendo la luz y, como decías antes, van cayendo las vendas.



- Si, Mary/Elizabeth hubiese estado en la misma situación que Robert (con su problema de visión) ¿Cómo se hubiese comportado ella? Y ¿Cómo la hubiese ayudado Robert?


Qué buena pregunta. Creo que Mary no se habría escondido y que habría llevado mejor la situación. Y que Robert la habría ayudado igual que hizo ella con él, porque Robert es… Bueno, mejor no desvelo nada. Pero sería bonita una historia con este argumento, tomo nota.


- Mary/Elizabeth tiene que hablar de una determinada manera para no llamar la atención. ¿Te fue difícil utilizar un tipo de lenguaje adecuado a cada momento? (Hubo algún instante en la trama en la que no sabías cuál emplear).


Lo que me resultó difícil fue no equivocarme de nombre cada dos por tres… Menos mal que hago muchísimas revisiones de mis novelas y detectamos (creo) todos los errores. Pero, como te decía antes, el lenguaje que utilizan los personajes es muy importante para mí, y la propia Elisabeth se sorprende cuando la tutean o la tratan como a una más. Y se mantiene siempre muy discreta y respetuosa, como la educaron.



- Me ha gustado mucho como has jugado al ratón y al gato con “el accidente” de Robert y con Mary/Elizabeth en su determinado momento ¿Crees que las habladurías o los cotilleos son mayores en la actualidad o en el pasado? ¿Tenías claro como solventar estos nudos de la historia? (como hacer que reaccionaran los dos personajes ante las adversidades).


Uff, creo que el cotilleo es inherente al ser humano, sobre todo a algunos seres humanos. Y que las apariencias siguen siendo muy importantes hoy en día, quizás en un sentido completamente contrario al de entonces, pero igual de esclavizadoras. Robert es un hombre y es hijo de un duque; en esa época estaría por encima del bien y del mal. Mientras que Elisabeth tiene mucho más que perder. Traté de mantenerme muy firme con eso en todo momento.


- ¿Qué te supuso como autora ser finalista de un premio tan prestigioso como es el XI Premio Internacional Hqñ? ¿Te lo esperabas?



No me lo esperaba, no. De hecho, me sorprendió que la editorial apostara por una autora desconocida; creía que estas cosas no pasaban. Y, como digo en los agradecimientos, es un gran orgullo haber podido publicar mi primera novela romántica con Harlequin HarperCollins.


Ser finalista del premio me ha permitido darme a conocer como autora de romántica y, a nivel personal, supone una confirmación de que lo que hago le gusta a alguien aparte de a mí, y una grandísima motivación para seguir escribiendo.


FOTOGRAFÍAS SACADAS DEL INSTAGRAM DE LA AUTORA

Comentarios

Pinterest

Write to

use the form below: