Web cultural desde hace 11 años. Administrada por María Cabal e Inés Díaz Arriero. Hace 5 años se cambió el nombre de este humilde espacio y se mudó todo el contenido a la web actual. Sabemos que todo cuesta tiempo, trabajo y esfuerzo, así que encontrarás opiniones realizadas con todo el respeto y educación del mundo, entrevistas realizadas a personas de diversos ámbitos culturales, crónicas de eventos, etc. Somos un altavoz y colaboramos con diversas editoriales, productoras, instituciones, etc. No cobramos nada y todo lo hacemos por amor al arte y a la cultura, así que ¡Gracias por pasarte por nuestro humilde espacio y seguir Paseando a Miss Cultura
Send me a hello :)
Write to
paseandoamisscultura@gmail.com
or use the form below:

Opinión de Los Peculiares de Cat May & Trevor Bream

Escondidos en una instalación del gobierno conocida como «la Sala de Juegos», seis niños no del todo humanos (también llamados «Peculiares») aprenden a controlar sus habilidades extrañas e impredecibles. La vida es buena (o segura, al menos), siempre y cuando estén ocultos de las miradas curiosas de un mundo prejuicioso.

Pero un fallo de seguridad los obliga a abandonar su hogar y a cruzarse en el camino del Coleccionista, un ser misterioso con poderes mortales.

¿Podrán los peculiares unirse para frustrar el siniestro plan del Coleccionista o terminarán siendo la última incorporación a su colección?

 

*Traducción de Francisco Vogt.

 


Los peculiares es novela gráfica en la que nos encontramos con una original y tierna aventura que mezcla fantasía, ciencia ficción y el tropo de «found families».

Los protagonistas son seis niños con características que hacen que no se les considere del todo humanos. Por ello, viven en una instalación gubernamental protegida, donde, en teoría, están a salvo. Es una especie de internado en el que estudian, conviven y aprenden a manejar el poder especial que cada uno de ellos posee.

Sin embargo, un día empiezan a detectar que algo no marcha bien: parece que alguien ha conseguido burlar las medidas de seguridad y se ha infiltrado en sus vidas. Para evitar el riesgo de ser localizados, se ven obligados a trasladarse.

A partir del momento en el que abandonan La Sala de Juegos, se verán envueltos en un peligroso viaje, en el que la meta es encontrar un lugar que pueda convertirse en su nuevo hogar. Este viaje será también una huida, pues siempre parece que alguien los está pisando los talones. Pero también será un proceso en el que se conocerán mejor a sí mismos y a otros peculiares que los ayudarán a comprender que lo más importante es mantenerse siempre unidos.

El grupo está formado por Clarice (una selkie), Jaali (un oso Nandi), Omar (mitad Yeti), Newt (un extraterrestre), Sylvie (un fuego fatuo) y la pequeña Maggie (una niña anfibio). Me ha encantado la relación que existe entre ellos porque, a pesar de ser muy diferentes tanto en características como en edad, todos cuidan de todos, se protegen, se escuchan, comparten… haciéndose fuertes a través precisamente de todo lo que los hace distintos unos de otros.

Además de esta aventura que vamos viviendo con ellos, me ha gustado mucho cómo se introducen pequeños flashbacks a través de los que podemos conocer el pasado de cada uno de los personajes: dónde nacieron, quiénes fueron sus familias y cómo terminaron viviendo en La Sala de Juegos.

Otro detalle que me ha gustado es que, a través de dos de los personajes, se explica de un modo cercano y empático lo que significa ser una persona de género no binario.

El dibujo es muy detallado, los personajes son adorables y a lo largo de las páginas se juega mucho con la paleta de colores para hacer los cambios de escenario y de situación.

En las dos últimas páginas encontramos una serie de bocetos que forman parte del proceso creativo de los autores.

Con Los peculiares, Cait May y Trevor Bream han creado una historia original y emocionante, que en unas viñetas te destroza por dentro y en otras te provoca una sonrisa cálida.

Ha sido una lectura muy entretenida, ya que la trama es muy completa: incluye momentos de intriga, acción, peligro, escenas emotivas, diálogos divertidos, pasajes tristes y mucha ternura. Todo ello unido en una aventura muy especial, con unos personajes de esos que se te clavan en el corazoncito y se quedan ahí para siempre.


Opinión de Inés Díaz Arriero

Comentarios