Web cultural desde hace 11 años. Administrada por María Cabal e Inés Díaz Arriero. Hace 5 años se cambió el nombre de este humilde espacio y se mudó todo el contenido a la web actual. Sabemos que todo cuesta tiempo, trabajo y esfuerzo, así que encontrarás opiniones realizadas con todo el respeto y educación del mundo, entrevistas realizadas a personas de diversos ámbitos culturales, crónicas de eventos, etc. Somos un altavoz y colaboramos con diversas editoriales, productoras, instituciones, etc. No cobramos nada y todo lo hacemos por amor al arte y a la cultura, así que ¡Gracias por pasarte por nuestro humilde espacio y seguir Paseando a Miss Cultura
Send me a hello :)
Write to
paseandoamisscultura@gmail.com
or use the form below:

OPINIÓN DE KUSAMA DE ELISA MACELLARI

Novela gráfica dedicada a la vida extraordinaria del icono internacional Yayoi Kusama, magistralmente interpretada e ilustrada por Elisa Macellari. La autora narra la salida de una joven y valiente Yayoi del Japón rural, su inmersión en la vibrante escena artística de Nueva York en la década de los años sesenta y su regreso a casa hasta su consagración internacional. Kusama es una precursora de los movimientos del arte pop, el minimalismo y el arte feminista. Se dedicó a la pintura, los collages, las instalaciones y las performances. Influenció a sus contemporáneos como Andy Warhol. Kusama es considerada una de las artistas más representativas de Japón. Actualmente tiene 92 años y vive en Seiwa, Japón, en una residencia psiquiátrica donde ingresó voluntariamente en 1977, y donde sigue trabajando incesantemente en sus obras de arte y en sus poemas
.-TRADUCCIÓN: MARTA TUTONE.

Conocía a Yayoi Kusama de oídas y había visto algún artículo que la mencionaba o hacía referencia. Por otro lado, tengo la sensación de haberme topado con algún cuadro de Kusama, pero no recuerdo el lugar exacto, así que adentrarme en esta figura tan controvertida, tan peculiar y única ha sido toda una sorpresa.
Lo primero que leí con atención fue el prólogo escrito por la propia autora/ilustradora (Elisa Macellari), y después de hacerlo me fascinó mucho más la figura de Kusama, así que estuve viendo fotografías de su arte y me enamoré totalmente de ella.
Para leer este libro hice un ritual que casi había olvidado, y es que senté en mi rincón favorito de mi casa, con un buen tazón de chocolate y empecé a saborear esta historia agridulce.
Al finalizar la lectura y deleitarme con las ilustraciones que contiene esta novela gráfica miles de preguntas se agolparon en mi mente y aún siguen rondándome en mi cabeza.



El libro está dividido en varias etapas de la vida de esta creadora, transgresora, visionaria y genial persona.
Su infancia y adolescencia fueron dos épocas que la marcaron mucho en su personalidad, en su vida y en su forma de ser y actuar. Los padres de Kusama tuvieron la culpa de no apoyar, querer y creer en su hija, pero ella se callaba muchas cosas y la relación tóxica fue creciendo.
Me di cuenta durante mi lectura, de que todo su arte era un grito solitario, desesperado y sanador, ya que era su forma de expresar lo que sentía en cada momento sobre su miedo, frustración, tristeza, etc.

Cuando se fue de Japón a Estados Unidos es otra etapa muy importante en su vida y me llamó la atención algo, y es que Georgia O'Keefe aparte de ser benefactora de Kusama y haberse escrito varias cartas con ella ¿qué relación las unió? ¿se llegaron a conocer?

Otra de las etapas más importantes de su vida fue el momento en que decidió abandonar Japón e irse a Estados Unidos, aunque me hubiera gustado saber más sobre ciertos aspectos sobre los que no se da tanta información en la novela: ¿Qué relación la unió con Georgia O'Keefe, aparte de ser su benefactora y haberse escrito varias cartas con ella? ¿Se llegaron a conocer?

Me embelesó la forma en la que Elisa Macellari describe los momentos más íntimos y bonitos que ha tenido Kusama en su vida, también me enamoré de la relación tan especial que la artista tuvo con Joseph Cornell y me plantee otra cuestión: ¿qué hubiese pasado si Joseph hubiese vivido más años? ¿hubiese seguido influyendo en ella? ¿cómo hubiese terminado su historia especial?
Creo que Kusama tenía pocos, pero buenos amigos/as. También se daba cuenta de que para crecer  como artista y/o persona se tenía que regresar a Japón (a sus raíces) e intentar luchar contra los monstruos que la hacían estar peor .

Me indigna saber y conocer que tras su marcha a Japón por su deteriorada salud mental fue olvidada. Me enfada conocer que fue redescubierta años después y venerada. Creo que las personas somos unas ingratas, ya que vivimos la vida muy deprisa, nos olvidamos de lo esencial y enterramos muchos nombres importantes de la historia (según nos convenga).
Admiro a Yayoi Kusama por abrirse camino siendo mujer y con su forma  particular de ver el mundo. Me encanta esta gran artista por haber creado su propio estilo, por  haber sido fiel a ella misma y por  haber encontrado en el arte una forma de expresar y liberar sus fantasmas.

Elisa Macellari ha creado un libro con muchas capas, texturas, colores y lecturas distintas. Este libro ha hecho que mi cerebro explotase de mil maneras posibles y la agradezco que haya escrito e ilustrado esta historia, ya que ha sido como una pomada contra el olvido, como un bonito homenaje a una artista que puede horrorizar (o no), pero que ha luchado contra sus demonios y los ha ido derrotando gracias a su arte.
Creo que Kusama si pudiese leer esta novela gráfica estaría encantada de este homenaje tan bonito y la forma en la que la autora/ilustradora ha tratado su vida. Elisa Macellari ha sabido como aportar luz, incluso, a los momentos más oscuros de la vida de Kusama.
¡Lo recomiendo enormemente!

Comentarios