Search

Bienvenid@s a la Web Paseando a Miss Cultura. Web que nació el 15 de mayo de 2009 y que quizás muchos de vosotr@s la seguíais por Soycazadoradesombrasylibros. En el 2016 decidí cambiar el nombre, pero con la misma identidad, cariño y amor a la cultura.
En la web estamos la escritora Inés Diaz Arriero y servidora Miss_Cultura o María.
Nos guste o no...un libro,película,serie...lo tratamos con todo el respeto y educación. Somos conscientes de que detrás de ese proyecto y trabajo hay mucho esfuerzo, dedicación y tiempo detrás.
Larga vida a la Cultura.

Send me a hello :)

OPINIÓN DE CUANDO TE LLAMAN TERRORISTA DE PATRISSE KHAN-CULLORS

Este libro de memorias poético y poderoso narra lo que significa ser una mujer negra en Estados Unidos y la cofundación de un movimiento que exige justicia para todos en «la tierra de los libres». Criada en un barrio empobrecido de Los Ángeles, Patrisse Khan-Cullors experimentó de primera mano el prejuicio y la persecución que sufren los afroamericanos a manos de las fuerzas del orden. Acosados deliberada y despiadadamente por un sistema de justicia penal que funciona según la agenda de privilegios de los blancos, los negros están sometidos a una categorización racial injustificable y a la brutalidad policial. En 2013, cuando el asesino de Trayvon Martin quedó libre, la indignación de Khan-Cullors la llevó a cofundar Black Lives Matter con Alicia Garza y Opal Tometi. Condenadas como terroristas y consideradas una amenaza para Estados Unidos, crearon una etiqueta que dio origen al movimiento para exigir responsabilidades a las autoridades que hacen la vista gorda ante las injusticias infligidas a las personas negras. Cuando te llaman terrorista es un relato empoderador de supervivencia, fuerza y resiliencia.

· Traducción de Clara Ministral.

 

Cuando te llaman terrorista es un libro que habla sobre los orígenes del movimiento Black Lives Matter, que repasa algunos (solo algunos; una pequeña muestra de algo inmenso) de los casos más sonados de discriminación, persecución, violencia del sistema de justicia y brutalidad policial sufrida por las personas negras en EEUU.

Pero, sobre todo, es la biografía de un ser humano. La narración de la vida de Patrisse Khan-Cullors, desde que era una niña pequeña en un barrio empobrecido de Los Ángeles y tenía que presenciar cómo los policías maltrataban a su hermano por el simple hecho de estar con sus amigos en la calle, hasta que, de adulta, siendo una mujer queer independiente, rodeada de su propia familia y trabajando de modo incansable como activista, presencia la victoria de Donald Trump en las elecciones, con todas las connotaciones que ello conlleva.

Aunque lo que cuenta es terrible, el libro se lee muy bien, pues está narrado con la naturalidad de quien te está describiendo cómo ha sido y es su vida, y con la honestidad de alguien capaz de mostrar lo que se ve desde dentro del movimiento, sin dejarse callar por nadie que imponga filtros a la realidad. Y eso no quita que en varios momentos la crudeza de las páginas me haya provocado escalofríos.

Me llena de admiración ver cómo, a pesar de haber vivido en primera persona el infierno de la discriminación y la violencia, tengan fuerzas suficientes no solo para seguir luchando por elles, sino para defender a todes les que vienen detrás y celebrar los pequeños triunfos de su lucha desbordando amor hacia la comunidad y las familias que han ido creando con el paso de los años. Fortaleza, resiliencia y generosidad elevados a la máxima potencia.

Cuando te llaman terrorista es un libro con un mensaje claro y necesario. Una lectura que te destroza por dentro, porque crees que ya sabes todo lo que está pasando porque estás perfectamente informada de las injusticias que sufren las personas negras en EEUU, pero en realidad no conoces ni la mitad de lo que ocurre.

Al reflexionar sobre la marcha en torno a algunos pasajes concretos del libro y en general después de haber terminado de leer, he sentido una mezcla de terror, porque veo que no solo no parece ir a terminar, sino que vamos encaminados hacia empeorarlo, y esperanza, porque cada vez hay más personas concienciadas e involucradas en hacer que pare.

Como curiosidad extra, me llamó mucho la atención que asha bandele, una de las autoras, escribiese su nombre sin la mayúscula inicial correspondiente a los nombres propios, así que me puse a investigar, porque lo de quedarme con la intriga no va conmigo. Según leí, hay varias activistas que escriben su nombre en minúsculas como modo de simbolizar que, al ser mujer y negra, se les ha considerado como «menos» que otras personas. ¡Qué impresionante que algo tan, aparentemente, nimio tenga un significado tan potente!

Opinión de Inés Díaz Arriero

Comentarios

  1. Un mensaje muy necesario. Tomo nota de esta lectura.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

La nueva politica de privacidad donde encontrarás información acerca de comentarios, entradas...https://blog.paseandoamisscultura.com/2010/09/Contactme.html