Search

Bienvenid@s a la Web Paseando a Miss Cultura. Web que nació el 15 de mayo de 2009 y que quizás muchos de vosotr@s la seguíais por Soycazadoradesombrasylibros. En el 2016 decidí cambiar el nombre, pero con la misma identidad, cariño y amor a la cultura.
En la web estamos la escritora Inés Diaz Arriero y servidora Miss_Cultura o María.
Nos guste o no...un libro,película,serie...lo tratamos con todo el respeto y educación. Somos conscientes de que detrás de ese proyecto y trabajo hay mucho esfuerzo, dedicación y tiempo detrás.
Larga vida a la Cultura.

Send me a hello :)

OPINIÓN DE LA NOCHE DEL AÑO DE VÍCTOR PAEZ

Lucía tiene novio desde hace muchos años y son muy felices, os lo aseguramos.

Lito es gay, y su único propósito de Año Nuevo es echar un polvo. Y siempre lo cumple.

Y Noe es… Bueno, Noe es Noe. A ella se la suda todo, sólo quiere pasárselo bien.

Una fiesta de Nochevieja que se acaba desmadrando. Una despertar con una resaca de la hostia. Un no saber qué coño pasó la noche anterior, ni durante la fiesta… ni después.




La noche del año se estrenó la semana pasada en el pequeño teatro Gran Vía y tuve la oportunidad de ver al elenco original con el nuevo, todos juntos y fue una experiencia extraña, pero original y divertida. 
Volver a ver a Ger, Paula y Sara fue un extraño "deja vu", pero me gustó. 
A Sara Jiménez y a Teresa López no las había visto nunca sobre el escenario, pero mi impresión fue buena. Teresa aportó fuerza y aire fresco. A Sara Jiménez la costó un poco entrar en su personaje, pero una vez que se sintió cómoda, lo hizo muy bien. 

Soy consciente de que hacer un cambio de elenco a mitad de función es arriesgado, pero se nota que cada actor y actriz se lo trabajó para que el espectador no notase un gran cambio. Ger es el único que no cambia y como siempre es un pilar importante de la obra. 
La noche del año es una comedia irreverente, divertida, gamberra y con varios gags actuales que harán las delicias del público. No podría haber elegido una fecha mejor para desarrollar la obra, creo que la magia del viejo y del nuevo año se unen en esta locura. Aunque es comedia muchas personas dirán que es fácil meterse en los roles, pero os diré que no lo es, ya que tienen que cuidar la entonación, los gestos... 

La primera vez que fui a ver la noche del año fue en los teatros Luchana y fue un feeling good total, pero en este caso he visto la madurez de la obra, en un escenario distinto y con unos personajes con el mismo texto, pero con algo que no sabría identificar... Volvería a repetir con la certeza de que viviría la obra de teatro de distinta manera que las otras dos ocasiones.
Tiene una energía especial y extraña que pocas veces he visto en una obra de este calibre y estas características.

No quería dejar de contaros que la escenografía es una pasada y el juego que realizan de luces, proyecciones, salidas y entradas al escenario, así como de canciones es genial.
Han ganado muchísimo en el espacio y en la fusión de la casa y la discoteca.
Sin olvidarme de otros detalles que en los Luchana no se apreciaban demasiado, pero os lo dejaré a vosotros/as para que os percatéis,
Volvería a repetir con cualquiera de los dos elencos.

Tampoco quiero olvidarme de Carlos Mesa que es el dramaturgo de esta obra y que ha sabido que tono utilizar, en qué lugar poner el toque de humor más acentuado, etc. 

Comentarios