Search

Bienvenid@s a la Web Paseando a Miss Cultura. Web que nació el 15 de mayo de 2009 y que quizás muchos de vosotr@s la seguíais por Soycazadoradesombrasylibros. En el 2016 decidí cambiar el nombre, pero con la misma identidad, cariño y amor a la cultura.
En la web estamos la escritora Inés Diaz Arriero y servidora Miss_Cultura o María.
Nos guste o no...un libro,película,serie...lo tratamos con todo el respeto y educación. Somos conscientes de que detrás de ese proyecto y trabajo hay mucho esfuerzo, dedicación y tiempo detrás.

Send me a hello :)

OPINIÓN DE SOÑAR CON LA SUPERFICIE DE LOUISE O'NEILL

«Los días de mi infancia siguieron transcurriendo, disolviéndose como espuma de mar en la cresta de las olas. Los he ido contando, los días y las noches, las semanas, los meses, los años. He estado aguardando este día.»¿Crees que conoces la historia de La sirenita? Tal vez deberías pensarlo mejor...
En el fondo del mar, a cierta distancia de la fría costa irlandesa, vive Gaia, una joven sirena que sueña con liberarse de un padre autoritario.
La primera vez que sube a la superficie se siente atraída por un chico humano y anhela unirse a su mundo sin preocupaciones, pero ¿cuánto tendrá que sacrificar? ¿Qué deberá hacer la sirenita para encontrar su voz? Un libro con trasfondos profundamente sombríos, lleno de rabia y gritos de arenga: una narración extraordinaria.
Una nueva visión del cuento de hadas de Hans Christian Andersen a través de una incisiva mirada feminista, dotada de un estilo deslumbrante y agudo y de la habilidad para construir mundos que le han conseguido a la autora legiones de leales admiradores.

En cuanto me enteré de que Plataforma Neo iba a publicar en español esta novela, supe que iba a tener que leerla sí o sí. Adoro las sirenas, me encanta La Sirenita en todas sus épocas y formas narrativas y la portada del libro es una preciosidad que entra por los ojos desde el primer vistazo.

En Soñar con la superficie, nos encontramos con Gaia, una sirena que está a punto de cumplir los quince años. Desde que tiene memoria, ha estado esperando ansiosa que llegue ese día, porque será la primera vez que se le permita subir a la superficie. Cuando por fin cumple su sueño, todo allá arriba le sorprende: el calor del sol, la luz, la diferencia en los rasgos de esos humanos que están celebrando una fiesta en un barco… Hasta que se produce un naufragio y ella decide salvar a Oliver, uno de los chicos, sin importarle en absoluto lo que les pase a los demás, porque en ese ratito se ha enamorado de él. Cuando regresa al palacio, no puede dejar de pensar en su humano, tanto es así que acude a la Bruja del Mar para pedirle que le conceda unas piernas. Sin embargo, su excursión al mundo de los humanos no será el camino de rosas que esperaba, aunque, indudablemente, cambiará a Gaia para siempre.

Como podéis ver, la trama principal sigue de un modo bastante fiel a la del cuento clásico de Hans Christian Andersen. Lo verdaderamente interesante y novedoso de Soñar con la superficie son las subtramas que incluye y que convierten el cuento en un reflejo de la realidad que todavía hoy se vive en muchos ámbitos y lugares del mundo real.

El Reino Marino, donde vive Gaia, es una sociedad patriarcal extrema en la que su padre, el Rey, aglutina todo lo que está mal en este tipo de organizaciones sociales machistas. Todas las hijas del Rey del Mar (y, por extensión, el resto de sirenas) viven completamente sometidas a la voluntad de los hombres, tienen que ser obedientes, estar calladas y siempre bellas; su única misión en la vida es complacer a los sirenos. Tanto es así que el propio Rey organiza a sus hijas en fila en función de su belleza, responde con violencia cuando sacan una aleta de los límites establecidos e incluso existe una parte del mar a donde se destierra a todas aquellas que no cumplen con los cánones establecidos. Además, Gaia está comprometida con uno de los mejores aliados de su padre, un sireno mucho mayor que ella y totalmente repugnante, que la trata como un objeto, con el que deberá casarse en cuanto cumpla dieciséis años.

Por si todo esto no fuera suficiente, Gaia ha crecido sin madre. El día en el que ella cumplía un año, su madre decidió salir a la superficie, abandonando a su familia porque estaba obsesionada con los humanos, que finalmente la atraparon y la asesinaron. O, al menos, eso es lo que su padre y su abuela siempre le han contado. Investigar qué pasó en realidad con su madre será otro de los motivos (aunque luego a ratos se le olvide) que impulsen a Gaia a pedir piernas a la Bruja.

El personaje de la Bruja del Mar ha sido mi favorito, sin lugar a dudas. Esa mujer merece un monumento en el fondo del mar. Ceto, que así se llama, no es para nada lo que Gaia (y probablemente el lector) se esperaba que fuera. No quiero desvelar mucho más, porque merece la pena que la conozcáis in situ y escuchéis todo lo que tiene que contar.

También me ha parecido muy interesante el papel que juegan las hermanas de Gaia, porque nos permite darnos cuenta de hasta qué punto puede influir crecer en una sociedad machista, incluso a la hora de establecer relaciones con otras mujeres.

Durante su excursión a la superficie, Gaia irá abriendo los ojos ante todo lo nuevo que se plantea en su vida. Y no solo a las cosas «humanas», sino a la realidad de ella misma y el modo en el que ha sido criada. Me hubiera gustado que en este aspecto se hubiera mostrado más consciente, pero está claro que estas nuevas realidades tardan un poco en cuajar, porque primero hay que desaprender todo lo anterior, como en la vida misma. Pero el primer paso siempre es el más importante.

Quizá puede dar la sensación de que los aspectos del machismo y la lucha feminista están plasmados de un modo demasiado obvio, que saltan sobre la trama, pero me parece que, en este caso, era el modo adecuado de hacerlo. Louise O`Neill ha utilizado una historia clásica que todos conocemos de sobra (incluso aunque solo sea a través de la película de Disney) y con unos personajes que nos resultan familiares para mostrarnos una realidad terrible que sigue sobrevolando a diario sobre nuestras cabezas y la necesidad de lograr cambiarla. Y, precisamente por esto, me parece un libro perfecto para que los lectores más jóvenes o sin mucha experiencia en el tema se acerquen al feminismo.

Sin duda, es una lectura que me ha gustado y que recomiendo.


Comentarios

  1. No termina de llamarme esta vez, así que lo dejo pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Aish, qué precioso, me alegra ver que te ha gustado, yo espero hacerme pronto con él. Besos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

La nueva politica de privacidad donde encontrarás información acerca de comentarios, entradas...https://blog.paseandoamisscultura.com/2010/09/Contactme.html