4 dic. 2018

OPINIÓN DEL 32º CERTAMEN COREOGRÁFICO DE MADRID


El 32º Certamen Coreográfico de Madrid se ha celebrado la semana pasada y ha sido mi primera incursión en un evento de tales magnitudes.
No soy una erudita en la danza y me muevo un poco por lo que me hace sentir lo que estoy viendo en vivo y en directo y aunque tuve el honor de ver a 12 talentosos creadores/as os voy a contar los que más me dejaron una huella o las sensaciones que tuve con esas coreografías se me han quedado en la mente.

Empezaré hablando de los favoritos del público y de mis favoritos y Arnau Pérez de la Fuente, con el trío Young Blood se metió a la gente en el bolsillo por la música tan original y por los movimientos y la energía que transmitía. Un trío que con movimientos de dance street como yo llamo a hip-hop, break dance...movimientos latinos e incluso con algún paso de baile de moda se atrevieron a contar una historia en donde se veían subidas, caídas, a los amigos todo un sin fin de cosas que a lo mejor pasaron desapercibidos o la gente se fijaba en otros aspectos.
Me fije en algo que me encanto en los pantalones color sangre y camiseta negra y en un momento en el que el escenario se empezó a oscurecer y como resaltaban ellos y los pantalones el color y fue espectacular.
Me gustó el hecho de que el trío a veces hacia movimientos en cadena y otras veces alguien del trío tomaba la voz cantante y el resto le seguía, los tres como que contaron su historia al público.
Las sirenas que en algún momento sonaron durante la coreografía intuías algunas cosas que estaban sucediendo pero sinceramente la música original fue una buena elección creo que se me iban los pies y me hizo introducirme en esta coreografía de lleno.

Alberto Almazán Tavero, de la Compañía La mínima con el trío Quiénes es otro claro ejemplo de que con una buena canción me tienen ganada, ya os comento que otros críticos más entendidos que yo se fijarán en otros aspectos de la coreografía pero a mí me gano la música elegida y como ellos cuentan con frescura y soltura se movían por el escenario y también al igual que en la coreografía anterior que podéis ver la foto tengo recuerdos de algunas figuras, pasos que han creado , con esta pieza me encantaron todos los momentos el hecho de ver a los tres bailarines ir uno a uno poniéndose en fila y empezar a levantar la mano al compás de la música uno tras otro...a mí particularmente me invitaban a bailar, a sumarme al escenario. Particularmente me gusto la frescura y el buen rollo que crearon en torno a su pieza.
Otra de las cosas que me llamó la atención y me gusto mucho es como a veces en "Quienes" vemos al trío juntos y en otras ocasiones por separado, como algunas cosas las hacen juntos y otras sin el grupo. Por lo que me transmitieron tienen gestos de amigos, creo que habla sobre la amistad, relaciones humanas que de algún modo van y vienen...
Me encanto la sencillez pero a la vez la frescura que transmitían.

La tercera pieza que me gustó mucho y disfrute fue la de la Cia de Silvia Batet con Pas de Carla, Iris, Cristina y María.
Cuatro bailarinas que utilizaron mucho los brazos y manos como un enganche al espectador a su coreografía, además la percepción mía, no se si me equivoco parecía que en algunos momentos hacían figuras de cisnes, también como formaban figuras geométricas y como utilizan el suelo como segunda piel de su coreografía, la segunda parte es cuando se levantan y empiezan a utilizar como decía anteriormente las manos y brazos.
Es una coreografía con tintes clásicos dentro de lo moderno y me gustaron los movimientos simples y al mismo complejos que hicieron. Por lo que percibí eran cuatro bailarinas y cada una en algunos instantes tenía su propia forma distinta de moverse que la otra y que la otra, como si formasen un grupo pero al mismo tiempo estas cuatro personas fuesen distintas.

La penúltima coreografía que me llamó la atención y me gusto mucho fue Paloma Muñoz Luengo, de la Compañía Siberia, con el quinteto La piel vacía la unión perfecta de utilizar un vestuario que se acoplase a la obra como si fuese una segunda piel y además que al tocarla emitiese como si esta piel emitiese sonidos, aparte que ellas también introdujesen a la obra sonidos de ladridos realizados por ellas me pareció una obra coreográfica muy completa y compleja en mi percepción o forma de verla porque además es que la unión de todo era perfecta y podría a lo mejor por algún detalle no acoplarse o no bien y poderla liar pero fue algo que llamó mi atención.
Algunos momentos fueron hipnóticos y pensabas ¿Y después que seguirá? y otros pensaba ¿a qué viene ese ladrido? ¿es metafórico? pero de algún modo llamaba la atención del espectador porque esta bien sacar a esa persona que esta en la butaca viendo danza de su ensoñación y hacerles despertar y que se hagan preguntas respecto a lo que ven.

Belén Bouzas, Diego M. Buceta, Fran Martínez, de la Compañía Prácido domingo, con el trio No hay que ser una casa para tener fantasmas. Os confesaré que de mis cinco piezas favoritas de este certamen esta es la que más me ha descolocado y todavía me persigue. Estéticamente es fascinante y metafóricamente hablando porque ya el título te deja perpleja y te hace pensar ¿Qué nos mostrarán? Las melodías de lluvia, de niños riéndose, de quietud y calma te sumergen en una especie de trance, te quedas mirando la obra como hipnotizado y vas viendo como el suelo se convierte en otro personaje más, como si el suelo o la imitación a la tierra te atrape.
Todos tenemos cargas y fantasmas del pasado, presente y del futuro pero personalmente me parecía todo tan metafórico que me seducía y todavía me seduce la idea de averiguar más cosas de la pieza, es de esas veces que vas al cine, teatro o escuchas una canción y se te queda en la retina porque la imagen o la idea es tan potente que dices ¡Madre mía! pues todavía ando dándole al coco.


Tuve la ocasión de ver piezas en estado de germen como la ganadora este año del  ‘Me, Myself and I’
que fue Jeta de David Vilarinyo , la cual ha ido creciendo de como la conocí a como la he visto finalmente en estos días o la de Julia Zaccagnini Kn0w y0ur 4ngl3s- 1Post-Internet’ que su pieza en estado de germen o de creación me ha gustado mucho al igual que la de David por su frescura y por saber jugar en la danza junto al internet y las dos realidades y la pieza de David me gustó mucho por su frescura por su jeta no se si llamarlo así pero si por su improvisación, por llevar al espectador a su terreno de ¿Esta de broma o no? 

Sin desmerecer al resto de piezas y al resto de creadores/as, bailarines/as creo que estas representan algo que me encantaría y es que la danza contemporánea fuese para todos los públicos y que todos se acercaran/ acercasen alguna vez a ver muestras, piezas en estado de creación....que la danza no es aburrida y la danza es algo que culturalmente hablando se debería de ir inculcando en colegios, institutos como algo obligatorio y me consta que hay varios proyectos que trabajan con adolescentes en horas lectivas y a estos chicos/as la danza les cambia la vida, es igual eso de que ojala pusieran un cortometraje antes de un largometraje...lo mismo con la danza.



-Fotografías de mi autoria

What do you think about this article?

La nueva politica de privacidad donde encontrarás información acerca de comentarios, entradas...https://blog.paseandoamisscultura.com/2010/09/Contactme.html

Previous Post

Next Post