12 nov. 2018

OPINIÓN DE EL FABRICANTE DE MUÑECAS DE RM ROMERO


En la Tierra de las muñecas existe la magia.
En la tierra de los humanos existe la guerra.
En ambos sitios existe el dolor.
Pero cuando se unen, existe la esperanza.










Karolina es una muñeca que vive en la Tierra de las Muñecas. Cuando su hogar es invadido por las ratas, Karolina huye y el viento bondadoso la transporta al mundo real, donde un humano ha llamado a su alma. En concreto, Karolina aparece en Cracovia, en una tienda de juguetes. Allí enseguida entablará una relación muy especial con el fabricante de muñecas, un hombre que oculta a un gran mago en su interior. Un día conocerán a Rena y su padre, ambos judíos, y comprenderán cuál es la misión para la que han sido reunidos. A partir de entonces, Karolina y el Fabricante de Muñecas no dudarán en hacer todo lo que esté en sus manos (y más) para cumplirla.

La novela nos sitúa en dos escenarios que se van alternando. Por un lado nos encontramos con la Tierra de las Muñecas, donde todo está hecho de azúcar y felicidad hasta que se desata la guerra. Por otro lado, viajamos hasta la ciudad polaca de Cracovia, durante los años de ocupación nazi. Ambos lugares son diferentes, pero las similitudes entre sus situaciones demuestran que cualquier guerra es una tragedia y que las pérdidas que deja van mucho más allá de lo que se ve a simple vista.

Cyryl Brzezick, más conocido como El fabricante de muñecas, fue soldado durante la Primera Guerra Mundial. Con una pierna mutilada y terribles pesadillas rondando por su cabeza, tiene pánico de que todo lo vivido vuelva a repetirse. El señor Brzezick está encerrado en sí mismo y se niega a dejarse conocer por los demás, hasta que Karolina llega a su vida y empieza a mostrarle que contar con la amistad de otras personas puede resultar sanador. Sin embargo, a pesar de todo, nunca ha dejado de ser un hombre bueno, generoso y valiente.

Karolina es una muñequita de madera que habla y tiene vida propia. Podría parecer algo frágil y delicado, pero nada más lejos de la realidad. Karolina es lista, creativa, cariñosa, tiene muchísimo carácter y detesta con todas su fuerzas las injusticias.

Por último nos encontramos con Jozef Trzmiel y su hija Rena. En ellos vemos encarnado el horror del holocausto, cómo tantas y tantas familias fueron expulsadas de sus hogares, torturadas y asesinadas simplemente por ser judíos.

Aunque puede parecer un libro más sobre la II Guerra Mundial, El fabricante de muñecas me ha parecido una historia muy especial y original. R.M. Romero recurre a la fantasía para contarnos una de las épocas más negras de la historia contemporánea de Europa. Mezcla la crueldad de la realidad con toques esperanzadores que provienen de la magia, dando lugar a una novela descorazonadora, emotiva y delicada, con un cierto toque de ternura, que la convierten en una historia inolvidable, especialmente porque deja la puerta abierta a la esperanza de pensar que sí existen personas como el Fabricante de muñecas, dispuestos a ayudar a los demás incluso cuando el precio puede ser demasiado caro.

El fabricante de muñecas ha sido una lectura extraordinaria, que me ha hecho llegar casi hasta las lágrimas, una historia dura, maravillosamente bien escrita, con una trama bien construida y unos personajes de esos que se clavan dentro.


What do you think about this article?

La nueva politica de privacidad donde encontrarás información acerca de comentarios, entradas...https://blog.paseandoamisscultura.com/2010/09/Contactme.html

Previous Post

Next Post