13 jun. 2018

Opinión de Ellos y Nosotros (La Segunda Revolución 2) de Costa Alcalá

Después de la Revolución, Aura y Dominio desaparecieron de Nylert. Las ocho Familias restantes vivieron en paz. Pero ahora Dominio ha vuelto. Y solo unos pocos están preparados para lo que va a suceder.

El nuevo curso en el Liceo de la Guardia de Blyd trae de vuelta tanto a los alumnos como sus secretos y sus miedos. Su mundo está cambiando. A lo largo y ancho del país, las tensiones entre Familias van en aumento. La Guardia está atada de pies y manos mientras el gobierno niega la verdad: que al menos un Dominio sobrevivió a la Revolución y que hará todo lo posible para recuperar su trono.

[Reseña del primero tomo aquí]


A ver… ¿Cómo os digo esto? Tengo un problema gordo para escribir esta reseña, porque lo único que me sale después de haber cerrado Ellos y nosotros, el segundo tomo de la trilogía de La Segunda Revolución, es gritar en modo fangirl con los sentimientos a flor de piel que ama y odio a los autores a partes iguales. Intentaré controlarme para ofreceros algo digno, pero no prometo nada.

En Ellos y nosotros regresamos al Liceo después de las vacaciones de verano. Un nuevo curso nos espera y ya os aviso de que va a ser incluso más movidito que el anterior. La existencia de los Caballeros del Águila y su relación con los sucesos del año pasado ya parece evidente para muchos, aunque muchos otros no lo vean o directamente se hagan los ciegos porque les compensa más. Las protestas de los ciudadanos que exigen respuestas comenzarán a tomar las calles y nuestros protagonistas irán saltando de un problema a otro, pasando por decenas de peligros entre medias.

¡Madre mía! Aún recuerdo cuando empecé el primer tomo y pensaba que el ritmo era un poco lento. ¿Lento, Inés? ¡Pues toma Ellos y nosotros para que te calles! Porque como ahora ya sabemos dónde estamos, los autores nos sueltan en el interior de la acción desde la primera página, sin darnos tiempo a prepararnos ni nada. Este segundo tomo es un no parar, pasan cosas todo el rato, incluso cuando parece que no está pasando nada.

Y ya es definitivo: estoy enamorada del modo de narrar de Costa Alcalá. Son el tándem perfecto. Son de esos escritores que aunque escribieran una historia con la que no conectara, seguro que la leería por el mero placer de disfrutar de su pluma. Las descripciones, la ambientación, la forma de dar vida a los personajes, el modo de explicar los momentos de más acción… es una delicia leerlos. De mayor quiero ser como ellos :)

Además, a lo largo de estas más de cuatrocientas páginas, nos dejan conocer todavía más a los personajes, sus historias, su pasado, sus sentimientos verdaderos y las relaciones que se van fraguando entre ellos, relaciones de todo tipo, no penséis solo en amor (que también hay mucho, claro). Si no te conquistaron ya en la primera parte, en esta no vas a poder evitar derretirte ante ellos. De verdad, los personajes de esta saga son tan maravillosos, todos ellos (aunque Kózel y Kástor siguen siendo mis bebés mimados y ya prometí hace tiempo venganza si alguien les hacía algo). Es que están tan bien hechos, tan bien definidos, con sus personalidades, sus gestos, sus formas de expresarse… que solo quiero que salgan del libro para abrazarlos o darles de tortas (a veces ambas cosas a la vez).

También aprendemos más del sistema político y social de Nylert, antes y después de la Revolución. Y aparecen plasmados problemas que por mucha fantasía que haya en el libro, ocurren en la vida real: desigualdades, corrupción, abuso de poder, injusticias, discriminaciones, rivalidades provocadas por el origen de cada persona…

A Ellos y nosotros le he tenido que dar cinco estrellas por el simple hecho de que, oficialmente, no se pueden poner más. He sufrido (mucho), he llorado (un poco; aunque en un momento dado tuve que parar de leer para que ese «un poco» no se convirtiera en «un océano»), me he enfadado (muchísimo) y he disfrutado (también muchísimo). Durante los años Post Harry Potter, he leído bastante fantasía; mucha de ella me ha encantado y continúo enganchada a sus sagas, pero ninguna me había hecho sentir ESTO. Lo echaba de menos, necesitaba algo así, algo que me despertara otra vez mi vena de fan totalmente entregada, personajes que se me colaran dentro para quedarse, en definitiva, una nueva historia que me hiciera sentir CASI como me sentí durante todos esos años en Hogwarts. Así que, aprovecho para dar las gracias a Costa Alcalá por construir el Liceo de Blyd y dejarnos matricularnos en él. No puedo esperar a que salga la tercera parte.

 —Opinión de Inés Díaz Arriero—

Previous Post

Next Post