8 may. 2018

Entrevista a Mónica Rodríguez por su libro "Biografía de un cuerpo"



1. Antes que nada me gustaría agradecerla esta entrevista y dejarme acercar un poco más a su libro “ Biografía de un cuerpo” ¿Si Marcos hubiese conocido a Nijinsky como hubiese sido ese encuentro? ¿Qué crees que le hubiese preguntado?

 Gracias a ti por tu interés en el libro y en su proceso creativo. Nijinsky fue considerado el dios de la danza. No existen grabaciones de su baile, pero sus legendarios saltos, su capacidad expresiva permanecen en el imaginario colectivo, tal vez mitificados. Supongo que si Marco tuviese la oportunidad de encontrarse con Nijinsky le pediría que bailase para él. Puede que entonces no fueran necesarias las palabras. 

2. Algo que me llamó la atención de Marcos es que es poco comunicativo...con sus padres, con su hermano...incluso con sus amigos y solo si le llevas al límite explota. ¿Tenía pensado desde un momento que fuese así, que nos hablase a través de la danza?

 En efecto, Marcos es un chaval introvertido, difícil. Por eso creo que en su encuentro con Nijinsky buscaría el baile y no las palabras. Por supuesto, Marcos ya era así cuando empecé a escribir la novela. Era precisamente esa incapacidad de comunicarse bien, su timidez, su confusión, lo que más me atraía de él, lo que quería explorar. Alguien acostumbrado a trabajar con el cuerpo, a hablar con el cuerpo y que de pronto siente que ha perdido el control sobre él. 

3. ¿Ha elegido “Petrushka “ a propósito? ( En ella vemos dos chicos aparentemente interesados en una chica, también vemos como Petrushka protesta por la crueldad con la que es tratado por demostrar sus sentimientos y a veces Marcos se siente así, también hay un muñeco de trapo ¿A veces Marcos se siente así...?) 

La elección de Petrushka como coreografía para ser bailada por Marcos y sus compañeros se debe a muchos motivos. Por una parte, fue una de las coreografías que más éxito dio a Nijinsky. Por otra, ese papel de bufón, de marioneta era perfecto para expresar lo que Marcos siente: la pérdida de control de su cuerpo, la necesidad de dirigir sus propia vida y no permitir que otros muevan sus hilos. Lo que tal vez sintió Nijinsky, que perdió el control de su vida y de su mente (pasó los últimos 31 años de su vida en psiquiátricos). Además, la coreografía tiene una lucha a muerte entre dos de las marionetas que van a ser representadas por Marcos y Álex, a quien admira y envidia por su talento como bailarín. Esa lucha en el escenario es una metáfora de la lucha que sufre Marcos en la vida real. Por último, Bronislava Nijinska, la hermana de Vaslav Nijinsky, en su libro Early memories, relata la fascinación del Nijinsky niño con el espectáculo de marionetas de Petrushka. Así pues no tenía más remedio que escogerla. 


4. Me gusta el personaje de la madre, parece de esos personajes callados y secundarios pero cuando se la necesita es comprensible y ayuda a su hijo en varias ocasiones pero ¿qué quiere la madre para Marcos? 

El personaje de la madre, que parece que pasa de puntillas por el libro, tiene mucha fuerza. Es la que consigue el equilibrio en la casa, es la columna vertebral. Ella quiere ante todo que su hijo sea feliz y para eso sabe que él deberá elegir su propio camino y que este puede pasar por dejar el baile, algo que su padre parece no aceptar. Quiere mostrarle a Marcos que hay mucho mundo más allá del conservatorio y que las decisiones importantes no pueden ser el resultado de un arrebato. 


5. Los abuelos en esta novela son especiales, tenemos a uno que no aprueba que se nieto baile y por otro lado el abuelo de Marcos que parece comprenderle con una relación especial con él. ¿Por qué estos dos puntos de vista?
Creo que son dos extremos que se encuentran en la vida real, por eso aparecen ambos. Quería mostrar también ese prejuicio que hay sobre los chicos bailarines, aunque de una manera soslayada ya que ese no es el conflicto del libro y porque creo que, afortunadamente, también esto está cambiando. 


6. En el libro vemos también cómo son de duras algunas clases y cómo algunos profesores, en este caso profesora, se pasa un poco en algún momento de la novela con algunos alumnos entre ellos Marcos....pero ¿qué piensa realmente Rita de Marcos? ¿Se inspiró en alguien real? (que es un mediocre, que es bueno....)

Lo que Rita piensa de verdad de Marcos no lo sabe Marcos y por tanto tampoco yo. En el libro hay frases literales sacadas de algunos profesores de danza que he escuchado a compañeras del instituto de mi hija Marta. Todos los estudiantes de los tres conservatorios profesionales de danza públicos estudian juntos en las clases vespertinas de ese instituto. 

7. ¿El dolor que siente algunas veces Marcos cree que es de su conciencia o del alma... es metafórico ? (aunque en algunos momentos de la novela esté al borde del colapso y esté extenuado.)

Hay mucho dolor en el libro. Dolor físico para moldear el cuerpo y poder bailar y dolor de la conciencia o del alma, como quieras llamarlo. No e sun dolor metafórico, es un dolor real. El dolor de no saber qué es lo que uno desea, de sentirse perdido y sin control sobre tu propia vida. 


8. Los amigos que ha hecho Marcos en el conservatorio ¿cree que seguirán en contacto con él pese a su decisión....? ¿Cuál de estos amigos cree que apartará de su vida a Marcos?

En el libro, Marcos no toma ninguna decisión definitiva. Quería que la historia terminara ahí para que la continuara el lector. Cederle el testigo. Hacerle pensar en los posibles caminos para que haga suyo el libro. Y en este sentido, creo que debe ser cada lector el que indague que sucederá con Marcos y con sus amigos. 

9. Si “Biografía de un cuerpo” fuese un paso de baile ¿cuál sería?

Un salto, por supuesto. Un gran salto, uno de esos que parece querer romper las leyes de la física. Lo que no cuenta el libro es el final del salto. El aterrizaje. 

10. ¿Quisieras añadir algo más a esta entrevista o decir algo a los seguidores de la web? 

Simplemente, que espero que el libro les guste a los lectores y que les sirva para reflexionar sobre sus propias búsquedas. Desde luego, este libro nació como una necesidad propia de entender a esos adolescentes que, como mi hija Marta, dedican muchas horas a una disciplina tan exigente como la danza. Pero deseaba ir más allá de mi propia experiencia, romper los límites de la realidad para entenderla mejor, para reflexionar sobre el cuerpo, sobre la identidad, sobre las relaciones padre-hijo, sobre el arte. Es un libro sincero. Es lo único que puedo decir en su defensa.

What do you think about this article?

Previous Post

Next Post