19 sept. 2012

Una botella del mar en Gaza de Thierry Binisti

Tal es una chica francesa que vive con su familia en Jerusalén. Acaba de cumplir 17 años: la edad de la primera vez en todo: primer romance amoroso, primer cigarrillo, primer piercing. Y también primer atentado.

Tras la explosión de un kamikaze en un bar de su barrio, Tal escribe una carta a un Palestino imaginario contándole sus dudas y su rechazo en admitir que sólo pueda existir una relación de odio entre los dos pueblos.
Introduce la carta en una botella y se la da a su hermano para que la arroje al mar cerca de Gaza, donde se encuentra cumpliendo el servicio militar. A las pocas semanas, Tal recibe contestación de un misterioso Gazaman…


Una película basada en la novela de Valérie Zenatti. Una película que me ha cautivado y llegado al corazon tocandome en algunas escenas la fibra sensible, de una manera elegante y sencilla Thierry Binisti nos muestra la vida de dos jóvenes que no tienen nada en común , pero conforme va avanzando la película verán que tienen muchas cosas que contarse y muchas cosas que saber de un lado y de otro.
Una reflexión de un problema internacional en el que unos países y otros dan la espalda a lo que en realidad esta ocurriendo , contando a través de mails y de reflexiones nos adentramos en este drama.
Un soplo de aire fresco en la cartelera, unas actuaciones tanto de Mahmoud como de Agathe que os dejaran con la boca abierta, no parece una película muchas veces, parece como si os estuvieran contando al oído su vida, como se sienten, lo que piensan.
Un viaje al corazón del conflicto de una manera en el que todos los que desconozcan que es lo que pasa en este lugar, que para algunas personas piensen que les queda lejos, se equivocan.
Nos toca a todos y de la forma en la que el director lo plantea me ha encantado.
Coger a dos personas de diferentes culturas, formas de ser, formas diferentes de ver la vida y hacerlas encontrarse de esta forma, de una manera  tan delicada, con tanto sentimiento...Os dejara sin palabras y es que entre tanto drama podréis un poquito de esperanza.
Sin dudarlo, os la recomiendo encarecidamente, una obra maestra.






*Agradecimientos a la productora

Previous Post

Next Post