En el mundo de la Familia Addams estar triste es ser feliz, lo insensato es lo sensato, sentir dolor es sentir alegría, lo imprudente es lo prudente y la muerte y el sufrimiento son la materia de la que están hechos sus sueños. Sin embargo, esta peculiar familia está a punto de enfrentarse a una de las pesadillas más espeluznantes (y más comunes) a todo progenitor; sus niños se hacen mayores.
Durante cientos de años, Gómez y Morticia, han tratado de preservar los auténticos valores Addams, tan especiales como únicos, pero por mucho que deseen seguir viviendo en esa armonía, algo inesperado va a acontecer: su macabra y querida hija Miércoles se ha enamorado de Lucas Beineke, un chico dulce, cariñoso e inteligente de una familia “normal” y respetable de Ohio.
Bienvenidos a una nefasta, fatídica e hilarante noche, en casa de los Addams, los más ocultos secretos se van a revelar, las relaciones, amoríos y amistades serán examinadas, y la Familia Addams al completo, ancestros incluidos, deberá hacer frente a la única y terrible cosa que ha logrado evitar durante generaciones: el cambio.

¡Tragedia! Miércoles Addams se ha enamorado. Con todo lo que ello conlleva. Pues no sólo ha experimentado cambios en su agrio carácter, sino que además pretende que su familia se comporte de forma normal durante una cena en la que les presentará a su novio Lucas y a sus padres. Pero, claro, ¿qué es normal? Porque resulta que la normalísima familia Beineke es cualquier cosa menos normal. O sí. No sé. El caso es que mientras todos hacen de tripas corazón para aceptar a la nueva pareja, los secretos que ocultan les obligarán a replantearse sus propios matrimonios y enamoramientos plantónicos. Todo este cóctel de supuesta normalidad da lugar a una enrevesada historia sobre amor, familia y alegría de vivir (o morir), que causará carcajadas y escalofríos a partes iguales.

Las interpretaciones de todos los actores son terroríficas (en el buen sentido, ya me entendéis) y desternillantes. Miércoles (Lydia Fairén) con el gesto serio de «estoy más feliz que en toda mi vida y se me nota» y una voz que hiela la sangre, Gómez (Xavi Mira) con sus guiños a la actualidad política y social que tan a cuento vienen en un guion de terror y Fétido (Fernando Samper) tan tierno y adorable. Los ancestros que acompañan a la familia hacen todo lo contrario a lo que su nombre indica, pues llenan de vida el escenario con unas coreografías que me parecieron maravillosas. Pero, sin duda, mi favorito fue Lurch (Javier Canales), el mayordomo. Atentos a todos sus movimientos (aunque igual os perdéis alguno si parpadeáis) porque no tienen desperdicio.

Otro punto fuerte es la escenografía, que, sin ser demasiado compleja, recrea muy bien la mansión gótica en la que se desarrolla toda la trama. Y para que incluso el público se sienta parte de la historia, la sala del teatro está decorada con detalles bastante inquietantes. Más vale no despistarse porque os podéis encontrar con unos compañeros de butaca un tanto peculiares, además de sentir en vuestra propia piel la presencia de los ancestros de la familia Addams.

Podéis disfrutar de esta terrorífica comedia musical en el Teatro Calderón de Madrid hasta el 25 de marzo. Después, los Addams harán las maletas para repartir un poquito de su sombrío amor por todo el país. Si no queréis perderos su paso por vuestra ciudad, os recomiendo visitar la web del musical para enteraros de todas las próximas fechas.

Y, para terminar, si me permitís un consejillo de amiga para los que aún no habéis comprado las entradas para el Calderón: aunque son las más caras, las primeras filas de la platea son de visibilidad reducida. El escenario es bastante alto y no es recto como aparece en la web, sino que tiene forma de pico. Las filas hasta la nueve, más o menos, están situadas a los lados y se pierde muchísima perspectiva. Así que mejor más atrás e incluso en la parte central de la primera planta. Vuestro cuello os lo agradecerá.

—Opinión de Inés Díaz Arriero—

3 comentarios

  1. Interesante descubrimiento, de peque adoraba a esta peculiar familia así que no me importaría disfrutar de eso una vez más.

    Beso =)

    ResponderEliminar
  2. Me encantaría poder ver la obra. De siempre fan de la familia Addams.

    ResponderEliminar
  3. Pues yo tenía mis dudas porque Miércoles no terminaba de encarjarme y soy muy fan de la Familia Adams, pero me has convencido 🤔

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)

Instagram