Frankie Rowley es una agente literaria que tiene una única clienta y una asistente desastrosa. Su negocio hace aguas, su amante no es exactamente un príncipe azul y su familia la vuelve loca. La relación más íntima de su vida la mantiene con su iPhone.Así que cuando, en un viaje a San Francisco en busca de cerrar un contrato con un autor ermitaño al que quiere convencer para representar lo pierde, el mundo se derrumba a su alrededor. 
Rápidamente se hace con un teléfono de sustitución y empieza a recibir mensajes de texto claramente dirigidos al antiguo propietario de su nuevo número, una mujer, Aimee, que parece muy querida por los mensajes que recibe.
A partir de una serie de malentendidos y una curiosidad malsana, Frankie acaba conociendo a la familia de Aimee, entrando en su mundo y comprendiendo la razón de esos cariñosos pero extraños mensajes...


Este libro es de los que llegan a tu vida por casualidad, y terminan no solo acompañándote varias noches, acaban quedándose contigo para siempre, como uno de esos libros que vas a recomendar hasta el infinito, como una de esas historias que cuando estés en la misma situación que Frankie, la pedirás consejo, aunque sea con un mensaje de texto silencioso.
Una historia que tal y como empieza, no sabrás como termina hasta que no hayas llegado al final del todo y aún así, te gustaría volverla a leer una y otra vez.

Estoy segura de que casi todo el mundo, en alguna ocasión ha hecho alguna locura por algo, y/o por algo pero empujada por alguien, y en ese disparate, han ocurrido cosas que jamás pensabas que pasarían y sobre todo que te sucederían a ti.
Es el caso de Frankie, ella ha luchado por su sueño y ahora anda pisando arenas movedizas no solo en el tema sentimental, también en el profesional o laboral, como queráis llamarlo.
Pero a veces, un viaje te cambia la vida por completo y ese viaje hará que cambie el personaje de Frankie y que el lector la vea con otros ojos.

En una trama como la de un mensaje para tu corazón, hay tiempo para los personajes locos, para los ermitaños, para los que aún siguen de duelo, un sin fin de personajes, que harán las delicias de cualquier lector.
Nunca me he parado a pensar, que en un avión puedes conocer a alguien que te cambie la vida, aunque en un primer instante no la puedas ni ver, tampoco me paré a pensar hasta que leí este libro, como sería mi vida sin mi móvil, o si me cambiasen el número por unos días ¿Qué pasaría? ¿Cómo me sentiría?

Niamh Greene, me ha conquistado, su pluma es maravillosa y este libro es una pequeña joya, un libro del que no has oído hablar, pero presientes que va a ser esa historia perfecta que estabas buscando.
San Francisco como telón de fondo, una ciudad en la que no me importaría vivir una historia como la que vive Frankie, no me importaría perderme por sus calles, ir a ver una película a su cine al aire libre...
No me acuerdo de cuando fue la última vez, que leí un libro con esta ciudad como telón de fondo, pero sin duda, ha sido el escenario perfecto.

Aunque este libro, tiene toques de humor muy sutiles y delicados, a su vez, es tierna, triste, pero es la historia perfecta que a cualquier lector y/o lectora le gustaría vivir, porque como dice Niamh Greene
"Puede que tú no creas en el destino, pero eso no significa que el destino no crea en ti.
Deseando leer otro libro de Niamh Greene, otro de mis libros favoritos de este 2017, una verdadera joya, uno de esos libro que lo cierras, suspiras, y lo pones en la estantería de libros para llevarte a una isla desierta, eso sin contar con que leyéndolo, me hizo llorar un par de veces.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)