Pierre, viudo y jubilado, no sale de su casa desde hace dos años. Poco a poco descubre las alegrías de Internet gracias a Alex, un joven contratado por su hija para enseñarle los conceptos básicos de los ordenadores. En un sitio de citas, una hermosa joven, Flora63, le ofrece una primera cita.


- ESTRENO 25 DE AGOSTO- 













¿Qué tiene el cine francés que tanto adoro? Quizás que nos vemos reflejados en los personajes que vemos, o tal vez sea que, son únicos para hacer dentro de una historia algo disparatada, afloren lo que realmente sentimos o en este caso como se siente Pierre y lo que intenta recuperar que hace años perdió. 

También puede ser, que en una misma trama, nos encontramos con personas de distintas edades, diferentes posturas y formas de ser y esto enriquezca a la película, o también puede ocurrir que son únicos para hacer que en una trama podamos tener miles de sentimientos a flor de piel. En lugar del Sr. Stein, nos encontramos frente a la juventud de Alex, que sabe lo que quiere pero que vive a la deriva y como en un espejo, reflejado ante Alex, vemos a Pierre, un solitario anciano, que vive aislado, algo huraño y un poco mandón. 

En esta película, vemos como el destino o la "suegra" de Alex, le pone a ganarse algo de dinero en casa de su padre. Y aunque al principio no se llevarán nada bien, el espejo del que antes hablaba, se transformará en Alex, que volverá a saber lo que quiere y Pierre despertará del letargo en el que habitaba y se sumergirá en el mundo virtual. Pero ¿Qué pasará cuando das a alguien que lo necesita una ventana al exterior sin moverse de su casa? Pues que el lío estará servido. Nos encontraremos ante situaciones divertidas, hilarantes y únicas, pero a su vez, seremos testigos de como la relación entre Alex y Pierre cambiará radicalmente. 

Es una comedia perfectamente construida e hilada, es tierna, ingeniosa, suspicaz y aguda. Ver una película como esta, los americanos no te la van a dar, y el humor que emplearían los ingleses, puede que la estropeasen, pero los franceses, cuidan cosas pequeñas cosas u detalles que hacen que sea exquisita. Aunque es una comedia romántica, el humor no predomina toda la trama y la historia, es como un buen vino, poco a poco lo saboreas y te embriagas. Lo sencillo, a veces funciona, y en lugar del Sr. Stein, lo hace a las mil maravillas.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)