Baby (Ansel Elgort), un joven y talentoso conductor especializado en fugas, depende del ritmo de su banda sonora personal para ser el mejor en lo suyo. Cuando conoce a la chica de sus sueños (Lily James), Baby ve una oportunidad de abandonar su vida criminal y realizar una huida limpia. Pero después de ser forzado a trabajar para un jefe de una banda criminal (Kevin Spacey), deberá dar la cara cuando un golpe malogrado amenaza su vida, su amor y su libertad.


-ESTRENO HOY- 







Baby Driver , se convertirá en una película de culto en un abrir y cerrar de ojos, porque solo la mente brillante de Edgar Wright , podría haber creado una joya que uniese cine, música, literatura, automóviles...vamos que culturalmente hablando es de las películas más completas del séptimo arte.
El inicio te recuerda a las producciones de aquellos años 60, 70...e incluso la estética que utiliza este genio, te hará rememorar películas también de esas maravillosas décadas. 
El señor Wright, ha hecho una película que no se va a volver a repetir, solo espero que no sea como Big Fish para Tim Burton y que esta obra maestra se vuelva a repetir.

Con un reparto que une varias generaciones de actores y actrices, este ha sido otro de los grandes aciertos de Baby Driver, y es unir a varias mentes y personalidades opuestas que a su vez, vienen de distintos sectores de series y de cine y encajar estas piezas sin despeinarse pero tampoco sin forzar nada, en esta película todo fluye de forma natural y maravillosa.
Salí fascinada, con la boca abierta y preguntándome ¿La gente se fijará en Baby Driver por delante de otras super producciones? 

Solo espero que la gente valore esta película como se lo merece, que los espectadores que vayan a verla y les haya gustado, lo cuenten a todo el mundo y se quede por mucho tiempo en la cartelera, porque no es una historia al uso, una producción que te expone los hechos y sales como has entrado, con Baby Driver, sales renovado en muchos aspectos.

No es una película para nada seria, tiene ese toque de humor fino, sencillo y sin grandes florituras, pero personalmente, es el que mejor quedaba con Baby Driver.
El elenco, este elenco es soberbio de verdad, poder ver a todos estos talentos reunidos en esta película ha sido fantástico, una gozada, un verdadero lujo.

No es para nada una película predecible, puedes imaginar como es el carácter o forma de ser de cierto personaje, pero hay varias escenas que pensabas que irían por un lado y te encuentras con la boca abierta y dando palmas en tu asiento, mientras tu pie se mueve sin parar, por la banda sonora.
Baby Driver , es de esas películas que te hacen volver a creer en la magia del séptimo arte y en la cantidad de buenas historias que se podrían contar, pero nunca llegan a cuajar del todo. 
Chapeau Edgar Wright, otra de las películas de mi vida.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)