Aurore Tabort está separada, acaba de perder su empleo y recibe la noticia de que va a ser abuela. A sus 50 años su vida parece estar estancada, pero cuando se encuentra por casualidad con un antiguo amor de su juventud, se produce un cambio en Aurore, y se niega a admitir que esa podría ser la ocasión perfecta para empezar una nueva vida. ¿Y si nunca fuera tarde para embarcarse en una nueva aventura?


-ESTRENO 28 DE JULIO- 



Blandine Lenoir, nos muestra la cara amable de tener cierta edad y los cambios que esa edad conlleva, ya sean físicos u/y hormonales, pero lo hace con mucha delicadeza, pero con una franqueza abrumadora, por lo que el equilibrio entre la amabilidad y el ser "directa" se complementan la mar de bien.
Sobre todo porque tenemos a veces ciertas palabras o ciertos temas "tabúes" como es la menopausia y esta directora, nos lo pone todo encima de la mesa de una forma tan natural, que a veces asusta, pero a la vez, el espectador se siente cómodo con lo que ocurre, sonríe y lo ve o mejor dicho lo mira de forma natural, gracias a la genial , Agnès Joui .

El personaje de Aurore Tabort , es un personaje en stock, una actriz que parece que en vivo y en directo la dan esos sofocos, esos cambios de humor...como si no estuviese actuando, como si lo que la ocurriese fuese en tiempo real, y las situaciones con sus hijas, con las elecciones que tiene que realizar, llega un momento en el que no piensas que estas viendo una película, parece que estés siendo testigo de un "programa en vivo".

Es una comedia ácida, sobre todo algunas de las situaciones que podremos ver, son destornillantes, diría hasta que surrealistas, pero genialmente puestas y no introducidas con calzador.
Me ha gustado el hecho de que aunque es una película femenina , el toque masculino que ha introducido la directora en 50 primaveras, sea realmente acertado, que el cast masculino este cuando se le necesita para volver a dar aire fresco a esta historia y a la trama.
La amiga de Aurore Tabort, es otra de las cosas que me han gustado mucho de esta película, es una persona sensata pero que a la vez cuando se la cruzan los cables, es la encargada de dar el empujón o la que hace que la vida monótona  de Aurore cambie por unos momentos.

Es la primera película que veo de Blandine Lenoir, pero no será la última vez que me acerque a su cine.
Aunque algunos personajes sean planos , es capaz de dotarles de algo de alma, de vida, de algunas cosas que los hace al espectador interesantes y capaces de seducirles.
50 primaveras , también toca los primeros amores verdaderos,  las rupturas, el iniciar algo nuevo...es una película en la que la protagonista está en constante movimiento.
Deliciosa comedia ácida.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)