Pocos días antes de morir, Nel Abbott estuvo llamando a su hermana, pero Jules no cogió el teléfono, ignoró sus súplicas de ayuda. Ahora Nel está muerta. Dicen que saltó al río. Y Jules se ve arrastrada al pequeño pueblo de los veranos de su infancia, un lugar del que creía haber escapado, para cuidar de la adolescente que su hermana deja atrás. Pero Jules tiene miedo. Mucho miedo. Miedo al agua, miedo de sus recuerdos enterrados largo tiempo atrás, y miedo, sobre todo, de su certeza de que Nel nunca habría saltado…












Escrito en el agua,es como una fotografía polaroid, en la que poco a poco los personajes irán apareciendo y nos meterán en una corriente, en una espiral en la que desconoces como vas a salir a la superficie (después de haber terminado de leerlo) o como lo harán los protagonistas de esta novela.
Una novela llena de voces la mayoría femeninas, que tienen gran peso en la historia, que son importantes para entender y complementar el resto de voces que aunque secundarias, pueden llegar en un instante a tener mucha importancia para sumar dos más dos.

Una novela que conforme vas pasando las páginas te sumerges más y más en una profundidad de la que por adicción no quieres salir hasta que Paula Hawkins, no ponga todas las piezas del ajedrez en su sitio.
Y es que este libro lo he visto como una gran batalla entre los recuerdos, las vivencias y los sentimientos.
También como lectora es una ansia el conocer la verdad de todo.

Es una historia muy oscura,aterradora en algunas partes y ocasiones, pero sobre todo, con el factor maravilloso de tener un pueblo pequeño, en donde todos se conocen, todos hablan de todos y hay muchos hilos de los que tirar.
Aunque os confieso, que me perdí al principio con tanto nombre de personaje y eso me hizo volverme loca, hasta que todo en mi cabeza loca quedo bien atado, es el único "pero" que le encuentro, que sino estás atento/a te puedes perder.

Está muy bien escrita, y aunque puede resultar pesada en remover cientos sucesos del pasado de algún personaje en concreto, es esencial para el buen desarrollo de los personajes y la novela.
Algo que destacaría de escrito en el agua, son los giros argumentales que da en varias ocasiones, las partes en las que está dividida, estas partes y donde se cierran o en el suceso exacto mejor dicho, es importante, es un detalle que no debéis dejar de mirar.

Es emocionante como dudar de todo aquel que aparece en esta novela, de si lo que cuenta ese personaje o lo que nos narra otro pero bajo su punto de vista es verdad...te vuelves loco/a, pero creo que Paula Hawkins, con lo que ha jugado su mejor carta, ha sido con ese final, un final de esos que dices ¿de verdad? y te hechas las manos a la cabeza.
Se lee en un suspiro y al acabarlo te deja hecha un lío, pero personalmente lo he disfrutado mucho.


2 comentarios

  1. Cierto, hay que centrarse mi al principio con tanto personaje. Pero va a más según avanza

    ResponderEliminar
  2. Lo acabo de comprar para regalar, espero que le guste.
    Yo también me eché las manos a la cabeza!!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)