Basada en el best seller finalista del Premio Pulitzer de Philipp Meyer,The Son explora la ascensión al poder de la familia McCullough en el negocio petrolero a principios del Siglo XX hasta llegar a ser una de las familias más poderosas y ricas de Texas. La serie muestra la transformación de Eli McCullough (Pierce Brosnan), el carismático patriarca de la familia y poseedor de un exitoso rancho petrolero, que pasa de la inocencia más bondadosa hasta la violencia más calculadora, sentimiento que se ve reflejado constantemente en su forma de hacer negocios.


En el primer episodio de The son, pudimos conocer a casi todos los personajes porque intuyo que alguno no se ha presentado aún al espectador. 
No todos los personajes en este episodio están bien dibujados, porque aunque intuimos algo, solo apreciamos una sola capa. 
Pero lo que sí se aprecia con suficiente claridad y en los primeros quince minutos, es la trama principal de The son, aunque también como espectadora, intuimos que hay alguna trama secundaria escondida que nos sorprenderá.

En esta serie realista, no nos encontramos ante nada fantástico, sino que en The son, la vida es el personaje principal y ante ella bailan el dinero, poder, la familia...etc
Digamos que nos enfrentamos ante un Eli McCullough, casi desconocido para el espectador, conocemos como es ahora, conocemos parte de su pasado, pero no sabemos lo que ha tenido que recorrer hasta llegar hasta donde esta, aunque no hay que ser muy listos para darse cuenta de que no es trigo limpio, pero esperas algo más de él.

Por otro lado, en este primer episodio, nos muestra otra familia que aunque tienen muy buena relación entre los McCullough, nos damos cuenta de que la tensión aunque no declarada, se palpa en el ambiente.
Imaginaros 1836 cuando Texas se independizó y vivir como viven los personajes, en un lugar que está a punto de saltar por los aires.
Pero también me dí cuenta de que tenemos dos formas de pensar en una misma familia, por un lado a Eli McCullough, y por el otro a su hijo mayor, con el que a veces las miradas sobran ante las palabras.

Algo que destacaría de este primer episodio, es el magnifico duelo de actores Carlos Bardem vs Pierce Brosnan, cada uno en su rol, destaca y cuando uno esta frente al otro, la verdad es que no sabes a quien mirar para poder vislumbrar un poco más de lo que ocurre.
Pienso que el personaje de Carlos Bardem, habrá hecho cosas malas, pero le veo más claro, más directo, más transparente, me encantaría seguir su evolución.

Mediante flashbacks nos encontramos con el pasado de Eli, dicho pasado nos encantaría conocer de golpe, pero a su vez entiendo de que nos hayan querido dar píldoras, pero creo que hasta que no conozcamos como realmente ha llegado hasta ahí, no cerraremos un círculo.
La serie no me ha disgustado, al contrario, me ha parecido muy interesante y la he disfrutado, pero hay un par de escenas un tanto duras para mis sensibles ojos, pero oigan, lo que nos muestra The son,
c´est la vie.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)