Pablo Pundik es actor, director y profesor de teatro. Empezó en el teatro de niño en el cole y desde entonces nunca lo ha dejado. Dirige el taller de Teatro Asura (1987), y es coautor del libro “IMPRO, 90 juegos y ejercicios de improvisación teatral” disciplina de la que él es uno de los pioneros en España.
En esta entrevista Pablo nos cuenta los inicios de la impro. El origen en España, el presente y también cómo él percibe el futuro de esta singular disciplina artística.
Me recibe en su mítico taller de Teatro Asura, escuela donde han sido formados muchos de los grandes improvisadores teatrales de Madrid y lugar de celebración de las maratones de improvisación y multitud de eventos de impro.



- Jaime: ¿Cuándo y cómo nace la improvisación teatral en España?
- Pablo Pundik: Parece ser que primero hay un pequeño grupo en Valencia, y lo potente surge a raíz de un curso que da allí el director de la liga de improvisación francesa. De aquello nace la compañía Imprebís, que podría decirse que es la compañía pionera de impro en España. Yo estaba también en esos cursos de modo que aprendí de la mano de un pionero de la impro en Francia.
En Madrid surge la impro en el Teatro Asura aproximadamente hacia el año 1991/1992. Entre los años 1997 y 2000, poco a poco fue creándose un grupo interesante de improvisadores, éramos la Liga de Improvisación Madrileña, entrenábamos y hacíamos el match de Improvisación con gran éxito de público. De ahí surgieron Impromadrid o Jamming, gente como Nacho Soriano, Ignacio López, Borja Cortés, Raquel Racionero, Juanma Diez, Lolo Diego…Ana Morgade. Algunos fueron alumnos míos cuando ellos tenían 13 o 14 años. Venían a clases de teatro para adolescentes. Después cada uno creció como actor estudiando y formándose también en otras escuelas. Además hubo actores o gente en formación actoral en otras escuelas que se acercaron a Asura atraídos por la impro, como Paula Galimberti o Joaquín Tejada.



- Jaime: ¿Siempre ha sido en este espacio? (C/Abel 1)
- Pablo Pundik: No, aquí (C/ Abel 1) llevamos 10 años. Al principio comenzamos en la calle Asura, luego fuimos para Prosperidad y finalmente surgió esta zona (Cuatro caminos) en la que llevamos 20 años; 10 años en un local a 200 metros de aquí y otros 10 en el espacio actual.



- Jaime: La primera improvisación que vi fue de ”Los doctores de la impro”. ¿Se formaron en Asura?
- Pablo Pundik: Sí, pero fue más posterior de lo que te estoy contando. En 2009 organizamos una formación llamada escuela de impro, era clases todas las mañanas durante un trimestre y los profes fuimos Borja Cortés, Raquel Racionero y yo. Ahí estaban como alumnos Álvaro Manso, Juan Gamba, también Dani Llul. Yo no sé cómo surgió “Los doctores de la impro”, quizás ese encuentro entre Álvaro y Juan Gamba fue el germen de la compañía, también Teresa Hernando y Mario Aliaga estuvieron en curso de impro en Asura en aquella época.
El caso es que la mayoría de los improvisadores profesionales, de alguna u otra manera, descubrieron la impro en Asura. Ahora hay muchas escuelas y gente dando clases de impro, y habrá quien no sepa lo que es Asura, pero los pioneros de la impro como Impromadrid, Jamming, Los doctores de la impro, Cúa, Calambur o Improimpar fueron alumnos o de Asura o de alumnos de Asura. Por ejemplo Javi Pastor comenzó en la impro de la mano de Ignacio López (profe de Impro de Asura, en aquella época), nos llamaron de la escuela de Ingeniería de Telecomunicaciones para impartir un curso a los alumnos, entre ellos estaban DaniMan y Javi Pastor, creo recordar.


- Jaime: La improvisación es un tipo de teatro, digamos, más minoritario. Sin embargo, da la impresión de que poco a poco se está dando a conocer cada vez más.

- Pablo Pundik: Sí, porque es un tipo de teatro que tiene menos tiempo, pero ha cogido mucha fuerza en los últimos 5 o 6 años. Antes era inimaginable lo que está haciendo por ejemplo Jamming, llenar un teatro de 400 butacas. Y ahora al público le interesa pero es algo todavía en cierto modo “nuevo”.



- Jaime: ¿Es más difícil el teatro improvisado que el teatro convencional? ¿Qué tiene más mérito?
- Pablo Pundik: Es una pregunta difícil de responder, depende de los gustos de cada persona. Todo tiene su dificultad.



- Jaime: ¿Un buen improvisador debería ser un buen actor de teatro?
- Pablo Pundik: Pienso que sí. Es algo previo, para ser buen improvisador hay que ser buen actor. Un buen improvisador es un buen actor.



- Jaime: Y sin embargo, al revés no tanto. ¿Qué diferencia hay?
- Pablo Pundik: Puede ser, pero porque los actores improvisadores llevan muchos años haciéndolo. Si los actores no improvisadores lo practicaran seguro que lo harían muy bien. En teatro la creación del personaje es una elaboración quizás más fina mientras que en la impro es una creación más vertiginosa y espontánea. Pero el material de trabajo es muy similar: compromiso, imaginación, emocionalidad, transformación…



- Jaime: ¿El truco en la impro está en no pensar?
- Pablo Pundik: El truco está en no quedarte atrapado en tus pensamientos. Si piensas es difícil quitarte los pensamientos de la cabeza, ahora bien, si eres capaz de pensar pero darte cuenta de que eso no va en la buena dirección y no interesa, y eres capaz de quitártelo de la cabeza entonces es una buena cualidad del improvisador. Cuanto menos pienses mejor, pero es algo inevitable, tendemos a pensar continuamente. Lo interesante es dejar pasar el pensamiento o utilizarlo en el momento que proceda. También escuchar, sentir y dejarse llevar.
- Jaime: ¿Se celebran torneos o campeonatos nacionales e internacionales?
- Pablo Pundik: Sí. Nosotros hemos estado en campeonatos mundiales en Europa, y en Sudamérica. En castellano y en otros idiomas. En Madrid se han hecho también campeonatos internacionales.



- Jaime: ¿Qué beneficios tiene la improvisación a nivel personal? Desarrollo artístico, crecimiento personal…
- Pablo Pundik: Practicar impro activa muchas cosas interesantes para el desarrollo de las habilidades sociales en el ámbito personal y también laboral. Presencia, capacidad para comunicar, también para escuchar que es algo a lo que no estamos acostumbrados y de repente descubrimos que eso nos da mucha información de lo que nos rodea, ayuda a tomar decisiones, sentirse más seguro con tu cuerpo, voz, mirada, con tus compañeros… trabajar en equipo y ser capaz de sentir placer ante situaciones inesperadas donde no manejas la situación y sin embargo lo disfrutas sin caer en pánico. Es muy positivo para muchos aspectos.



- Jaime: Cuéntame en qué consiste la famosa maratón de Asura.
- Pablo Pundik: Se hace en Asura pero en realidad es una iniciativa de Omar Argentino Galván, experto y veterano improvisador argentino. Medio vive en Madrid, y su compañía, que es él solo, cumplía 15 años, en el año 2015. Entonces para celebrar ese cumpleaños, decidió organizar una maratón de impro. Como nos conocemos y somos muy amigos, me sumé encantado a la propuesta, ofreciendo Asura como espacio para el evento. Él lo ha organizado también en México, en Buenos Aires y muchos otros sitios alrededor del mundo… En Madrid ya llevamos 5 o 6 veces, y seguiremos. Es una convocatoria abierta a todos los improvisadores y aficionados a la impro. Las primeras 3 horas digamos que son actores más profesionales, luego ya está abierto a formatos de todo tipo, alumnos y aficionados mezclados con actores profesionales. Incluso hay una especie de karaoke pero de impro llamado improke. Cada hora o 45 minutos hay un distinto formato de impro.



- Jaime: ¿Con qué periodicidad suele hace hacerse?
- Pablo Pundik: Lo estamos haciendo cada 3 o 4 meses.



- Jaime: Para terminar, háblame de tu libro. “IMPRO, 90 juegos y ejercicios de improvisación teatral” Creo que se ha editado hace poco ¿no? ¿Cómo surge la idea y cómo se desarrolló el proceso de escritura?
- Pablo Pundik: Se ha editado hace un par de meses. Borja Cortés y yo tenemos muchos años de amistad, complicidad y trabajo en común alrededor de la IMPRO. Hace tiempo que queríamos escribir un libro sobre la impro. Alfredo Mantovani, compañero y amigo, de Sevilla, tiene el vicio de publicar revistas y libros de pedagogía teatral. Alfredo nos propuso juntarnos con otros improvisadores para escribir un texto de IMPRO. Así surgió.
El formato con ejercicios prácticos lo propuso Alfredo, porque tiene experiencia publicando una colección de libros de teatro pedagógico en la editorial Octaedro. Él fue el coordinador. De modo que los autores somos, Alfredo Mantovani, Borja Cortés, Encarni Corrales, Joserra Muñoz y yo, Pablo Pundik.
Nos poníamos en contacto haciendo las reuniones por Skype durante 2 años o más, porque entre 5 coautores, de distintas ciudades, no es fácil. En el libro proponemos una técnica muy precisa. Y la hemos tenido que precisar nosotros, no teníamos una referencia, hay libros de impro, sin duda, pero la precisión y el orden que hay en este libro no lo conozco. Igual lo hay en otro idioma, no lo sé, pero en castellano no hay un libro como este que tenga este rigor terminológico.
Tiene una estructura y un contenido que lo hace interesante para mucho tipo de gente; un profesor del cole que da talleres de teatro, un profesor de impro, un alumno de impro…prácticamente a todos los niveles puede interesar. Es muy práctico y tiene mucho trabajo de elaboración. A nosotros nos sirvió también para aprender durante el proceso de creación de esta técnica tan precisa. Ha sido una experiencia muy enriquecedora.



- Jaime: Por mi parte nada más. Muchas gracias por todo.
- Pablo Pundik: Gracias a ti.




Entrevista realizada por Jaime Fernández Palacios.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)