BILLY LYNN, basada en la alabada novela superventas de Ben Fountain, está narrada desde el punto de vista del soldado de 19 años Billy Lynn (el debutante Joe Alwyn) quien, junto al resto de los soldados del pelotón Bravo, se convierte en un héroe tras una angustiosa batalla en Irak y lo llevan temporalmente de vuelta a casa para que realice una gira de la victoria. Por medio de flashbacks, que culminan en el grandioso espectáculo del descanso de mitad del partido de fútbol americano del día de Acción de Gracias, la película va desvelando lo que realmente le sucedió al pelotón y muestra el claro contraste entre la realidad de la guerra y las percepciones de los americanos.

- ESTRENO 27 DE ENERO- 







Billy Lynn , es una historia que a partir de que el espectador la vea no le va a pertenecer ni al escritor, ni al director ni a los actores, va a pertenecer a todo el mundo que quiera acercarse a verla.
Una historia que no va a dejar indiferente a nadie por lo que trata y los temas que toca y como lo hace.
Ang Lee,  está acostumbrado a que le toquen historias con todos los sentimientos a flor de piel, pero creo que le ha pillado de sorpresa el adaptar Billy Lynn.

Nos relata lo bonito de la camaradería, de la amistad, lo que es la familia, pero también se mete en el lado oscuro de la guerra y del coco o mente, y aunque de esta unidad Billy Lynn es el más cuerdo, estará en su mano tomar varias decisiones que cambien su vida para siempre.
Billy Lynn, intenta guardar lo bonito, y la belleza de las cosas, por lo que su forma de abrirse ante el espectador, es a través de una serie de flashbacks, es a través de sus ojos, porque la mirada de este joven actor impacta y transmite un sin fin de cosas sin hablar.

No negaré que se me hizo lenta a ratos, que los flashbacks nos enseñan el lado bélico y el presente el lado más de civil, también es verdad y ha sido un buen recurso el utilizar o el separar lo pasado de lo presente de esa manera, pero no obstante, hubo momentos que se me hicieron pesados.
Tiene algunas escenas muy transcendentales que son las que este soldado habla con su superior, y esas charlas son interesantes y preciosas, en cambio hay otras veces en las que abre la boca el sargento y te dan ganas de levantarte de la butaca, meterte en la película y mandarle a pasear.

En esta producción , algunas veces se excede de patriotismo, pero la balanza se equilibra con Billy Lynn ,con su forma de ser tan distinta a otros soldados que aparecen en escena.
La gente se dará cuenta también de que trata la delgada linea entre la cordura y la locura, entre el dar el paso y decir, si tengo el síndrome de estrés postraumático y/o callar.
Es una película con varias capas y profunda como lo es su director Ang Lee y aunque no es lo que me esperaba, tampoco me ha disgustado demasiado.
Joe Alwyn, está soberbio y por una vez en mi vida Vin Diesel me gusta, y es que realiza un rol distinto al que nos tiene acostumbrados.

Billy Lynn, no es la típica película de guerra, muerte y tiros, es algo más profundo y algo más delicado que seguro que trae cola y se discutirá mucho sobre si es buena, mala, mediocre...
Eso si, quedaros con la cara del protagonista porque no tiene parangón, este crío es asombroso.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram