Una vida perfecta puede derrumbarse en cuestión de segundos. Charles y Mary forman un matrimonio que encarna la viva imagen del éxito: él es un próspero hombre de negocios que procede de una familia ilustre de políticos estadounidenses y ella, una cirujana brillante de gran renombre. Sin embargo, su vida de ensueño se ve truncada por la trágica muerte de su hijo mayor en un accidente de esquí. Los padres, atenazados por el dolor y la pena, deciden pasar el verano en Turquía para empezar a reconstruir su vida junto con su hija pequeña Michelle. Pero las que debían ser unas vacaciones idílicas dan un terrible y abrupto giro cuando la niña desaparece. La investigación apunta inicialmente a un secuestro cometido por extremistas islámicos o terroristas kurdos, pero las tensas indagaciones del FBI y la policía turca se ven enturbiadas por pistas que señalan a la trata de mujeres y niñas, a oscuros personajes con antecedentes por pedofilía e incluso a los propios padres.

Segunda novela que leo de Mario Escobar, y segunda vez que tengo que decir que, es un gran maestro de la novela coral, en un gran maestro de saber mantener el ritmo de la trama y que no decaiga, es un gran maestro de crear pasados que se entrelacen con el presente, pero sobre todo, es fantástico poder leer una novela de estas características, sin que a mitad del libro sepas que ocurrirá, quien es el secuestrador...


También, en el caso de Desaparecida, era de vital interés que el lector no dejase de leer y que mediante los flashbacks, fantásticamente bien colocados, pudiésemos ahondar un poco más en la oscura mente de Charles y Mary.
Una novela en la que los personajes están perdidos, están a la deriva, es una novela oscura como la mente de Mary, es una novela llena de recovecos en la memoria de un personaje tan fascinante como complejo, como es Mary.


La luz, creo que la aportan los policias turcos, que son los investigadores del caso de la pequeña, y el punto de inflexión bajo mi punto de vista lo aporta Anna, que es la agente del Fbi, encargada de llevar el caso.
Mario Escobar, ha tratado de manera cruda y real, las relaciones y lo que piensan los turcos de Estados Unidos y viceversa, esos tiras y aflojas que vemos entre la familia y los detectives turcos y viceversa, es genial.
Y ante tanta desgracia, también hay hueco para que afloren los sentimientos de varias formas: amor, odio...

Me ha gustado ver como ante las peores situaciones, se saca a pesear el monstruo que cada persona lleva dentro,y también me ha gustado observar en un giro totalmente inesperado, como el pasado sin esperarlo de esa manera, regresa a la vida de Mary.
Por un hijo/a, se hace lo que sea, pero en esta novela, al tener un personaje no muy cuerda, no te esperas nada de lo que sucederá a continuación.
Me ha encantado poder leer Desaparecida tiene todos los ingredientes que busco en una novela y más, más que recomendada, de lo mejor que he leído este año.

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)

Instagram