El mundo de la escenografía teatral llega a las salas del Museo Thyssen-Bornemisza con la exposición Frederic Amat, la escena pintada. La muestra se adentra en el proceso creativo de este artista y escenógrafo a través de una selección de más de un centenar de dibujos, cuadernos de trabajo, storyboards, objetos y fotografías. En ella se pueden contemplar algunas de sus colaboraciones más importantes, como los montajes de El público de Federico García Lorca, El testamento de María de Colm Toibín, o Iphigenia en Tracia de José de Nebra, cuyo estreno en el Teatro de la Zarzuela coincide con las fechas de esta instalación.
 
La trayectoria teatral de Frederic Amat empieza cuando era muy joven y comprende aspectos diversos del oficio: escenografía, imágenes proyectadas, vestuario, diseño de objetos, carteles y otros materiales gráficos. Ha sido director de escena y ha ideado espectáculos multimedia como Oedipus Rex (2001), El viaje a Simorgh (2007), Blanco (2008) o Maddalena ai piedi di Cristo (2010), siempre desde la doble perspectiva de alguien que es a la vez un hombre de teatro y un artista visual. Los materiales de la exposición confirman esta retroalimentación constante entre pintura y teatro.  

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario :)