Tras hacer estragos en Los Ángeles, asolar Nueva York y atreverse con la mismísima Casa Blanca, la trama de la cuarta entrega se sitúa cinco años después del asalto a la Costa Oeste. Durante estos años, Fin (Ian Ziering) y su familia han vivido tranquilos, libres de los escualos asesinos, que ahora regresarán de forma inesperada. Tara Reid regresa a la saga para desvelar el futuro de su personaje, April, cuyo destino votó la audiencia después de un accidente mortal al final de la tercera película. Con los sharknados de vuelta con fuerzas renovadas, Fin necesitará reclutar nuevos colaboradores para proteger al mundo de tan peligrosa amenaza.





Si estoy de bajón o quiero reír hasta que me tenga que desabrochar el botón del pantalón, sé que está es mi película.
Lo esperaba y así fue, me lo pasé bomba y me parece fantástica como en esta cuarta lo dan todo, lo tiran por la ventana y hacen un bastantes guiños a otras películas míticas.
Y es que creo que,la serie de Sharknado, será también nombrada no dentro de mucho en películas muy conocidas.
La película arranca mucho tiempo después que la tercera parte y lo hace en Las Vegas, por todo lo alto, y es que desde el segundo uno, es capaz de arrancarte una carcajada sincera y de esas que te salen de dentro y es que todo es una vorágine de catastróficas tronchantes desgracias.

Me encantan de estas películas que todo el mundo las vea y lo haga sin cerrar los ojos o sin saltar del asiento, y os lo dice una persona que tiene miedo a las películas de miedo/terror pero con esta serie, se me quita todo ese "mal rollo" y me lo paso bomba, tanto es así, que en una de las escenas de esta cuarta producción, me reí de una forma tan auténtica y tan natural, que los de al lado se me quedaron mirando con cara de ¿Qué ha pasado? y se rieron conmigo (Saben que lo paso mal con películas en serio, de este calibre)

Los actores y actrices, incluyendo los que hacen cameos, lo hacen tan bien y no es ironía, que al espectador le contagiarán su buen rollo y por eso disfrutarán de esta película.
Aunque me quedo con David Hasselhoff porque no solo es el rey de la playa, también el rey de esta parte, sin restarles protagonismo al resto, pero es que cuando hace su aparición, en la gran pantalla, me daba la risa.

La duración perfecta,la dosis perfecta de todo, guión que comienza y acaba pero que no sabes como, perfecto.
No es una gran película, pero acaba siéndola para quien la ve.
¿Quién la quiere ver otra vez? Yo y ¿Quién quiere la quinta parte? Yo.

1 comentario

  1. Yo aún no he visto ninguna de las cuatro, pero tanto oír hablar de ellas me han entrado ganas.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario :)

Instagram